Paro… ¿Qué Paro?

(por Lic. Hugo Merlo)

Una vez que se decide un paro general, comenzamos a escuchar y leer, SIEMPRE las mismas cosas, siempre, lo recalco, porque esto no tiene que ver con ideas o personas, sino según la responsabilidad institucional que ocupa. Los oficialismos siempre dicen “que el paro no sirve y que el país pierde equis miles millones de dólares” “que van a garantizar la libertad de trabajo”. Los que deciden adherir,“marcan territorio o dirimen una interna, si no hay explicar porque en ferrocarriles, amenaza a parar solamente el Sarmiento, el “pollo” Sobrero, crítico de Cristina, enemistado con la cúpula del sindicato, al punto que ni el transporte de colectivos para en su totalidad, más alla de que han existido algunos atentados.  Como todo paro general, es muy difícil desenmascarar  cual es  el objetivo, por lo que es muy difícil negociar. Otra cuestión con este paro  es que todos sabemos cuál es la situación y, racionalmente, sabemos que un acto de este tipo no soluciona el problema.

PERO DE LO QUE ESTOY SEGURO, ES QUE LOS PAROS GENERALES, SON DE LA CIUDAD AUTÓNOMA Y ALGO DE GRAN BUENOS AIRES Y …CON SEGURIDAD LA BRECHA ENTRE ACATAMIENTO Y LOS QUE TRABAJARON ES SEGÚN QUIEN LO INFORME DE POR LO MENOS 60 % , unos dirán 90 % y otros 30 % y cada uno creerá las cifras que más se ajuste a lo que piensa.Una estupidez, de esas cosas que a los argentinos nos salen muy bien. Por ej. el gremialista Bancario Palazzo en su discurso denota que está en una interna sindical. Este dirigente debería estar viendo la evolución de trabajo Bancario y advirtiendo como se realizará la adaptación a las nuevas formas de automatización de las tareas en el sector.

El gobierno en algunos casos declaró ilegal el paro, lo que hace pasible de multas a los sindicatos, que el Estado se va a cobrar de pagos que debe efectuarles ¡Esto va a doler!

Lo que le digo más arriba son solo percepciones de tantos paros generales que he visto, el discurso del hijo de Moyano hay que guardarlo en los anales de la gansada gremial.

Pero para poder ver de cerca el panorama y como estaba en Buenos Aires,tomé rumbo al corazón del paro, en Av. Belgrano y Lima.Durante el trayecto y antes de llegar, el tránsito era fluido ynoté que había poco transporte público. Cuando avanzó la mañana, comenzaron a llegar grupos de personas, se notaba que era gente que solo estaba movilizada, pero no eran trabajadores. Quiere que le diga: no me equivoco, personas mayores, madres con hijos en brazos, “el paro de los que no trabajan” en muchos casos.

Después aparecieron los de campera de camioneros, y así se fue armando el acto, nadie sabe que fue el paro, hubo que cortar los accesos a la Capital, apretar choferes para que paren y como le dije, al final cada uno se llevó el triunfo, para mí que en los paros deberían poner el VAR (Video AssistantReferee) .

Por otro lado la paradoja de nuestro país, los manifestantes se ensañaron con las Oficinas del JP Morgan , tanto pintaron y ensuciaron, que inmediatamente personal de limpieza comenzó con la tarea de volver a la normalidad, de “parar” ni hablar…y como si esto fuera poco, algunos se fueron a la Embajada de Venezuela.

En definitiva, el paro fue el fracaso mismo, y solamente por un motivo, la gente sabe que estas prácticas no conducen a mejores condiciones, no obstante se insiste, basta solamente un dato: la CAME, que aglutina a los comercios, informó que solo el 19 % de los comercios no abrieron sus puertas.

Lic. Hugo Merlo ghs