Luces de New York en 9 de Julio

Soaje,Javier, 14sTras una década de trabajar en México,el artista Javier Soaje cuenta los días que quedan para estrenar en Nueve de Julio su musical Caprichos de Broadway. El trabajo lo comenzó en septiembre del año pasado cuando realizó audiciones en el Cine Teatro Rossini en donde asegura descubrió para su sorpresa muchos talentos.Es la cuenta regresiva para la comedia musical que pondrá, durante dos horas en escena, fragmentos de grandes obras como Cabaret, Los Miserables, Evita y Alma Mía…

El estreno está previsto para el 12 y 13 de julio a las 22 horas en el Cine Teatro Rossini. Mientras tanto los ensayos se intensifican y el aprovecha a conversar con EXTRA sobre sus comienzos, su paso por Cancún y su regreso a Nueve de Julio.

 

E: ¿Cómo incursionaste en el género musical?

JS: Soy músico desde los 3 años. A los 16 comencé trabajando con mucha gente con los coros. Empecé como integrante en el coro polifónico y terminé dirigiendo coros en varios colegios, algunos que ya estaban formados y otros los armé yo. En 1996 empezamos, con uno de esos coros, a preparar “Drácula”. Era una prueba piloto para ver qué pasaba con la gente. Lo presentamos al año siguiente y la respuesta fue masiva. La estrenamos en el Salón Blanco y quedo gente afuera en los pasillos. Ahí nos dimos cuenta que existía mucha gente que no solo le gustaba ver un musical sino que le gustaba participar. Muchas personas comenzaron a acercarse y armamos al año siguiente la “Bella y la Bestia”. Esos fueron los comienzos.

E:- Después te fuiste a Buenos Aires?

Sí. Me dediqué de lleno a estudiar, a integrar elencos, a tomar clases personalizadas. En esta búsqueda hay un antes y un después de Pepe Cibrián. No trabajé directamente con él pero fui discípulo de Gabriel Giangrante quien dirigía sus musicales. Poco después me fui a México, donde viví 12 años y en donde realicé la experiencia más fuerte. Trabajaba con elencos infantiles, juveniles y de adultos, y me fui formándome con profesores en el Distrito Federal. Había muchos que dictaban seminarios directamente venidos de Broadway, allí esto no era una sorpresa, siempre había gente que llegaba de Broadway. Aproveché tos los seminarios, talleres y cursos y luego creé mi propia compañía y comencé a armar musicales.

P: ¿Siempre trabajaste en relación a la música?

JS: Desde el año 2000 al 2005 fue una etapa de preparación y formación. En el 2002, me fui de Nueve de Julio y comencé a trabajar en el Colegio La Salle y seguí trabajando hasta hace ocho meses que regresé. Trabajaba por la mañana en el colegio y por las tardes y noches con mis elencos.

 

E:- Cómo nace Caprichos de Broadway?

En el 2011, por iniciativa mía y de un amigo, que es coreógrafo. Teníamos ganas de darle un giro a la situación. En Cancún pasa lo mismo que acá: la gente quiere hacer algo de musical y no tiene dónde. Lo que sí existía eran escuelas de musical para chicos y jóvenes pero no para adultos. Quisimos romper la barrera de las escuelas formando una compañía. Audicionamos gente y presentamos el primer “Caprichos de Broadway” en 2012, después de trabajar durante casi un año en su preparación. La segunda puesta de la obra fue en junio de 2013, casualmente cuatro días antes de mi regreso a Argentina. Esa fue como mi despedida.

P: ¿Cómo fue la llegada a 9 de Julio?

JS: Llegué como parte de la compañía “Siete Signos”, que es la asociación que tengo con mi amigo Nazaret Lacambra, que es coreógrafo y director de la compañía en Cancún. La iniciativa acá fue la misma, dar una opción diferente a la gente. Existen muchas personas que les gusta hacer teatro musical, que quieren dedicarse a esto. En septiembre de 2013 citamos a audiciones de canto, en octubre hicimos las de baile y, con los seleccionados, armamos el elenco.

Estamos trabajando sin fines de lucro aunque cobraremos un bono contribución para cubrir los gastos: Argentores, SADAIC, etc., todos cobran. Pero, gracias a Dios, nos apoyan mucho los comercios.

P: ¿Cómo fue la selección en el casting?

JS: En la mayoría de los casos siempre son mujeres pero para mi sorpresa encontré a varios hombres. Me encontré con mucho talento: la mayoría que fue a audicionar quedó seleccionada. Los primeros meses de ensayo fueron un filtro pero de 28 quedaron 24 por lo que es muy positivo. Desde entonces estamos trabajando duro. Además, a medida que se acerca la fecha del estreno vamos incrementando los ensayos: de tres semanales estamos a punto de comenzar con cuatro y, en mayo, previo al estreno, serán todos los días.

P: ¿Cómo viviste el cambio de Cancún a 9 de Julio?

JS: Ha sido todo un desafío. Venía de un lugar turístico en donde cuando vos pones un aviso de un casting se llena. Llegué a Nueve de Julio en un momento difícil social y económicamente y pensaba: “Quién va a tener ganas de hacer esto cuando hay tantas prioridades en las que pensar?”. Y, sin embargo, me sorprendí gratamente con este proyecto y con las clases de canto que estoy dictando. Con un solo aviso que publiqué ya no tenía más horarios disponibles. Pese a las situaciones difíciles la gente está sedienta de arte, de ganas de superarse, de tener nuevos desafíos. Vivimos tiempos donde a la educación se le da un lugar secundario, y la misma gente tiene la iniciativa de prepararse, de hacer cosas, que antes quizás no se veía tanto porque nos estregaban todo servido. Ahora como no hay, la gente busca. Me gusta todo lo que está pasando porque nunca me imaginé esta respuesta. Me siento muy contento de haberme ido con las puertas abiertas de Cancún, cerrando una etapa con un espectáculo, y de haber llegado de nuevo a mi ciudad. Muchas personas sin conocerme ni conocer al elenco nos brindan su ayuda como es el caso del GEN que, aunque no pertenecemos al mismo partido político, nos abrieron las puertas (especialmente Marianela López ) y nos dieron este espacio sin pagar un peso. También la gente de la Asociación Cultural Nuevejuliense que nos abrió las puertas del teatro. En especial Carlos Raitzin que para los casting puso luces, abrió las puertas del teatro. Es mucho lo que la gente está aportando. A veces no nos damos cuenta o no le damos valor a las pequeñas cosas.

P: ¿En qué consistirá el musical?

JS: La obra es una selección de diferentes musicales nacionales e internacionales como “Cabaret”, “El Rey León”, “Mama mía”, “Los miserables”, “Evita”, y otros más. No es un argumento, no tiene un hilo conductor. Estos musicales son reconocidos en todo el mundo, y van desde un estilo más clásico a un estilo más moderno. Lo que implica que son diferentes en técnicas. El estreno está previsto para el viernes 13 y sábado 14 de junio. Es un día antes de que juegue Argentina así que no hay excusas para no ir.