La senda del yoga

Marcos y ClaudiaHACIA LA BUSQUEDA DE UNO MISMO

Existen puentes para despertar nuestra conciencia. El yoga, en particular, es una disciplina que a través de posturas físicas, la meditación y la respiración busca integrar y recuperar el equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

El yoguista Marcos Signorio que junto a Claudia Brangeri administra el Centro de Yoga y Terapias Alternativas Sadhana, explicó a EXTRA algunos de los secretos de esta práctica que, con 7000 años de vida, no ha perdido vigencia.

 

E:- ¿Qué es el yoga?

El yoga abarca tres planos: uno físico, uno mental (la mente en sí y las emociones) y otro espiritual. Desde lo físico con las distintas posturas (“asanas”) se trabaja la estructura de las posiciones en que están las articulaciones. En occidente se utiliza postura y “asana” como sinónimos, pero yo puedo estar con un taco realizando las posturas y no estás realizando un “asana” dado que requiere de la respiración y la concentración. En lo físico trabaja las articulaciones, los órganos, tendones y músculos. Muchos vienen a buscar movilidad articular y elongación muscular, o como complemento deportivo.

En la parte psicológica (lo emocional y mental) es donde entra en juego la respiración. Por ejemplo, cuando uno está en un estado depresivo y angustioso la respiración se vuelve superficial y hasta entrecortada. Los yoguis se dieron cuenta que como los estados emocionales modifican el ritmo respiratorio también se podían modificar las emociones desde la respiración. Ese tercer escalón es el “pranayana”, las prácticas respiratorias. Con respiraciones bien hechas los practicantes comienzan a notar un cambio de actitud. Por ejemplo, las personas se sienten más activas mentalmente, emocionalmente no están tan depresivas, pero tampoco tan eufóricas. A través de la respiración te vas equilibrando el sistema energético y te estabilizás mental y emocionalmente. Por eso el yoga, en esa segunda etapa, trabaja la etapa mental y la parte emocional. A veces pensamos que es lo mismo. En el yoga vedanta se hace la diferencia entre lo que es el pensamiento y la emoción. La esencia de cada pensamiento está impregnada de emociones. El tema se encuentra en descubrir cuál es la emoción que a veces está incluida en el pensamiento

Cuando todo eso se va sumando, lo físico, lo emocional, la respiración, la persona va entrando en un estado de relajación. Uno se va dando cuenta que el estado de paz y de armonía esta dentro de uno, no afuera. Es cuando uno se conecta con uno mismo. Ahí comienza el proceso espiritual: reencontrarse con uno mismo, estar en ese estado de armonía interior.

E:- ¿Cómo se incluye la meditación en el yoga?

La meditación es una herramienta con la que (en un primer estadio) vos alcanzas paz. Dentro del yoga tenemos “los siete pasos” donde la meditación es uno de ellos. El primer paso es el “ashtanga yoga”, los principios éticos y morales que uno tendría que empezar a respetar y a respetarse. porque no todo es hacia afuera sino que muchas cosas son hacia adentro. Luego tenemos los “asanas” o posturas y movilizaciones. Luego vienen el “pranaiama” o respiración; el “pratiajara” o el comer; la “dharana” o concentración y por último la meditación o “diana” y “samadhi”. Es decir, dentro de la escuela de yoga la meditación es una consecuencia, se llega solo. El “asana” te induce a la respiración y esta a la relajación, y por consiguiente a la concentración. Es un proceso en el que uno sigue al otro. Por eso nosotros decimos que “yo no voy en búsqueda de la meditación sino que la meditación llega a mi”.

E:- ¿Qué fue lo que te atrajo de la práctica?

Me atrajo desde chico. Tendría 9 o 10 años y lo veía a un hermano de papá haciendo yoga. Hoy tiene 96 años, es vegetariano, es muy respetuoso y metódico. Practicaba en el campo de forma autodidacta a través de un libro de Mataji Indra Devi, un libro que me regaló y que aún lo conservo.

A los 12 años me vine a estudiar a Nueve de Julio. El primer profesor que vino a la ciudad daba karate, judo y yoga, en ese orden. Eran tres horas, y daba todo junto porque venía una vez por semana desde Buenos Aires. Cuando escuché del yoga hace unos 40 años atrás) cuando no había internet, ni libros, ni programas televisivos) en Argentina no había nada.

Cuando fui a estudiar a Buenos Aires, estaba caminando con un amigo al que se le pegó un papelito en el zapato, lo miró y me dijo “mirá, esto es lo que a vos te gusta de meditación”. Estábamos a media cuadra del centro y así fue como empecé. Me interesaba todo lo que tenía que ver con la meditación. A esa edad yo desconocía como era todo el proceso natural para llegar a practicar meditaciones. Después, cuando vi que a través del yoga uno puede comenzar a conocer todo ese campo, decidí comenzar desde el principio.

