Mano a mano…

DSC08395
Intendente Mariano Barroso

Entrevista al Intendente Mariano Barroso. Con su simpatía habitual atendió a EXTRA en un mano a mano. Y también lo hizo con su tradicional informalidad a la que acompañó con su vestimenta en el despacho oficial.

A cuatro días de cumplir los primeros seis meses de gestión, el intendente de Cambiemos, Mariano Barroso ironizó: “Más que seis meses, parecen seis años”.  La repregunta entonces se volvió inevitable: ¿pesa mucho el poder?. Inevitable y rápida también llegó la respuesta: “No lo veo simplemente como poder sino como una tremenda responsabilidad que significa dirigir a una ciudad con 50.000 habitantes  y que tiene un montón de falencias y de falta de obras de infraestructura”.

Con unos jeans un poco desgastados, una camisa a cuadros y un sweater de punto rojo, el joven intendente (uno de los más jóvenes que tuvo el distrito luego de Martín Callegaro), asegura ya haber tenido algunos logros importantes en estos pocos meses de gestión. El primero de ellos lo adjudica a que el municipio pudo comprar en febrero dos manzanas en el barrio Los Aromos, terrenos que irán destinados a la construcción de 49 viviendas. “Este fue un logro muy, pero muy importante. Hacía años que no se compraban tierras y lo hicimos en un mes como febrero en que estábamos en un mes complicado financieramente. Es un tema que preocupa y mucho y era uno de nuestros ejes de campaña”.

Otros de los avances que alcanzó su gestión, asegura que es el tránsito. Aunque reconoce que la lucha es diaria en lo que parece, por momentos, una batalla cuerpo a cuerpo. “Esta es una batalla diaria en la que intentamos romper muchos malos hábitos. Si bien no se logra de un día para el otro, ya los ciudadanos ven algunos resultados en cuanto a reordenamiento”.

Barroso manifestó su conformidad también respecto a la inseguridad. “No podemos pretender estar en Suiza – aclaró-. Pero los índices de estos últimos meses son muy buenos. Se redujo el delito en un 25% y es todo un avance. Estábamos acostumbrados que en el verano, habían 10 o 15 robos por fin de semana. Y con nosotros, el primer robo fue a principios de febrero o principios de marzo”. Aunque reconoció que en cuanto a los robos perpetrados por menores “poco o nada se puede hacer debido a la legislación vigente”.

Y los proyectos…¿dónde están?

Comenzar de cero no es un argumento generalmente para Cambiemos, que además está conformado por una importante pata: la radical. Sin embargo, Barroso reconoce que su gestión debe afrontar un yerro importante o un escollo enrevesado que le dejó la gestión anterior. “En los diferentes ministerios no hay expedientes de Neuve de Julio. Esto significa que los tenemos que armar para empezar de cero”, aseguró. Ante la pregunta de si desaparecieron en los vericuetos de los ministerios o si directamente la falencia fue en la gestión anterior por no presentarlos, Barroso se mantuvo con cautela a la hora de responder: “no sé qué pasó. Pero nosotros no los encontramos, ni a nivel local ni provincial ni nacional. No sé de quién es la culpa. Pero ahora tenemos que empezar presentando los expedientes”, enfatizó.

Dos de los programas más importantes en los que se encuentran abocados son: Endeudamiento provincial (que con ello construirán  obras en el barrio La Boca y ensancharán  las primeras seis cuadras del acceso Almirante Brown). Además proyectan también colocar cloacas en el barrio Diamantina hacia ruta 5.

El segundo de ellos es el trabajo que vienen haciendo con el área nacional de Hábitat para colocar cloacas y hacer los desagües pluviales en Ciudad Nueva. “Avanzamos con el gas y el agua pero estamos muy rezagados con los desagües pluviales y las cloacas y es justamente lo que estamos pidiendo insistentemente a Nación. Y, por supuesto, viviendas, que es nuestro mayor déficit”, aclaró.

Yo tengo fe …

“Tengo fe en que iremos por buen camino y por el del crecimiento”, manifestó esperanzado el jefe comunal entre mate y mate cebado por su directora de prensa. “Pero también tengo memoria- enfatizó – No me olvido de lo que pasaba hace solo seis meses: el 14 o 18 de diciembre, de los 135 municipios de la provincia, 128 pedían a la gobernadora que le pagaran el aguinaldo y el sueldo a sus empleados porque no tenían dinero. O sea, no nos tenemos que olvidarnos de dónde venimos, no tenemos que olvidarnos del punto de partido”, advirtió.

“Doce años de malas políticas- aunque no todas- no se solucionan en cinco meses ni en cuatro años. Se destruye muy rápido y se construye muy despacio”, enfatizó.

======================

Los trapitos se limpian…¿en las viviendas?

Barroso sabe que las casas son una de las demandas más urgentes locales. Por eso aprovechó para aclarar las suspicacias que se alzaron no hace muchas semanas, cuando un grupo de empresarios locales cuestionó a otra empresa que habría presentado su proyecto ante el Instituto de la Vivienda para construirlas. El municipio pareció quedar en el medio, y las empresas sintieron una suerte de injusticia al no haber sido también convocadas también.

