MARKETING: Productividad Pymes

6 Tareas que se comen el tiempo de trabajo

(Por Lic. Gonzalo Merlo – GH Soluciones)

Si te agobian las tareas pendientes, descarta las actividades que absorben minutos valiosos para impulsar tu negocio.

Si te sentís agobiado por la cantidad de cosas pendientes que tenés, es probable que necesites pensar en cómo usas tu tiempo. Conocé siete actividades más comunes en las que podes estar perdiendo tiempo y te contamos cómo solucionarlo:

 

  1. Te sobrecargás de tareas administrativas

Si pasaste tres horas arreglando una cuenta incorrecta del banco, estás malgastando tu tiempo. Muy seguido, los dueños de pequeñas empresas pierden el tiempo en tareas en las que no son buenos o que simplemente no les gustan. Y lo que es aún más importante, es que gastan energía evitando esas tareas. Una opción es que contratés a un asistente externo (outsourcing) o de tiempo parcial para que lleve a cabo estos pendientes. Es importante que le pongas valor a tu tiempo y que asimiles cuánto dinero dejas de ganar haciendo estas tareas.

 

  1. Dejas para después las tareas rápidas

Si podes pagar una cuenta o agendar una cita en un par de minutos, hacelo de inmediato. Dejar los pendientes para después, sin importar qué tan insignificantes sean, es una forma común en la que los emprendedores pierden tiempo, asegura David Allen, autor del bestseller Getting Things Done. Por lo general, la gente deja “para el después” asuntos como mandar e-mails, y luego deben buscarlos y releerlos para poder responder. “Te tomará más tiempo recordarlo que simplemente hacerlo ahora”, afirma Allen.

 

  1. Dirigir a tus empleados

Muchos empleados necesitan ayuda para trabajar a lo largo del día. Como resultado, los dueños de Pymes pierden tiempo valioso en dirigir a sus colaboradores sólo para asegurarse que hagan su trabajo correctamente. Si debes guiar a un empleado en cada aspecto del trabajo y no está progresando en hacerlo de manera independiente, debes reubicarlo a otra tarea o despedirlo. Aunque suene demasiado duro, reubicar o despedir a la gente que hace más lento tu ritmo laboral es una buena solución para hacer más eficiente tu negocio.

 

  1. Dejas que el trabajo diario te maneje la agenda

Resolver pequeños problemas a lo largo del día es una forma de malgastar tu tiempo, asegura Allen. En lugar de pensar en estrategias para expandir o crecer tu negocio, estás lidiando con todos los temas que aparecen en tu camino cada minuto. Debés ponerles prioridad a tus tareas y a la toma de decisiones; enfócate en lo que realmente es importante e intenta usar algunos minutos al día para definir tus prioridades.

 

  1. Quieres encontrar el hilo negro

Estancarte en proyectos o productos que no parecen prometedores, es lo que más te quita tiempo. Dejarlo ir y enfocarte en puntos realizables y alcanzables es lo que debes hacer. Cuando estés trabajando en una idea o en un proyecto que no logra despegar debes preguntarte a vos mismo qué tan rentable y prometedor es. Sé honesto contigo mismo y analizá si es momento de abandonarlo y seguir adelante.

 

  1. Repetís las mismas cosas una y otra vez

Comunicarte con tus clientes es importante, pero si siempre tenés que responder a las mismas preguntas provenientes de diferentes clientes, estás perdiendo tu tiempo. En lugar de empezar desde cero cada vez que te encuentras con el problema, diseñá un diagrama con esas tareas rutinarias como respuestas en e-mail automáticas, buzones de voz con un mensaje genérico y cartas a clientes pre redactadas.