Si corrés, mejora tu cuerpo

Cabeza: Si quieres puedes. Por supuesto hay que entrenar la mejora de la autoestima. Por ej. Entrenando en progresión, de lo simple a lo complejo. La mente se queda con la sensación de la última parte del entrenamiento, por eso si acabás muy cansado, te debilitas mentalmente. Tratá de correr al entrenar, la última parte, con viento a favor o cuesta abajo.

Hombros: si bloqueas los hombros, tu rendimiento baja. Por eso es importante hacer fondos de brazos y ejercicios de tríceps. Es importante correr erguido y no agachado.

Brazos: el movimiento suele ser demasiado corto. Esto hay que entrenarlo. Concentrate en tocar la parte inferior de tus pantalones cortos mientras braceas. Igualmente no corras con los puños cerrados, malgastas energías y tensionás.

Abdominales/Lumbares: El ejercicio más importante para un corredor. Tanto antes como después de correr. Así evitaras todas las lesiones derivadas de la espalda.

Hígado: Las series cortas ayudan al hígado a reciclar ellactato. Además toma abundante fruta y verdura porque su ingesta ayuda a eliminar la acidosis.

Cuadriceps: La falta de potencia muscular es una de las claves del entrenamiento. NO solo es correr.

Hay que hacer trabajo con pesas, propio cuerpo, bandas, cuestas, especificas.

Mirada: Al frente, no caigas en el error de ir mirándote los pies, especialmente en las subidas. Sin darte cuenta estas reduciendo tu capacidad de respiración.

Corazón: Los rodajes son la clave del entrenamiento cardiovascular. Es mejor pecar por defecto que por exceso. Descansar, y hacer las carreras comenzando a ritmo suave y terminando a ritmo medio.

Rodilla: Para fortalecerlas incluye cuestas suaves en lo rodajes, haz bici y pesas en gimnasio, sobre todo cuádriceps. El exceso de kilómetros corriendo eleva la posibilidad de lesión.

Tibia: Mucho cuidado con la periostitis, una molestia que ha frenado la evolución de muchos populares. Elige un calzado cómodo, no muy ligero, ancho, estable y con una media suela de buen tamaño.

Tobillo: Camina de talones y puntas para ganar movilidad y reforzar tobillos. Es un ejercicio de potenciación leve pero sobre todo un buen calentamiento que reduce el riesgo de esguince.

Y por supuesto ¡estirar! para correr mejor, no puedes olvidarte de estirar. Nunca tienes que sentir dolor en los músculos que estires, solo tensión controlada. Si te duelen estás activando reflejos de protección muscular que hacen que el músculo se tense (para evitar que se rompan fibras) y consigues el efecto contrario: acortamiento en vez de elongación y relajación. Estira siempre al acabar.

Sugerencias: Realizar trabajos de pesas y fortalecimiento general…No entrenar más de lo debido, ojo con el sobre entrenamiento….No correr siempre al mismo ritmo y repitiendoel mismo recorrido…No competir todos los domingos…Se un campeón en la mesa, evitar congelados, precocinados, fritos, dulces elaborados y aumentá frutas, verduras, arroz, pasta, legumbres, frutos secos…Proteínas después de entrenar…

Una última recomendación y la primera: realiza un prueba test de esfuerzo, antes de iniciar cualquier actividad física-deportiva.