Mejoran la competitividad para comercializar desde los puertos de Buenos Aires

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación informa que se logró bonificar al 100% el cargo tarifario impuesto para cada unidad de contenedor lleno ya sea de 20 o de 40 pies que arribe a la Zona de Apoyo Portuario (ZAP), como así también la eliminación del cobro por el control de precintos para los contenedores con destinación de exportación e importación de los puertos de Buenos Aires.

La resolución número 131/2018 con fecha 1 de octubre, termina de eliminar el cargo al ingreso de los contenedores en la Zona de Apoyo Portuario (ZAP), ya que en medidas anteriores se habría logrado bajar de u$s16 a u$s10 dólares, siendo este último importe el que se venía cobrando actualmente, es así que en el “Artículo 1” de la mencionada resolución se elimina el 100% del cargo a partir de su publicación. 

Esta medida es acompañada por la tomada en la resolución 136/2018 con fecha 2 de octubre, en la que se explica en unos de sus párrafos que “la colocación de un nuevo precinto tendría como finalidad – ante un eventual accidente – deslindar las responsabilidades correspondientes tanto de la línea marítima como del operador, por lo cual su instalación debe correr por cuenta de las Terminales y/o líneas navieras” de esta forma se establece que el cobro, el cual rondaba en los u$s15 dólares, en concepto de precinto (Seal) ya sea por el control o por la colocación de uno nuevo no debe ser impuesto por las terminales.

En este sentido, el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Jesús Silveyra, aseguró que “este conjunto de medidas que viene tomando el Gobierno Nacional, significa una reducción efectiva en los costos logísticos portuarios que afecta no solo a la agroindustria sino también a todas las exportaciones”.

Cabe recordar que la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios viene apoyando un conjunto de acciones con el fin de disminuir los costos portuarios, tales como la eliminación del TAP en el año 2016; la unificación de tasas de barrido y limpieza en el año 2017; y la eliminación del recargo por HC (High Cube) en 2018. De esta forma se pudo reducir desde el 2015 a la fecha, cerca de un 60% de los costos operativos para contenedores en el puerto de Buenos Aires.