Selección de amputados

 

amputados21-2
Selección de amputados

“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto”.  Henry Ford

 

Hay un proverbio ruso que dice que caer está permitido. Pero que levantarse es obligatorio. Y para ello no es imprescindible la fuerza física sino la voluntad férrea. Un ejemplo singular de este mensaje fue sin lugar a dudas el que dejó la Selección Nacional de fútbol de Amputados en su paso el fin de semana por nuestra ciudad. Todo un emblema de que los obstáculos, están siempre más en nuestras mentes que en nuestros cuerpos.

Llegó a través de la dirección municipal de Deportes y sus actividades las concentró en el Club San Martín. Allí el viernes debutaron enfrentándose al Equipo Especial del CEF 101, luego al equipo femenino de French y concluyeron el domingo con un enfrentamiento amistoso con la Selección Sénior de 9 de Julio.

La llamativa Selección, al menos aún para nuestro país, (en otros ya están reconocidos y organizados)  recorre el territorio argentino entrenando y reclutando deportistas con una particularidad: sus participantes deben haber sufrido la amputación de un miembro inferior o superior, muchos de ellos productos de accidentes motociclísticos.

A pesar de su esfuerzo por representar al apís, aún no reciben subsidios del Estado Nacional ni ayuda económica de grandes sponsors, por lo que son completamente amateurs y hacen todo a pulmón. Esto provoca que muchos de sus integrantes muchas veces no puedan participar de los encuentros si no hay apoyo del sector privado o de los municipios a los que pertenecen sus integrantes. Así lo afirmó su DT, Marcelo Ereñu. “Esto impide que te concentres en lo que tenés que hacer, porque el tiempo se te va buscando apoyo económico”, remarcó. Aunque también reconoció que en el 2009 estuvieron en la AFA y que Julio Grondona  les dijo que no podían brindarle apoyo económico sí podían ayudarlos “con respecto a la  indumetaria y a alguna logístiva. Y hasta el dá de hoy, la AFA nos da ese apoyo: nosotros vamos bien vestidos a los partidos internacionales. En cuanto al Estado, cuando tenemos una competencia internacional le damos a cada jugador una carpeta para que gestione ante su intendente o gobernador, y algunos tienen suerte y otros no”, re conoció.

 

Un poco de historia

 

La historia del Seleccionado Argentino comenzó a escribirse en julio de 2001, cuando, en Paraná, se fundó la Asociación Entrerriana de Futbolistas Amputados. Ese fue el paso inicial para la conformación de un equipo nacional y, una vez avanzado sobre ello, llegó el momento del debut. En noviembre de 2009 fue subcampeón de América en donde perdió con Brasil; en 2010 fue Campeón del Mundo y en 2012, en Rusia, salieron cuartos.  Tras distintas participaciones internacionales, el último desafío fue la Copa América 2015, en la que se consagró Subcampeona, perdiendo en la final ante Brasil por 2 a 0.

 

De dónde viene

El fútbol para amputados es una modalidad que sentó sus reglas en 1985 de la mano de la estadounidense Dee Malchow, quien sufrió una amputación a los 19 años y decidió adaptar el deporte que amaba a sus capacidades en Seattle. Rápidamente se esparció por el mundo. Países africanos, como Sierra Leona, Ghana, Liberia y Nigeria, empezaron a jugar. También lo hicieron en Europa, en Asia y en Sudamérica. La World Amputee Football Federation (WAFF), ente máximo internacional, cuenta con 28 países inscriptos.

Las reglas establecidas tienen algunas diferencias respecto a las de la FIFA para el fútbol profesional: los equipos son integrados por siete jugadores (seis de campo y un arquero); no existe el offside; se disputan dos tiempos de 25 minutos; en el partido se puede pedir un tiempo muerto de dos minutos; las dimensiones de la cancha son más pequeñas, como también las de los arcos; los cambios son ilimitados y el entretiempo es de 10 minutos. Los jugadores de campo, que se movilizan con bastones antebraquiales, pueden tener dos manos pero una sola pierna, mientras que los arqueros poseen dos piernas pero una sola mano, por lo que se les prohíbe salir del área ya que estarían en ventaja respecto a sus rivales.

 

Argentina está considerada entre los mejores exponentes del mundo y es considerada ejemplo de organización y perseverancia. Ello llevó a que Hugo Hereñú haya sido electo Presidente de la Confederación Americana de Futbolistas Amputados (CAFA).

 

Los próximos desafíos

La Selección busca continuar incorporando “chicos que se encuentran sin motivación. Ya hemos probado más de 235 chicos en todo el país pero son solo 20 los que van a una competición internacional”, aseguró su DT.

Mientras tanto continúa el desafío de ampliar su organización. “Hoy existe la Federación Argentina de Futbol de Amputados que está conformada por tres asociaciones: la de Mendoza, la de Entre Ríos y la De Rosario. Y estamos tratando  de hablar con Macalister, director de la Nación, para ver si podemos tener un soporte económico. Si tuviéramos un presupuesto anual, por decir de 500.000 pesos, tendríamos cubierto todo sin tener que andar pidiendo y preocupándonos y ocupándonos solamente del futbol y no perdiendo tiempo en buscar el respaldo privado”.

Su mensaje fue rotundo: “La Selección muestra que nada está perdido”, enfatiza- “Hay veces que la vida te da vueltas. Particularmente yo perdí un hijo de 17 años, me lo llevó un camión. Y hoy estoy con estos chicos. Dios dirá por qué estoy acá ”.

Y, sí. Es cierto.  Ellos son dignos mensajeros de la frase: Si tú crees que puedes, tienes razón.

Sorprendente un jugador amputado rechaza una pelota ante la marca de un contrario este viernes en San Martín