Marketing

CIRCULO DE DEMING: El mejor camino para la mejora continua.

(Por Lic. Gonzalo Merlo)

El ciclo de Deming o círculo PDCA es una herramienta básica y esencial para la correcta ejecución de la mejora continua en la empresa, independientemente del tamaño de la misma.

El ciclo de Deming (de Edwards Deming), también conocido como círculo PDCA (del inglés Plan-Do-Check-Act/en español, Planificar-Hacer-Verificar-Actuar) o espiral de mejora continua, es una estrategia de mejora continua de la calidad en cuatro pasos, basada en un concepto ideado por Walter A. Shewhart. Este ciclo consiste de una  secuencia lógica de los cuatro pasos repetidos, que se deben de llevar a cabo consecutivamente.

La base del modelo de mejora continua es la autoevaluación. En ella detectamos puntos fuertes, que hay que tratar de mantener y áreas de mejora, cuyo objetivo deberá ser un proyecto de mejora.

Los resultados de la implementación de este ciclo permiten a las empresas una mejora integral de la competitividad, de los productos y servicios, mejorando continuamente la calidad, reduciendo los costos, optimizando la productividad, reduciendo los precios, incrementando la participación del mercado y aumentando la rentabilidad de la empresa u organización.

 

Los 4 pasos del Ciclo Deming

 

Planear (PLAN)

Se establecen las actividades del proceso, necesarias para obtener el resultado esperado. Al basar las acciones en el resultado esperado, la exactitud y cumplimiento de las especificaciones a lograr se convierten también en un elemento a mejorar. Cuando sea posible conviene realizar pruebas de preproducción o pruebas para probar los posibles efectos.

 

  • Recopilar datos para profundizar en el conocimiento del proceso.
  • Detallar las especificaciones de los resultados esperados.
  • Definir las actividades necesarias para lograr el producto o servicio, verificando los requisitos especificados.
  • Establecer los objetivos y procesos necesarios para conseguir resultados necesarios de acuerdo con los requerimientos del cliente y las políticas organizacional.

 

Hacer (DO)

Se realizan los cambios para implantar la mejora propuesta. Generalmente conviene hacer una prueba piloto para probar el funcionamiento antes de realizar los cambios a gran escala.

  • Aplicar soluciones.
  • Documentar las acciones realizadas.

 

Chequear (Check)

Pasado un periodo previsto de antemano, los datos de control son recopilados y analizados, comparándolos con los requisitos especificados inicialmente, para saber si se han cumplido y, en su caso, evaluar si se ha producido la mejora esperada.

  • Vigilar los cambios que se hayan realizado.
  • Obtener retroalimentación.

 

Actuar (Act)

Actualmente algunos expertos prefieren denominar este paso “Ajustar”. Esto ayuda a las personas que se inician en el ciclo PDCA a comprender que el cuarto paso tiene que ver con la idea de cerrar el ciclo con la realimentación para acercar los resultados obtenidos a los objetivos. Además, no debe confundirse este paso “A” con el conjunto de acciones (implementación) consecuencia del despliegue de los planes (que se desarrolla en el segundo paso, “D”, de “hacer” o “llevar a cabo las Acciones”).

  • Realizar los ajuste necesarios.
  • Aplicar nuevas mejoras.

El mejoramiento continuo es una incesante búsqueda de problemas y sus soluciones. Por lo cual debemos de considerar el concepto fundamental del ciclo que es que nunca termina.

Para  poder utilizarlo en realidad no se necesitan muchos requisitos. Muchas veces el mismo  Dr. Deming usaba una servilleta y una pluma para poder explicárselo a sus alumnos. Si bien podemos caer en la tentación de decir “que la herramienta no presenta un grado de dificultad alto”, no por eso significa que la herramienta no sea poderosa.

 

“Mejora mañana lo que puedas mejorar hoy, pero mejora todos los días”