Ley de Fibromialgia: presentan 20 mil firmas para pedir su tratamiento en Diputados

El texto comenzó su recorrido en comisiones. Esperan un informe clave para avanzar en su sanción en 2019.

Pacientes, ONG, y profesionales de la salud presentaron por mesa de entradas de la Cámara de Diputados otras 9 mil firmas, que sumadas a las 12 mil que habían formalizado finales de octubre, suman más de 21 mil pidiendo el tratamiento de la Ley de Fibromialgia.

Los avales tienen representación del 80% de los municipios bonaerenses, pertenecen a gente de 105 distritos, también hay 13 provincias que se sumaron y 22 concejos deliberantes”, detalló explicó Roxana Giamello de Fibromialgia La Plata.

El texto comenzó a ser estudiado este mes por los diputados que integran la Comisión de Salud de la Cámara baja. En este sentido, el primer paso fue pedir un informe al Ministerio de Salud para conocer la opinión del Ejecutivo bonaerense.

Diputados Bonaerenses, pudo saber que la consulta se vincula con la factibilidad económica del Programa Provincial de Prevención, Tratamiento, Control y Asistencia y de los Centros Especializados y de Referencia –dos puntos claves que contempla la ley.

En principio todos los diputados mostraron buena predisposición para legislar sobre el tema. Ahora habrá que ver como avanza los informes requeridos a Salud. Más allá de la decisión queremos trabajar en conjunto”, amplió  Giamello.

En esta dirección, la expectativa es muy grande ya que a nivel nacional hace cinco años que se encuentra congelado el debate y no existe ninguna regulación que promueva respuestas concretas del Estado para este grupo social.

El texto, que fue presentado hace casi un año por la diputada mandato cumplido Valeria Amendolara, contempla la Fibromialgia, el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) y el Síndrome Químico Múltiple (SQM).

Se calcula que hasta el 40% los pacientes que padecen alguno de estos tres síndromes pierden el empleo y la obra social. “La mayoría somos mujeres y juega mucho la cuestión de género. Hay descreimiento”, relató Giamello.

Por este motivo, la iniciativa también contempla la posibilidad de que los trabajadores con algunos de los tres síndromes puedan tramitar el certificado de discapacidad.

Otra arista relevante es la inclusión de la Fibromialgia, el SFC y el SQM en el Programa Médico Obligatorio, para obligar a los hospitales, clínicas, obras sociales y prepagas a incluir su tratamiento.