Los cajeros automáticos también concientizan sobre la violencia de género

Según un informe de la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), en la Argentina, el 93% de las mujeres aseguró haber sufrido acoso y el 80% reconoce que camina con miedo por lugares públicos. Solo el 5% de los casos son denunciados en la Justicia.

Es por eso que HSBC lanzó la campaña “No significa no”: durante todo marzo los 450 cajeros automáticos que tiene el banco en la Argentina emiten tickets que incluyen la línea gratuita de asistencia a las víctimas de violencia de género, el número 144, y una leyenda que indica “No significa no”.

Esta acción ratifica la posición de HSBC de condenar a la violencia, el acoso y la discriminación. La compañía cuenta con programas de prevención, concientización y asistencia a víctimas de situaciones de violencia o acoso dentro y fuera de la organización.

El banco fue pionero en la firma de un acuerdo con la Asociación Bancaria para dar respuesta urgente a las víctimas de violencia y desarrolló un protocolo para la detección de casos y asistencia inmediata a las personas que la sufren para proteger así a sus colaboradoras y colaboradores.

Entre los puntos convenidos, se encuentran el otorgamiento de una licencia especial de diez días con goce de haberes, la creación de una comisión interdisciplinaria para brindar asistencia jurídica, social, psicológica, económica y médica a las víctimas y la posibilidad de reubicación laboral para garantizar la seguridad. (InfoGEI) Mg