Las suspicacias se multiplicaron tan pronto como los malestares, que los hubo en todos los flancos. El malestar también se sintió desde en el sillón de Tomás West. “No hubo inexperiencia ni mucho menos intencionalidad”, aseguró persuasivo el intendente. “Lo que pasó es que nosotros no tenemos todavía firmado con ningún organismo por alguna vivienda. Formalmente Nueve de julio todavía no tiene viviendas”, aseguró.

Y explicó por qué: “Como dije antes: no hay expedientes de Nueve de Julio para viviendas ni en provincia ni de Nación….Ahora lo que estamos hablando con el Instituto de la Vivienda es que por lo menos nos puedan dar 24 o 25 viviendas que no estén presupuestadas en el año 2016 en la provincia. Estamos dando pasos positivos pero lamentablemente solo tenemos el compromiso verbal pero todavía no hemos firmado ningún convenio para que Nueve de julio reciba viviendas que no estén presupuestadas”.

Esa fue la razón por la que desde el municipio no habrían convocado a licitación pública. “No puedo convocar para hacer algo que todavía no lo tengo. No puedo convocar a una licitación pública para viviendas que todavía no tengo. Solo estamos gestionando. Sí estamos avanzando y creemos que tendremos un resultado positivo. Pero todavía no firmamos nada y para una licitación lo tengo que hacer antes”.

Después quedará por ver si será el municipio quien se encargará de la contratación de las empresas o el Instituto de la Vivienda decide financiarlas directamente. De ser de la primer forma, “evaluaremos la manera más rápida de hacer que las viviendas lleguen a manos de los posibles adjudicatarios. Haremos todo lo posible para que vean que queremos hacer las cosas lo más transparentes y serias y lo más rápidamente posible…. Tenemos dos prioridades: Hacerlas lo más rápidamente posible y en lo posible, que lo hagan empresas locales”.

Por último deslindó todo tipo de relación del municipio con la empresa local que se habría presentado ante el IPV. “Creemos que una empresa local por su propia visión comercial solicitó una entrevista al IPV de la vivienda para ofrecer sus productos. No hubo intermediación de ningún tipo del municipio: eso es absolutamente falso”, aclaró.

Por último remarcó que  también están intercediendo para reunir a las empresas locales con el Instituto Provincial de la Vivienda para futuros proyectos.

 

EN EL MES DEL AMBIENTE

El basural, presente…

El jefe comunal aseguró que tienen ya dos lugares posibles en donde puede trasladar el actual basural aunque lo hará con otra categoría, tal cual lo exige la ley vigente: será un relleno sanitario.

No quiso aventurar cuáles serían los dos lugares posibles pero aseguró que están a la espera de la decisión del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) que está evaluando las dos propuestas. “Todo esto implica un trabajo integral. El primer eslabón es conseguir el predio para hacer el relleno sanitario. Luego, es ver cómo recuperar las hectáreas del basural. Hay que cercarlo y empezar con un plan de recuperación de tierras que puede llevar entre 20 y 30 años y que comienza con un plan de forestación. El otro eslabón fundamental es el reciclado: ya empezamos a trabajar en la planta pero queremos trabajar más sobre la concientización de la ciudadanía”, remarcó.

Por otra parte el intendente  aseguró que la planta separadora de residuos, que está ubicada en el basural y que está tercerizada a la Cooperativa El Lucero, sí está funcionando aunque reconoció que “no lo está haciendo en los niveles que a nosotros nos gustaría”.

En este sentido reiteró su convocatoria a los vecinos para que prueben y separen en sus hogares los residuos inorgánicos de los orgánicos. “Agarren una bolsa de consorcio y tiren plástico, papel, botellas y vidrios y guárdenlos en el patio o en el lavadero. Y tiren solo en el tacho de basura todo lo que es orgánico. Se van a sorprender cuando vean que sacarán la basura cada dos o tres días. El volumen de lo que es reciclable es muchísimo mayor (y no da olor, no molesta ni es pesado, es solo voluminoso) al de orgánico. Es una cuestión de hábitos y esto se logra enseguida. Pruébenlo, háganlo una semana y se van a acostumbrar”, apeló.

 

TARIFAZOS

Barroso en el medio: entre el gobierno y la comunidad

En la charla no pudo quedar a un lado el tarifazo, un tema que pone en una situación incómoda al jefe comunal. Por un lado representa a un gobierno y debe apoyar sus políticas y por el otro, debe representar a los ciudadanos que lo eligieron y depositaron su poder en él. Pero Barroso apela a su cintura política y tal vez al sentido común, muchas veces, como dice el refrán, el menos común de los sentidos. “ Como máximo responsable de mi ciudad planteé al ministro Aranguren lo veía en mi ciudad: lo que le pasaba a mi vecino, a mi pequeño comerciante local, a mi PYMe,  y a la industria de mi ciudad. Lo miré a los ojos y le dije que yo entiendo las malas políticas que ha hecho durante estos últimos doce años el gobierno nacional pero también entiendo la necesidad de la gente y me hubiera gustado que se hubiesen hecho más gradualmente. Porque mi ciudadano lo está sufriendo y lo sufrirá aun muchísimo. Y es justamente esa la responsabilidad primera como intendente: defender a mis ciudadanos”.

Por último agradeció a la gente “la paciencia que nos están teniendo” y remarcó que están haciendo “todo lo humanamente posible para que la ciudad esté cada vez más bonita, tenga cada vez más servicios, y se viva cada vez mejor. Para nosotros todos los días son lunes”, finalizó.