¿Mundo real?

pokemon go
POKEMON GO

(Por Juan Manuel Jara). La tecnología nos sorprende día a día. Cosas que no hace mucho parecían imposibles, hoy son realidad. La nueva aplicación de realidad aumentada POKEMON GO amplia estos horizontes y nos muestra que todo lo que alguna vez deseamos que fuera realidad, hoy lo puede ser.

Como ir por el mundo real atrapando Pokemones.

Locura y fanatismo es lo que provoco el lanzamiento de la aplicación de realidad aumentada POKEMON GO en los países en los que fue lanzada. Los demás, la esperan con ansiedad, más que al utópico segundo semestre pronosticado por el gobierno del Presidente Macri.

Se lanzo a principios de Julio en EEUU, Australia y nueva Zelanda, y en pocos días supero a Twitter en número de usuarios activos. Eso hizo que colapsaran los servidores y es por eso que se fue postergando el lanzamiento en el resto del mundo, incluida Argentina, hasta superar este inconveniente. Pero es solo cuestión de días. La fiebre Pokemon nos alcanzara y nos mandara a terapia intensiva virtual.

Todo para celebrar sus 20 anos. Y Pokemon lo hizo de nuevo. Idea japonesa, con NINTENDO a la cabeza, irrumpió a mediados de los 90. Dibujo animado combinado con la consola, más el Game Boy, su versión portátil, objeto preciado de entonces. Sucesivas variaciones. 151 pokemones originales que hoy ya son 721. Música pegadiza. 20 anos en la tv. También cine. Juegos de cartas. Una maquinaria de marketing y merchandising  muy bien aceitada. Hoy hay más de 30 juegos en distintos formatos.  Y siempre la misma fórmula:  Ash Ketchum, el niño que nunca crece, intentando convertirse en un Maestro Pokemon, recorriendo gimnasios, batallando con sus líderes para ganar las preciadas medallas que lo acredite como el más grande de todos. Y por supuesto, siempre con el eléctrico Pikachu, su fiel pokemon tipo eléctrico que lo acompaña en ese recorrido hacia el Olimpo de estos ¿“animalitos”?

Como dice la Chiqui Legrand, el público se renueva, solo que con Pokemon, además se agranda. Porque aquellos que crecieron con ese mundo, o lo conocieron acompañando la infancia de sus hijos, alguna vez se han imaginado ir por la vida con Pokebolas intentando capturar pokemones. Bueno, hoy eso es casi realidad con el POKEMON GO, que relanza la vigencia de un juego inoxidable.

Y el factor nostalgia, juega un papel fundamental para que el POKEMON GO sea hoy el furor a nivel mundial. Muchos lo tienen, y los otros lo quieren tener. Y lo van a tener. Porque no es algo para chicos, únicamente sino que tiene un abanico de edades que no va a ser raro ver a una persona de 40 años tratando de capturar un Squirtle en la plaza del barrio para engrosar su lista de pokemones capturados en su Pokedex.

Y como toda novedad, también genero cierta controversia. Porque al tener el mundo real como escenario (visto siempre a través de la pantalla del teléfono o tablet), uno puede ir caminando por la ciudad, el campo, la playa o la montana, en busca de un pokemon. Sumado a la multiplicación de información a través de las distintas redes sociales en la cuales los entrenadores pokemon virtuales anuncian donde vieron tal o cual tipo de Pokemon, genero por ejemplo quejas porque hubo alguno que estaba intentando capturar uno mientras visitaba Auschwitz. O en Bosnia, las autoridades tuvieron que advertir que no circulen por ciertos lugares en los cuales aun puede haber minas ocultas, resabio de la guerra. En fin, cuestiones con las que hay que lidiar en estos tiempos donde la tecnología vuela y la realidad virtual o, ene este caso, aumentada, se va metiendo en nuestras vidas.

Y Pokemon Go no hace más que confirmar la vigencia de un producto inoxidable que sigue cautivando a las nuevas generaciones adaptándose a los tiempos que corren y aprovechando las nuevas tecnologías. Y en tiempos de apps, nada mejor que convertir el Smartphone en una pokebola y, con el mundo real como escenario, capturar la mayor cantidad de los 121 pokemones originales (por ahora) y graduarse así como el Gran Maestro Pokemon. Yo tengo mi Pokebola lista.