MARKETING

Ideas para hacerlo rentable

(Por Lic. Gonzalo Merlo)

Si bien la mayoría de las empresas identifica que en el marketing se debe realizar una erogación de dinero como inversión, aún muchas la confunden con un gasto. Visto esto, trataremos de presentar ideas para lograr su optimización y posterior rentabilidad.   

 

 

La inversión en marketing debe reflejarse en las ventas y las empresas o pymes que consiguen reorientarlo con éxito, estarán en una mejor posición para afrontar los nuevos retos del futuro. Por ello es que es importante no subestimar las inversiones en marketing, pero sobre todo hacerla más rentable, por ejemplo, con alguna de estas ideas:

 

Creatividad e innovación como claves para diferenciarse

 

No hay nada peor que invertir en una campaña de publicidad que pase desapercibida y eso sucede cuando y no hay un único motivo por el cual esto pase más que por la falta de creatividad.

La innovación y la creatividad se han convertido en  los pilares de la competitividad y deben ser el motor del nuevo marketing de la compañía.

Apueste por campañas innovadoras orientadas a reforzar el vínculo emotivo con su público objetivo y el compromiso de su organización con sus clientes.

 

Colaboración, en el núcleo de la estrategia

 

Si su mercado está formado por profesionales que utilizan su producto, es una opción ganadora posicionarse como un “socio”, con una propuesta de valor centrada en proporcionarle colaboración y apoyo en su labor profesional.

Este tipo de clientes valora muy mucho el acceso a la información y documentación útil, la formación continuada, el asesoramiento, la presentación de novedades y el reconocimiento. Es una magnífica oportunidad para construir una relación de colaboración continua, que se desarrolle en el tiempo, llena de sentido y contenidos.

 

Fidelizar, rendimiento de resultados
Mantener a un cliente “enamorado” de un producto, es un factor de vital importancia en tiempos de crisis. Pero a pesar de ello, durante los últimos años la inversión en marketing tradicional fue más orientada a atraer que a fidelizar, ha sido muy superior a la del marketing relacional.

Apueste por las políticas de fidelización. En un escenario como el actual, la frase “es entre siete y diez veces más caro conseguir un nuevo cliente que vender a un cliente existente” adquiere un mayor significado.

 

Invertir en conocimiento

 

En la actualidad existen soluciones tecnológicas que permiten capturar, interpretar y explotar la información derivada de la relación con los clientes. Por lo que contar con bases de datos que incluye información del público objetivo, permite enviar mensajes, ofertas y propuestas relevantes para cada cliente, que añaden valor a la relación y mejoran la eficacia de la comunicación.

Detecte quiénes son sus mejores clientes y aquellos con un mayor potencial de crecimiento, y centre sus esfuerzos de marketing en ellos

 

Tecnología sin sacrificar la calidad del servicio al cliente

 

La tecnología tiene que convertirse en una herramienta para mejorar el servicio y la atención a los clientes, pero muchas veces se corre el riesgo de reducir los costos de este servicio en lugar de invertir en mejorar la experiencia de los clientes.

No hay que olvidar que la falta de interés y atención al cliente, tiene entre 3 y 5 veces más importancia en la pérdida de clientes, que las propias características del producto.

Los pequeños detalles cuentan mucho. Así, un simple correo electrónico de respuesta agradeciendo la participación de un cliente en una campaña puede marcar la diferencia. Parece algo simple, pero es muy poco habitual.