Seguros de la inseguridad

VecinosPorLaSeguridad,10,2014sTras la reunión que mantuvieron con autoridades locales y provinciales el lunes,  la ONG Vecinos por la Inseguridad manifestó sus incertidumbres respecto a las promesas vertidas por los funcionarios.

Julio Bordone, uno de los principales referentes del grupo aseguró que la postura fue “muy fuerte” por “ la inacción del poder político para solucionar la inseguridad”.

En declaraciones que realizó al canal local, Bordone remarcó que las autoridades provinciales tienen plena conciencia del crecimiento de la inseguridad en el interior de la provincia  y que ellas mismas reconocen que una de las más preocupantes es el aumento de consumo de drogas.

“Tienen el diagnóstico claro de lo que pasa en la provincia pero  no pueden establecer mecanismos para controlar todo esto por lo cual nuestra postura fue muy fuerte respecto a la inacción del poder político para solucionar esto”, fustigó.

Bordone remarcó que durante la reunión, que surgió de la  inquietud del grupo para mantener reuniones con los responsables de las diferentes áreas que atañen a la seguridad, manifestaron su preocupación principalmente por “la connivencia entre quienes delinquen y la policía y de la justicia y el acompañamiento de una corrupción muy grande dentro del poder político hacen de esto un combo insostenible. Cdo el subsecretario se refirió a esto reconoció que las drogas y la impunidad son las dos cuestiones más preocupantes que tienen desde el poder político provincial”.

“El mensaje que se llevaron de toda la comisión es que esto no nos gratifica plenamente por no contar con políticas concretas en el corto plazo. Sí, vinieron a poner la cara y se ocupan pero son todas expresiones de deseo y promesas sobre contar con algunos elementos”, resumió.

 Atacan las consecuencias y no las causas

Otra de las integrantes del grupo, Claudia Navone  remarcó que uno de las grandes preocupaciones que quedaron es que las autoridades policiales y políticas “atacan las consecuencias pero no las causas”: Y calificó la actitud del intendente y de las autoridades policiales como “bastante pasivas”. “Obviamente nos comprenden y nos acompañan, pero la sensación que nos queda es que no hubo ninguna definición”, opinó.

Noemí Groesmüller  remarcó que “una de las causas  importantes que es la delincuencia juvenil y minoridad es un tema que directamente no se toca y no se puede prácticamente hablar”.

Una inacción política obscena

Julio Bordone por otra parte aseguró que como ciudadanos tienen “la preocupación pero no las herramientas” para combatir la inseguridad.  Y subrayó que “es obscena la inacción del poder político para solucionar los problemas claros que tiene hoy la sociedad con respecto a cuestiones que hacen a la calidad de vida” .

Por eso durante la reunión les hicieron notar a los representantes políticos que “no estamos conformes para nada con el accionar y la representación política”.

“Si es en el tema de seguridad , hay voluntades  particulares que se están ocupando de una problemática cierta y fuerte; en el tema del agua, los que están trabajando  también son vecinos o ONGs. La política también está ausente.  Lo mismo con las rutas…Nos llenan todos los meses que tienen récords de recaudación y nos preguntamos a dónde va todo ese dinero que los ciudadanos comunes contribuimos con los impuestos.  Se los llevan en los sueldos pero no participan, son como invitados pasivos de una realidad que nos está superando”, fustigó.

Por último Bordone explicó que uno de los temas de discusión de la reunión fue la proposición de que los ministerios deben trabajar en forma coordinada “para establecer políticas ciertas de crecimiento, desarrollo, contención y educación y que no cada uno de los ministerios sean compartimentos estancos…Esto nos ha llevado a este deterioro social que estamos viviendo”.