Rojo carmesí

Barroso
Intendente Mariano Barroso

Las arcas municipales no están en orden, pero siguen herméticas. Barroso anunció que la semana próxima dirán en qué condiciones encontraron el municipio. “Estamos pasando por una situación financiera extremadamente preocupante”, aseguró el flamante intendente Mariano Barroso durante su primera conferencia de prensa en el despacho oficial el viernes de la semana pasada.

 

Con esa frase se refería no sólo a la situación del municipio (sobre la que todavía se desconocen los números) sino también de la provincia en donde cuenta con un déficit de más de 20.000 millones de pesos “lo que nos coloca ante una situación financiera muy difícil y una pesada herencia de la que tenemos que hacernos cargo cuanto antes”.

 

Por esos días Barroso había realizado distintas gestiones en Buenos Aires y en La Plata, en donde, entre otras cosas se había reunido junto a los demás intendentes provinciales con la gobernadora María Eugenia Vidal.

 

También se reunió el jueves con los ministros de Economía bonaerense, Hernán Lacunza y de Gobierno, Federico Salvai, en donde solicitó “algún tipo de consideración” para aquellos intendentes nuevos cuyos municipios se encuentran en rojo y que deben llevar a cuestas “una pesada carga” sobre la que no han tenido “ninguna responsabilidad”. “Me gustaría que haya algún tipo de consideración para aquellos intendentes que somos nuevos. En la cuarta sección electoral, somos alrededor de 15”, aclaró.

 

Como dice el refrán a veces lo urgente impide preocuparse de lo importante. Y en eso está la provincia y los municipios. Hoy les urge pagar los aguinaldos y los sueldos por lo que la provincia pidió información detallada de la situación de cada comuna y, en base a eso, determinará qué tipo de salvavidas tirará “para cumplir con los empleados municipales”.

 

“Nueve de Julio no escapa a la situación crítica que tienen hoy el 95% de las intendencias. De las 19 ciudades que conforman la cuarta sección electoral, sólo un jefe comunal dijo no necesitar ayuda financiera”, agregó Barroso y explicó que el ministro manifestó la voluntad de aplicar un programa de premios y castigos para aquellos que cuidan y son eficientes con los fondos públicos. “Es muy fácil gobernar con irresponsabilidad si después uno sabe que toca las puertas de la gobernación o de Nación y hay un programa que lo ayudará”.

 

 

lo que nos coloca ante una situación financiera muy difícil y una pesada herencia de la que tenemos que hacernos cargo cuanto antes”,

 

Barroso no quiso tirar cifras pero anunció que durante la próxima semana informarán a la comunidad sobre la situación real financiera del municipio. “Es importante que todos los nuevejulienses sepan en qué condiciones estamos. Nosotros somos meros administradores de las cuentas públicas y para ser buenos administradores debemos dar cuenta permanentemente”, recalcó.

 

 

Prioridad Nº 1: Sueldos y aguinaldos

Barroso aseguró que la “prioridad número 1” será pagar sueldos y aguinaldos a los empleados municipales.  Y recordó que hasta enero la provincia de Buenos Aires no puede endeudarse. “A partir de entonces trataremos de hacer un cronograma de inversión y de reparación de rodados y maquinarias que hoy están fuera de servicio. Estuvimos hablando con varios ministros para que en enero lleguen los equipos técnicos para programar un plan de inversión y de reparación para todo el año 2016.

 

Paciencia, señores

Por otra parte remarcó que durante su primera semana de gestión arrancó con dos incendios, un viento fuerte y dos intensos días de gestiones. Por eso solicitó a la ciudadanía “paciencia”. “Tenemos mil prioiridades y tratamos d eno enloquecernos. Esta fue recién la primer semana que estamos en función. Pero tenemos muy en claro cuál es nuestro Norte y hacia donde nos vamos a dirigir. Pero esto nos va a llevar tiempo. Por eso le pedimos a la ciudadanía que tenga paciencia porque las soluciones van a ir llegando. Pero nos encontramos con un municipio que pensamos que estaría en mejores condiciones”.

 

No más citas con el intendente

Por último manifestó su orgullo por los siete secretarios que asumieron con él así como los demás funcionarios, muchos de los cuales permanecen de la gestión anterior. “Nos estamos acoplando realmente bien. Debemos empezar a cambiar un poco la mentalidad. Por eso al ciudadano de Nueve de Julio que no todo debe pasar por el intendente. Por eso hay un equipo, para eso hay secretarios y especialistas en todas las áreas. No siempre el intendente puede estar en todos los temas y la gente puede hablar con un secretario u otro funcionario que le dará la misma respuesta que el intendente. Queremos descentralizar y que no todo pase por la conducción superior”.

 

 

En Buenos Aires, Barroso se  entrevistó con el Subsecretario de Medios de la Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno Nacional, el nuevejuliense Juan Gabriel Gentile.

 

 

 

 

 

 

 

 

==============CUADRITO =====

RESALTO LA LABOR DE BOMBEROS

 

“Estamos en muy, muy buenas manos”

 

“Me sentí realmente a salvo como vecino más por la tarea y el compromiso de los Bomberos Voluntarios”, resaltó Barroso durante su primer conferencia como intendente el viernes pasado, en el despacho oficial. Se refería a la labor que desarrollaron ese lunes, donde la ciudad se vio afectada por vientos huracanados cuyas ráfagas alcanzaron por momentos los 80 kilómetros por hora. “Hacía pocas horas que yo había asumido como intendente, apenas 72 horas,  – reconoció Barroso – y decidí ir a Bomberos. Allí me encontré con un profesionalismo y una entrega que me conmovió. Por eso quiero decir a la comunidad que estamos en muy, muy buenas manos. Yo me sentí a salvo”, remarcó.

En cuanto a ello, anunció que próximamente armarán una Mesa de Emergencia Civil para unificar en un mismo centro comando a Defensa Civil, Bomberos, Policía y a los sectores de salud y Acción Social. “Necesitamos ir afinando todo lo que está relacionado con las catástrofes, no solo las naturales sino cualquier otro tipo de accidentes en rutas nacionales y provinciales que pueden darse en nuestra jurisdicción. Para ello debemos empezar a trabajar en forma muy coordinada y convalidando los datos cada 48 horas: por ejemplo, cuántas camas disponibles tenemos, qué materiales tenemos para hacer frente a hacer frente a cualquier tipo de siniestro”, detalló.

Por último anunció que en las próximas semanas comenzarán a trabajar en el protocolo de emergencia ante siniestros “para que Nueve de Julio esté preparado”.