Poco lugar, mucha gente

Comisario Claudio NobleCALABOZO DE DUDIGNAC: Extra entrevistó al Comisario Claudio Noble, quien está a cargo del destacamento de Dudignac. Informó sobre las condiciones del mismo y de los internos que se encuentran allí alojados.

 

 

Dudignac cuenta con el único lugar habilitado en la zona para detenidos. Actualmente se “hospedan” 17 reclusos de varios lugares, entre ellos hay dos de Pergamino, trasladados luego del incendio en la unidad del lugar, gente de Dock Sud, Bragado, Carlos Casares, Pehuajó y Henderson.

Las condiciones edilicias son buenas, según manifiesta Noble, “debido a que  es un edificio nuevo construido hace unos pocos años”. Cuenta con dos celdas que son de 3 metros por 3 metros más un patio interno del mismo tamaño. Cada celda  tiene baño y cuenta con una capacidad para 4 personas con camas construidas de ladrillo con colchones ignífugos para evitar conflictos. El comisario comentaba a Extra que “En este momento hay más detenidos que la capacidad edilicia absorbe, los que tienen más antigüedad adentro son los que tienen su cama y los otros duermen al costado con una frazada, para higienizarse lo hacen de a uno y por orden debido a que el baño es muy reducido” asegura Noble. También acerca de la higiene, el comisario aseguró que “El baño no cuenta con  agua caliente, pero en invierno se les facilita agua para bañarse a temperatura adecuada”. Con respecto a los alimentos, Claudio Noble resalta que “la comida se resuelve en el día para que los productos estén frescos y se compra con un presupuesto que se le brinda al destacamento desde el Ministerio”.

En cuanto al tiempo que pasan los internos en Dudignac, según Noble, depende del Servicio Penitenciario Bonaerense. Ellos se encargan de ver si en la unidad hay muchos y, de ser así, trasladan internos a una unidad penal de la zona que puede ser Mercedes, Junín o Urdampilleta. “En algunos casos van a Bahía Blanca cuando la conducta del grupo es muy mala, pero actualmente está  todo muy tranquilo en Dudignac, hay buen dialogo con los internos, no se falta el respeto de ninguna de las partes, es por eso que se les permite estar en el patio gran parte del día, a su vez cuentan con un televisor y una radio para pasar el tiempo, todo esto supervisado por un policía que recorre los calabozos de manera diaria” afirmaba Noble.

Con respecto al personal afectado, el comisario comenta que son alrededor de 5 uniformados por día distribuidos  entre el oficial de servicio, ayudante de guardia, cocinero, y dos que salen a recorrer, en caso que ocurra algún inconveniente sale también el tercer efectivo que sería el cocinero. 

Cada semana, la jefatura departamental retira algunos detenidos del destacamento, según informaba el comisario pero debido a que en la zona es casi el único lugar que está habilitado, los malhechores que detienen por la zona después de unas horas son trasladados a Dudignac, entonces se equipara con los que fueron retirados y ubicados en otra dependencia.

Una resolución Ministerial del año 2006, ordenada por el Ministro Casal, ordenó que en algunas comisarías los calabozos se deshabiliten por las malas condiciones edilicias, por este motivo es que se desafectó la comisaria de 9 de Julio y, en este caso, hicieron la comisaria de Dudignac prácticamente a nuevo con paredes de 45 cm y con malla en los techos, paredes y piso. El patio esta contruido de la misma manera menos en el techo que tiene barrotes arriba y hay una chapa para que no se mojen los detenidos, pero el aire y el sol entran. Por eso mismo está habilitada.

Los detenidos del lugar gozan de dos comidas diarias, almuerzo y cena, y visitas los días martes y viernes para quienes pueden llevarles mercadería previo a requisa policial. En caso de que tengan alguna dolencia, Noble comenta que “se los acerca al hospital de la localidad y en caso de no haber medicamentos se solicita un turno por medio de la comisaria. “Esta salida y cuando van a declarar son las únicas veces que abandonan las celdas” aseguró Noble.