MARKETING

¿Que tipo de emprendimiento te gustaría comenzar?

Siempre el comienzo de un emprendimiento supone un gran esfuerzo y la elección no es fácil, ya que existen varios tipos de negocios que deberán ser evaluados por cada emprendedor.

(Por Lic. Gonzalo Merlo)

Emprender no tiene que ser tirarse a la pileta, ya que hay esquemas de negocio probados que podes analizar y que, dependiendo de tu personalidad y presupuesto se pueden adaptar a tu futuro trabajo. Los más habituales son:

Franquicia

Es un formato de negocios dirigido a la comercialización de bienes y servicios, según el cual una persona física o jurídica (franquiciante) concede a otra (franquiciatario), por un tiempo determinado, el derecho de usar una marca, transmitiéndole los conocimientos técnicos necesarios que le permitan comercializar dichos bienes y servicios con métodos comerciales y administrativos uniformes.

Ventaja: se trata de un modelo probado que incluye manuales de operación, capacitación, equipo y materia prima, apoyo administrativo, asistencia técnica y campañas de publicidad.

Clave: para sumarte a este esquema debes cubrir una inversión inicial y la cuota de franquicia, además de pagos mensuales (regalías) por el uso de la marca

 

Licencia

El dueño de una licencia (licenciante) otorga al licenciatario un permiso limitado para usar o reproducir una marca, imagen, logotipo, personaje o línea de artículos. Esto durante determinado tiempo o cantidad de productos fabricados o comercializados. Todo esto a cambio del pago de regalías, que es un porcentaje sobre las ventas obtenidas.

Ventaja: se generan atractivas ganancias si se sabe negociar para obtener las licencias más rentables, así como integrar un equipo eficiente de ventas y comercialización.

Tip: el secreto de este negocio está en tener instinto para identificar modas, tendencias y oportunidades en el mercado

 

Distribución

El emprendedor es un agente independiente dentro del canal de ventas del fabricante y se encarga de hacer llegar los productos a los consumidores finales. Para ello, debe firmar un contrato y hacer una inversión inicial fijada por el propietario del producto.

 

Ventaja: existe una amplia gama de artículos y servicios para comercializar a través de este sistema.

Clave: es clave tener experiencia para negociar precios y plazos con proveedores y clientes, así como para administrar inventarios y cobrar

 

Representación

Es un acuerdo de distribución exclusiva para comercializar los productos de una compañía fabricante. Se puede otorgar por regiones, países y hasta continentes, asumiendo las obligaciones del corporativo en tu territorio. En ocasiones, incluye permisos de subdistribución.

Ventaja: si bien se requiere de una fuerte inversión y la formación de equipos de trabajo, se tiene control total sobre cierta área geográfica.

Clave: es necesario contar con conocimiento en la administración de negocios y el presupuesto suficiente para desarrollar un mercado a largo plazo.

 

Ventas por catálogo

Consiste en contactar personalmente al cliente para entregarle un ejemplar que contiene información de productos de cierta marca. Esto para tomar un pedido en el momento o después. El margen de utilidad es variable. Los artículos que más se comercializan son: cosméticos, calzado, suplementos alimenticios, etc.

Ventaja: al ser miembro de una red de negocios, obtienes beneficios como descuentos, material de ventas y capacitación.

Clave: debes tener disponibilidad para estar en contacto con tus compradores tanto para vender, entregar y cobrar en tiempo y forma.

 

Venta Multinivel

 

Los distribuidores compran los productos al fabricante y reciben un descuento, el cual se convierte en su ganancia al momento de realizar la venta. También pueden reclutar a otras personas para integrarlas bajo su estructura y recibir un porcentaje por las ventas de cada uno de sus agremiados.

 

Ventaja: entre más venda el asociado, mayor será el descuento que obtendrá y así sus ingresos aumentarán, además de premios como viajes y autos.

Clave: hay que tener facilidad para invitar a más personas y convencerlas de unirse a tu red de negocios.

 

Venta de insumos

Cuando una empresa le vende a un tercero (emprendedor) todo lo necesario (como alimentos, materiales o insumos) para que pueda elaborar un producto u ofrecer un servicio al cliente final. Para llegar a un resultado óptimo, hay que contar con recetas, diseños y procesos definidos.

 

Ventaja: el emprendedor puede crear una marca propia para diferenciar su oferta del resto, así como ponerle un toque personal a cada una de sus creaciones.

Clave: es una buena opción para quienes tienen el talento para preparar platillos o fabricar productos artesanales.