¿Quiénes Son Realmente Emprendedores?

para-columna-gonzalo-merlo(Por: Lic. Gonzalo Merlo – Arteria – Comunicación & Marketing).

En la actualidad, todo el mundo quiere ser emprendedor; pero, ¿qué es realmente ser un emprendedor? Todos conocemos varios casos de éxito; sin embargo, nadie conoce las situaciones que empujaron a esos individuos a convertirse en ejemplos a seguir.

Los emprendedores tienen una gran capacidad de pensar y actuar. Es por esto que Linda Rottenberg (CEO y cofundadora de la Red de Apoyo a Emprendedores Endeavor) desarrolló la fórmula perfecta que los define: Corazón + Mente – Miedo = Emprendedor. Para lograr que la fórmula funcione, se debe empezar por automotivarse.

Al iniciar un proyecto de negocios, los principales rivales a los que se enfrentan las personas son al miedo, al fracaso, a perder todo, a la incertidumbre, al caos. Lo mejor es tomar esto y convertirlo en un aliado. Como ejemplo de lo dicho, se tiene a Walt Disney, quien decía: “Yo funciono mejor cuando las cosas van mal que cuando son dulces como la crema batida”. Así fue como creó a Mickey Mouse, con una combinación de miedo y desesperación, desencadenada por la pérdida de los derechos de Oswald, el conejo afortunado, ante Universal Studios. De un momento de caos, surgió uno de los empresarios más grandes de la historia.

Una forma maravillosa para que los emprendedores nunca olviden por qué empezaron esta aventura es “Día uno”, creada por Jeff Bezos (fundador & CEO de Amazon). Es una mezcla de expectativa, emoción e incertidumbre del mindset del emprendedor. En resumen, es un compromiso de concebir cada día como una oportunidad de crear algo nuevo dentro del mismo emprendimiento, sin hacer énfasis en la idea principal, sino en las emociones y desafíos que fueron el origen de la idea. Muchos emprendedores Endeavor han adoptado este método, el cual les ayuda a interponer sus momentos de miedo e incertidumbre para superar retos constantes en su toma de decisiones.

Muchas veces eligen la respuesta correcta. En otras ocasiones, se equivocan; pero ellos aprenden de los fracasos. Se levantan y se reinventan. Con toda esta experiencia se vuelven maestros del caos: saben equilibrar todas las situaciones negativas que enfrentan al momento de tomar decisiones o concebir alguna idea.

La próxima vez que tengan un boceto de negocio, déjense llevar por el corazón aliado del razonamiento. No olviden suprimir el miedo para lanzarse a emprender cosas innovadoras y nuevas para el mercado, que pueden llegar a transformarse en historias de éxito en un futuro no muy lejano.

Fuente: Rottenberg, Linda. Crazy is a Compliment: The power of zigging when everyone else zags