Mango: Producto argentino

(por Mónica Gómez)

Hace más de 15 años conocí la provincia de Misiones, La provincia de tierra  coloradaera en la que  soñaba vivir. Radicada en la ciudad de Posadas, con vista al Rio Paraná  y el cruce a Encarnación, quede maravillada. Todo en ella era mágico.Misiones es muy particular, desde antes de ir, me contacte con algunas personas por internet y el recibimiento una vez  allí fue genial. Son muy cordiales, esa mezcla de nacionalidades  que se centra allí gracias a sus cruces limítrofes la hacen muy cosmopolita.

Su diversidad cultural también se siente en la forma de vida, en sus calles el aire fresco de cuidad tropical es cotidiano. Los árboles además de proporcionar oxígeno están rodeados de enredaderas trepadoras que brotan rocío. El calor es vasto y la humedad también. Era la primera vez que convivía con lagartijas por las paredes y las víboras según me decían podían ser inquilinas ocasionales. Las lluvias tupidas e interminables dan sensación de estar en alguna playa tropical.

Nada se compara a la tierra roja de alrededor de los cominos. Aquel que no entienda podrá creer que es muy seca y árida. Esa sensación que da el color intenso  propio de esa zona del litoral. Pero no es así, es tierra húmeda, rica en hierro y fértil como pocas. El contraste del colorado con la tupida vegetación verde es una postal increíble.

El chipa asado al palo, el pescado de río y las frutas tropicales son algunos de los productos autóctonos que se pueden degustar. Las comunidades originarias son los que mantienen una ciencia realmente orgánica de sus productos. Saben cómo pocos el manejo de esa tierra y los cuidados del cultivo para el mejor aprovechamiento de los nutrientes. Secretos que se transmiten de generación en generación. Una de las plantas comunes de ver  en Corrientes y Misiones es el árbol de mango.

La plantación de mango está radicada desde hace tiempo en la zona. Si bien no es un fruto autóctono, la planta tuvo una gran adaptación  al suelo y se puede ver hasta en las veredas caer los racimos de mangos. La fruta exótica que muchos creen que llega de otros extremos del mundo no es así, la producción de verano es traída de las zonas como el litoral o de las provincias de Salta y Jujuy. Conocer la producción local y su estación es muy importante para el desarrollo de nuestra industria, nuestro campo y nuestro país.

El mango es de estación es muy aromática, con una pulpa de textura carnosa y fresca para combinar con ensaladas de verano o postres refrescantes, hay que aprovecharlo. Te tiro algunos datos fundamentales: es una fruta tropical, no le gusta el frio, a heladera nunca.Según la variedad vas a encontrar el mango más firme o maduro, pero la mayoría de los que compres están en condiciones de consumirlo hasta 5 días de cosechados. Su fibra es cuestión de variedad. La tonalidad es también dependiendo de la misma, se vuelven amarillos o pueden permanecer de color verde ya maduros. Aprovechando la temporada voy a realizar un postre digno de estas temperaturas, Arrollado de mango y coco.

Necesitas:

  • 4 huevos
  • 120 gr de azúcar (yo use rubia, es igual para la blanca)
  • De harina 0000
  • 25 gr. De coco rallado
  • 1 cucharadita de miel
  • Crema batida
  • 1 mango

Procedimiento:

                Batir los huevos en una batidora e incorporar el azúcar en forma de lluvia, una vez se hallan espumados. Hasta que lleguen a blanco. Incorporar la harina tamizada y el coco rallado, la cucharada de miel y disponerlo en una bandeja rectangular con papel manteca y emantecado. Llevar a horno por 15 minutos. Batir la crema a punto chantillí. Cortar en cubos el mango y agregarle 2 cucharadas de azúcar (optativo), una vez frio el pionono de coco rellenar con la crema y disponer los cubos de mango por encima. Enrollar y llevar a heladera por mínimo 2 horas. Espolvorear con azúcar impalpable o bañarlo con chocolate blanco. Servirlo frio

Anímate a probar es muy fácil de hacer y aprovecha los mangos que están en estación.