No hagan olas

(Por Hugo Enrique Merlo – GH Soluciones)

Todos recordaremos el chiste en que la melodiosa canción, no era ni más ni menos, que el eco de una multitud en una gran batea llena de excremento, donde los sumergidos en ella tarareaban al unísono, – no hagan ooola, no hagan ooola… a sabiendas que un movimiento brusco las heces  los taparía. Así están los involucrados en el caso de remisero anotador.  Tenés razón dijo mi prima Patricia, hay más, pero no me quiso contar.

Hoy parece que cualquier movimiento genera un arrepentido y con eso involucra gente en la historia de los cuadernos, que ya no le interesan a nadie, porque todo se cuenta personalmente, y aún hay quienes rayando con la desesperación  dicen que los cuadernos no están, fueron escritos por los servicios.  Y yo les digo – ¡Y qué! hasta el albañil que repara una pared en casa, me dice que tiene miedo, por eso del tema de las construcciones.

La batea soporta cualquier cosa, de cualquier manera quiero aclarar que asumiendo la presunción de inocencia, si alguien  juzga que estoy siendo injusto, por presumirlo culpable porque lo vieron con los bolsos, o se reunió con Baratta, y resulta que fue un malentendido lo reivindicaré públicamente.

Tratemos de repasar los culpables de  la batea.  La esposa de Centeno, el escribiente, lo manda al frente y cae Baratta, entonces los empresarios se empiezan a arrepentir, en una carrera loca por no quedar preso, porque cada uno que se arrepiente obliga contar algo nuevo, entonces se empujan para hablar. Yo creo que además del temor a  ir preso, los mueve algo de sed de venganza, porque debe haber habido destrato, presiones, me imagino…aunque hay un principio de vida que dice simplemente que nadie está obligado elegir lo que no le gusta.

En realidad, el primero que mueve las aguas es Carlos Wagner relatando como se asignaba la obra pública. Lo declarado tipifica en una asociación ilícita, y disparó una estampida de arrepentidos.

También hizo olas el ex juez Oyarbide, imputado y con pedido de pericias psiquiátricas, mejor que lo saquen de la batea…

Se declaró arrepentido Uberti, imputado por participe de asociación ilícita, ex titular del OCCOVI, Órgano de control de las concesiones viales, era además el jefe de embajada paralela en Venezuela que denunció el embajador Sadous, también fue investigado por caso de la valija de Antonini Wilson, los U$S 800.000 que entraron por la aduana. Este señor pidió declarar como arrepentido y falta que lo homologue el juez.   ¡Este está a los manotazos en la pileta! como cuando era pibe. Es más peligroso porque esta despechado.

Hasta el portero del edificio de Uruguay y Juncal, dijo que se recibían bolsos y el piloto del tango 01 admitió que los llevaba… che…no hagan oooola! 

En nuestra ciudad también salpica, el nuevo presidente de la CEyS relató  su versión  de un manejo de fondos e involucró al ex presidente  Malondra y a  dos contadores. Estos contadores descalificaron al presidente actual, insinuando que lo hacía para cubrir a otras personas. Como si esto fuera poco, de otro lado, el convecino Eduardo Cerdeira dice en una nota de opinión en un medio local que Losinno miente para tapar el desmanejo  que desde abril reina en la cooperativa. Sugiere que está apadrinado por políticos locales ¿quiénes?   y afirma que no se respeta la presunción  de inocencia y que esto es parte de una grotesca persecución política y mediática,  ¿A quiénes están persiguiendo?  ¿O son solo presunciones?…

Por favor, no hagan ooolas se escucha en el murmuro remoto.

Y para terminar, una sonrisa, dijo uno…- ¿Este es el CAMBIO?,  ¡SI!… LA PLATA GRANDE YA SE LA LLEVARON…