 

E:- ¿Cuándo regresaste a 9 de Julio seguías practicando?

Sí, viviendo en Buenos Aires ya daba cursos allá. Los primeros talleres que di fueron de meditación a los amigos de la facultad. A 9 de Julio vine en el ´92.  Siempre digo que en las primeras meditaciones me resultaba todo como familiar. Y ese es el aprendizaje que sé que esta incorporado. En la meditación me muevo como pez en el agua, nunca fue un esfuerzo concentrarme.

E:- ¿En qué te trasformo la vida?

En muchas cosas. En lo que es físicamente sentirme más flexible, conocer mejor mi cuerpo, reconocer las propias limitaciones, y toda practica deportiva (me gusta mucho hacer deportes) hacerla desde una óptica diferente. No desde la sociedad pide o desde lo que la competencia pide sino desde lo que yo siento. Si bien uno como docente (también estoy en las escuelas) ves la vorágine en la que se mueve todo es como que uno aprende a tomar distancia de la propia circunstancia. Tengo problemas como todos, pero trato de verlos desde una forma más optimista. Ver que somos energía dentro de un gran universo energético. Y lo principal es estar en una armonía o mediana armonía como para poder fluir en ese campo energético. Lograr dormir plácidamente. Disfrutar de lo que uno tiene. Creo que eso es muy importante.

E:- ¿Te dio una mejor calidad de vida?

Sí, pero lo que pasa es que cuando uno habla de calidad de vida, ¿cuál es el eje? Porque para muchos puede ser lo material. No te digo que no importa pero no me mato por llegar a eso. Sé que las cosas llegan cuando uno va en pos de eso, y ver en que momento pueden ir llegando. Creo que la mayor satisfacción es el camino espiritual. Eso te da mucho regocijo interno, eso es lo más hermoso que he logrado y logro. Llega un momento en que uno comienza a cosechar todo eso. Y que hoy en día, justamente, es la necesidad de trasfondo que mucha gente trae cuando se acercan al centro. Mas allá de lo físico o emocional o mental, es ese contacto interior con cada uno.

Noto un cambio con años atrás. Cuando vine a 9 de Julio, en las charlas que daba comentaba que mi alimentación era vegetariana y muchos me miraban como diciendo “eso es una locura”. He visto todo el proceso en la ciudad desde el ambiente de yoga de como la gente fue alejándose de muchas cosas que comemos o que comíamos y que van mejorando en la calidad de vida. Vi como empezaron a aparecer programas televisivos, como profesionales de la salud hablan y recomiendan un cambio de alimentación. Hoy en día decir que no comes carne o comes menos carne esta instalado en la gente. Lo mismo que la práctica del yoga. Muchos profesionales de la salud recomiendan a sus pacientes practicarlo. En la década de los ´90 no pasaba eso. Estos cambios se ven más desde el 2005 a esta parte. Antes a los que hacíamos yoga nos miraban con cara rara. Fíjate que movida, que importante lo que esta pasando, y en buen hora que ocurra. El yoga no es un “yoguismo”. No es un “ismo”, no se pone de moda por eso. Las cosas “de moda” no se sostienen, y algo que existe desde hace 7000 años creo que tenemos que mirar por qué se sostuvo.

E:-¿Cuáles son las actividades que realizan en el Centro Sadhana?

Las actividades son variadas. Trabajo con Claudia Brangeri con quien hemos ideado este espacio. El centro se llama de Yoga y Terapias Alternativas, porque hemos incluido terapias que creemos pueden ayudar a las personas. Hemos incluido a las clases de yoga talleres de meditación, respiración, de mantras. Además brindamos charlas temáticas que cambian mes a mes, y brindamos masaje sonoro y masaje tailandés. Las clases son para adultos, aunque también damos clases a niños y adultos mayores, y para practicantes avanzados clase con lineamientos más exigentes.

E:-¿Qué significa “sadhana”?

“Sadhana” significa el camino espiritual, es la práctica que me lleva hacia el enriquecimiento espiritual. Ahora, yo hago una diferencia para no confundirnos. Cuando vos hablas de camino este ya está hecho. Uno llega al camino y lo comienza a recorrer. Aquí sería mejor hablar de la senda que yo tengo que recorrer. La propuesta es que la persona que viene al centro tenga las herramientas, tenga la guía para empezar a hacer su propia senda espiritual. La idea es que en base a la práctica que uno va haciendo uno empieza a una conexión consigo mismo, con su guía, con su maestro. Esa es una senda que yo tengo que ir haciendo, que va a depender no de lo que los demás hagan por mí sino de lo que yo haga por mí mismo. En la práctica personal yo me enfrento con mi propia energía, conmigo mismo. En el grupo yo me retroalimento de todos los que estamos ahí. Son cosas diferentes. Entonces el centro Sadhana es el camino como a través del yoga uno puede llegar a reecontrarse con uno mismo. Que no es el único camino, existen muchos. El yoga es uno.