Prioricemos la accesibilidad

logo-accesibilidad-para-todos
Accesibilidad para todos

(Por Ignacio Palacios) Siguiendo la definición de la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad (CONADIS), que establece que “La eliminación de barreras, para ser efectiva, debe ser mancomunada e interprofesional. Es por ello que las personas con discapacidad tendrán limitaciones funcionales o restricciones en la participación siempre y cuando el entorno social y físico no esté preparado para que puedan ejercer las relaciones sociales y las actividades de la vida diaria.

No pasa por lo que no puede hacer alguien sino por quién o qué no lo deja hacer”, es que creemos prioritario fomentar la accesibilidad, como un deber del Estado, no solo porque forma parte de los derechos que debe garantizar y que, por tal motivo, existe una legislación vigente y Tratados Internacionales que lo establecen, sino por sentido común, porque vivimos en una sociedad en la que de manera permanente estamos pensando -quizás no todos o por lo menos los que sí deberían, por los lugares de responsabilidad que ocupan- en cómo podemos generar una accesibilidad universal que garantice la dignidad de todas las personas.

Para eso debemos seguir avanzando en garantizar y mejorar de manera sistemática el paso por las veredas, continuar asegurando la disponibilidad de los reservados en lugares públicos y en otros lugares que se crean necesarios, continuar construyendo las rampas en las esquinas de nuestras calles, como así en las entradas a los edificios públicos y privados.

Sobre los edificios públicos me quiero detener, ya que por definición estos lugares deberían estar preparados y dispuestos para garantizar accesibilidad a todos los que independientemente de sus capacidades físicas, cognitivas o técnicas, momentáneas o permanentes, deben transitar y/o realizar sus respectivos labores como así también las consultas y/o tramites pertinentes de una manera correcta y eficiente. El Estado debe ser el primero en brindar el ejemplo.

La accesibilidad no es solo una declamación que se agota en la aplicación de la norma, sino que debemos seguir trabajando para crear una conciencia social que respete la diversidad y dignidad de todo ser humano.