La Provincia de Bs. As. afronta el mayor peso del ajuste fiscal de la nación

La Provincia de Buenos Aires se encuentra entre las jurisdicciones con mayores alícuotas de Ingresos Brutos. A esto se le suma las recientes actualizaciones de las valuaciones de los inmuebles y el incremento del 38% promedio previsto en el Impuesto Inmobiliario. Todo esto se traduce en una mayor presión fiscal sumado a un sistema recaudatorio de antigua data , muchas veces ineficiente que incrementa los costos tributarios por trabas y artilugios burocráticos.
Este problema tiene su origen en el asimétrico reparto que realiza el Gobierno Nacional de los recursos tributarios. La Provincia aporta cerca del 38% de los Recursos y recibe aproximadamente el 18%. Dicho valor representó en el último año mas de 100.000 millones de pesos menos entre lo que la Provincia aportó y lo que recibió por Coparticipación.
Pensemos que  nuestra Provincia concentra cerca del 39% de la población del país con un 35% de necesidades básicas insatisfechas, debe sostener el 30% de los establecimientos educativos del país, el 34% de la matrícula escolar, el 41% de las camas hospitalarias. A esta pesada carga se le suma el reciente traspaso de subsidios que deberá enfrentar el año entrante el Gobierno Provincial por 28.000 millones, lo que representa casi el 50% de todas las licitaciones públicas realizadas en territorio bonaerense en 2017, muchas de ellas impostergables como las obras sobre el Río Salado para prevenir las terribles inundaciones que asolan recurrentemente nuestro territorio.
La Provincia tiene un nivel de Gasto Público sobre PBI del 16% muy inferior al resto de las provincias que en muchos casos superan el 50%. Paralelamente tiene un ingreso per cápita que se acerca a los U$S 10.000 por año muy similar a varios países de Latinoamérica cuando la Ciudad de Buenos Aires tiene un ingreso per cápita de U$S 30.000 muy parecido al de Italia y superior al de España.
Este desbalance entre los recursos y las obligaciones que debe enfrentar la provincia es el origen de la creciente presión tributaria que padecen las Pymes y los ciudadanos bonaerenses.

(nucleamiento)