La UCR define si sigue en Cambiemos y cuál será su estrategia electoral

En medio de las especulaciones, los tres sectores que pugnan en el partido centenario este lunes tomarán definiciones claves para el futuro de Mauricio Macri. El escenario.

Los dirigentes radicales afirman que las convenciones siempre fueron acaloradas y hasta recuerdan episodios en los que volaron sillazos en medio del debate. Sin duda,la cumbre de este lunes estará dentro de las picantes. 

Cuando la onda expansiva de la jugada táctica de Cristina Kirchner todavía no se disipo, todo el PRO fijará su mirada en la convención de la UCR que deberá definir si ratifica su pertenencia a Cambiemos.

Sucede que, la decisión de los convulsionados boinas blancas condicionará las diferentes variantes electorales que estudia la mesa chica del Presidente, que aún no logra recupera la iniciativa política.

En Parque Norte, después del medio día los 347 convencionales del radicalismo de todo el país dirimirán sus posiciones a mano alzada. El escenario ubica a tres sectores en puga.

El pelotón cercano a la Rosada, que tiene de interlocutores a Gustavo Valdés, José Cano, Jesús Rodríguez, Daniel Salvador, Ángel Rozas, Luis Naidenoff y Mario Negri, busca darle oxígeno a Macri, aunque avalan la idea de ampliar la coalición.

En tanto, el sector de los críticos, que tiene como referentes centrales a Alfredo Cornejoy Enrique “Coti” Nosiglia, empujan una “nueva coalición” abierta al peronismo conversable, integrar la fórmula presidencial o ir a internas.

El último escenario que ubicaría a Macri definiendo su candidatura en las PASO es la que desde el PRO descartan de plano por situación de debilidad y fragilidad en que quedaría el presidente.

Por último, están los disidentes, liderados por Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella y Federico Storani, que propician la ruptura de Cambiemos y el armado de un acuerdo con Roberto Lavagna, a Margarita Stolbizer y los socialistas.

Claramente esta posición que es minoritaria significaría la estocada final para MacriLos dos primeros sectores aunarían más de 100 voluntades cada uno y los discordantes cerca de 70.

Si bien entre los dos grandes grupos predomina la voluntad de ratificar la pertenencia en Cambiemos, el cómo todavía está abierto y recién se conocerá entrada la tarde del lunes.

Por lo pronto, en una cena en Parque Norte en las últimas horas del fin de semana tomo fuerza la chance de conformar una “comisión negociadora” que discuta la ampliación de Cambiemos y las listas de candidatos para octubre.

Los delegados de ese espacio serían los gobernadores Cornejo, Gerardo Morales, Valdés, el porteño Yacobitti y la diputada provincial alineada a Salvador, Alejandra Lorden.

Sin embargo, un punto de contacto de los tres sectores en pugna es el creciente malestar sobre el rol del radicalismo en la coalición y el “ninguneo” de la Rosada en el reparto de cargos y en la toma de decisiones.

Según trascendió, la Convención estaría conducida por su vicepresidente, el sanzista Agustín Campero, ante la anticipada ausencia del titular del órgano Jorge Sappia.