Las escuelas, tierra de nadie

DSC02128
Marcha en la Plaza Belgrano

Escasa participación en la marcha por la violencia en las escuelas. Todo el mundo sabe que pasan cosas y muy graves en las escuelas, sobre todo en las públicas.  Pero nadie habla abiertamente. Porque no se atreven, no pueden o no los dejan. El cómplice principal es el estado que bajo la demagógica argumentación de que no hay que excluir a los niños de las escuelas y que hay “que incluirlos”, deja ligados a los establecimientos educativos a su suerte y se convierten en tierra de nadie.

Los docentes se encuentren atados de pies y manos para interceder, intermediar y sancionar. Se han perdido no solo la autoridad moral y las reglas, sino también las sanciones, bajo la complicidad manifiesta de una política educativa que por esconder estadísticas de deserción escolar o de decadencia educativa, cuando no de inoperancia política o lo que es peor de estrategia deliberada para “fabricar” numerosas generaciones de esclavos en vez de ciudadanos que sirvan cada vez más a sus propios fines .

Los docentes son las principales víctimas. Ellos mismos reconocen que para sancionar hoy a un alumno tiene que suceder casos  extremos como alarmantes.

Puños, drogas y muchas cosas más suceden dentro de los establecimientos educativos. Y el silencio parece haber llegado al punto de saturación de los docentes. Poco a poco van animándose, como pueden, a manifestarse sobre este flagelo, como lo hizo un grupo de ““Docentes autoconvocados”, que organizó la marcha y la difundió por las redes sociales bajo el lema, “Unite a nuestra marcha, el silencio también es violencia”.

Hace algunas semanas trascendió una disputa entre dos alumnos de una escuela, la Otto Krause en los que habrían sido agredidos físicamente dos docentes. Disputas cotidianas en las que generalmente los docentes no pueden intermediar y, si lo hacen, corren riesgos de ser sancionados por sus mismos directivos, cuando no presionados y hasta golpeados física y psicológicamente por los progenitores. Ayer por la tarde, pocos fueron los que se convocaron, quizás por el frío, para romper la apatía y el silencio.

De la marcha participó uno de los representantes de la UDOCBA quien apoyó la iniciativa, José Luis Bazzetta. “Estamos en contra de que haya violencia. Todos los días los docentes sufren casos de violencia física y psicológica no solamente en Nueve de Julio sino en toda la provincia de Buenos Aires. Por eso queremos luchar no solo por un sueldo digno sino por las condiciones dignas de trabajo, es decir que se viva un clima de paz”, remarcó.

Bazzetta remarcó que “los conflictos deben resolverse  mediante el diálogo. Y este quizás sea el principal contenido que una escuela debe enseñar desde adentro:  los alumnos deben aprender el principal contenido que es aprender a convivir en una sociedad más justa y en paz”.

El gremialista reconoció que en las escuelas “hay casos de violencia continuamente” y que generalmente los docentes no denuncian “por miedo”. “Esto es un error, hay que denunciar cuando las cosas andan mal. El cambio va a venir cuando comience a denunciar”. También reconoció que el temor de los docentes radica también en “que se baja línea del gobierno que no se debe hablar de violencia y por no estigmatizar a los chicos. Esto es un error porque la violencia está y, como todo, tienen que volver los premios y castigos porque el sistema se ha hecho demasiado permisivo. Se nivela todo para abajo”, remarcó.

 

La voz docente

Una docente, que trabaja en varias escuelas del partido, decidió participar para manifestar su “desacuerdo con la violencia que ejercen los chicos”. “no podemos estar ajenos ni mirar para otro lado mientras los alumnos se golpean y, lamentablemente, tenemos muy pocas herramientas para intervenir”, aseguró.

 

========================

Derecho a réplica

 

Por las mismas horas que se congregaba la marcha contra la violencia en la escuela, padres de alumnos de la escuela Otto Krause, salían a defender a sus hijos a través de un comunicado que se viralizó por las redes sociales.  Lo transcribimos textual a continuación:

COMUNICADO DE LOS PADRES DE ALUMNOS DE LA
ESCUELA OTTO KRAUSE

Padres de alumnos de la EESyT Nº1,OTTO KRAUSE informan a la comunidad que las versiones que circulan por las redes sociales y en los medios de comunicación sobre los hechos ocurridos en la escuela el día martes 28 de abril del corriente año faltan a la verdad:
Lo sucedido fue una pelea entre dos chicos los cuales son alumnos del establecimiento, peleas que son comunes en cualquier escuela de la REPUBLICA ARGENTINA, interviniendo 4 docentes para separar a estos chicos y contenerlos, Directivos de la Escuela dieron aviso a autoridades competente a tales casos, llámese POLICIA , SERVICIO DE CLYSA.
Asi mismo y en el mismo momento se tomaron las medidas correspondiente con intervención del SERVICIO LOCAL, DIRECTIVOS Y EQUIPOS DE ASISTENCIA SOCIALES,. Además se está trabajando con equipos de Inspectoras y Asistentes Sociales dentro de las aulas para revertir cualquier situación de violencia.
Por consiguiente:
1- Ningún chico de este establecimiento agredió físicamente o verbalmente a algún profesor o personal del establecimiento
2- Ningún profesor o personal de dicho establecimiento salió herido
o en silla de ruedas como se dijo
3- Pedimos a la gente mayor trate con respeto a los menores, nuestros hijos que asisten a la escuela

Padres de los alumnos de la escuela OTTO KRAUSE

 

=================