Pro.Cre.Ar

DSC00668
Beneficiarios del Pro.Cre.Ar

S.O.S. a todo el espectro político local. Beneficiarios del PRO.CRE.AR se presentaron en sociedad y convocaron a todo el espectro político local a aunar esfuerzos para destrabar los trámites que impiden la entrega de terrenos.

El viernes de la semana pasada, un grupo de beneficiarios del programa nacional PRO.CRE.AR convocó al intendente, a la ANSES y a todo el espectro político local a dejar de lado las mezquindades políticas y a contribuir para destrabar los trámites que impiden se entreguen los terrenos para construir sus viviendas.

Se trata de 89 familias que se presentaron en sociedad. “Queremos que la comunidad de 9 de Julio nos conozca. Somos un grupo de personas que fuimos sorteados en 2013 por el programa PRO.CRE.AR, un programa de créditos para la vivienda única, familiar y de ocupación permanente., en la línea de compra de terreno y construcción. Cuenta con dos montos de dinero, uno para la compra del terreno y otro para la construcción de la vivienda”, explicó una de las portavoces del grupo, Fátima Cháves.

La beneficiaria del programa nacional explicó que primero recurrieron al sector privado para acceder a la tierra pero sin resultados. “Concurrimos a distintas inmobiliarias pero no pudimos conseguirlos porque no tienen convenio con la ANSES o porque no cumplen los requisitos que el crédito exige”.

Por eso decidieron acudir al sector público y tras algunas reuniones con el intendente, éste se comprometió a destinar 100 de los más de 200 terrenos del ex matadero para los beneficiarios del PRO.CRE. AR.  “Eso lo queremos dejar en claro porque mucha gente piensa que esos terrenos serán solamente para los beneficiarios del PRO. CRE.AR y no es así”, aclaró Cháves.

El intendente habría enviado la documentación pertinente el 10 de febrero de 2014 a la secretaría Social de Tierras de la ciudad de La Plata, donde se encuentra aún trabajada.

“Hablamos también a ANSES, agradecemos el apoyo que nos dan para escucharnos, pero ni de parte de la ANSES ni del municipio, recibimos ninguna respuesta favorable”, resaltó.

Por eso decidieron presentarse públicamente. “ El motivo de nuestra conferencia es para que la comunidad nos conozca y por el otro lado, para comprometer a los diferentes partidos políticos, al intendente y también a ANSES, contribuyan a agilizar los trámites para que podamos tener nuestra propia vivienda”.

Incertidumbres

Los tiempos corren y se dilatan y los beneficiarios temen lo que sucederá en los próximos meses. Sus sospechas se ciernen además sobre la posible “politización” del tema en pleno período electoral. “Las respuestas no están, nos prometieron que en junio de 2014 ya salían los terrenos para construir nuestro hogar, lo que es falso y no sucedió. Estamos en febrero de 2015 y estamos en la misma situación, con promesas. Estamos con expectativas, con esperanzas y sueños frustrados. Además tenemos miedo de que esto sea utilizado con fines políticos para llegar a las elecciones”, aseguró otra de las beneficiarias, María Teresa Fournier.

Los sorteos continúan y continúa incrementándose la cantidad de familias que necesitan acceder a tierras. “De ANSES nos dicen que no corremos riesgo mientras exista el programa PRO.CRE.AR pero es en el día a día también porque en febrero hubo otro sorteo en el que salieron beneficiadas otras 40 familias y que están en la misma situación que nosotros. Cada vez vamos siendo más y esto se sigue dilatando, y las respuestas no están”, aseguró Chávez.

Por otra parte, nadie las garantiza qué sucederá después de diciembre, cuando un nuevo gobierno nacional asuma y, por ende, si el programa continuará en vigencia.

Fournier recalcó las ventajas y beneficios que acarreará tanto para las arcas municipales en particular como para la comunidad en general  el loteo y posterior construcción de las viviendas.” Al gobierno municipal le entrará, si nos dan un terreno, una plata líquida de 10,000.000 pesos, (el valor promedio de cada terreno es de 100.000 )en efectivo, de contado. LE entrará de una sola vez, o sea que el municipio se verá beneficiado, además porque se genera trabajo en la construcción. Esto es una cadena que va a generar no sólo que tengamos nuestro hogar sino que reactivará todo el sector de la construcción en la ciudad”.

“Lo importante es que nosotros lo queremos comprar los terrenos. No queremos que nos los regalen”, puntualizó Fournier.