La Grieta Innecesaria

En un país acostumbrado al blanco o negro y a la confrontación casi como deporte nacional, 9 de Julio es escenario de una disputa sin sentido entre ex combatientes de Malvinas y ex soldados movilizados. Subsidios, títulos y políticos en el medio. Sergio Brangeri y Guillermo Cristóbal se plantan firmes frente al “Todo es lo mismo”.  

(Por  Juan Manuel Jara)

 

                Se acerca un nuevo 2 de abril. Para la mayoría de la sociedad, una fecha para recordar la guerra de Malvinas. Para los que la vivieron en vivo y en directo, el momento para reencontrarse con sus vivencias, esas que cada excombatiente lleva marcada a fuego en su memoria, para bien y para mal. Pero sobretodo, rendirle homenaje a los que  cayeron en batalla. Una fecha sensible.

                Esta semana, llegó a los medios locales una solicitada titulada “Respeto y Verdad”, firmada por los Veteranos de Guerra de Malvinas de 9 de Julio, en la cual fijan posición frente a un encuentro de ex soldados movilizados del Grupo de Artillería 101 de Junín que se va a llevar a cabo también el próximo 2 de abril en el Club Hípico de nuestra ciudad, promocionado a través de invitaciones con el título “Mas de 180 héroes de Malvinas se reunirán en 9 de Julio”. Ahí se cuestiona al Dr. Giuliodoro, uno de los organizadores y ex soldado movilizado, y al diputado Jorge Silvestre por la firma de un decreto declarando “de interés provincial” este evento que en principio iba a ser un asado de reencuentro. Lo que molesta es el uso indiscriminado de la palabra “héroe”, y el poner a todos en un mismo nivel, osea  el que combatió realmente con el que se quedó a kilómetros de distancia, varias millas marinas de por medio, y que nunca estuvo ni cerca del campo de batalla. Y se marca también el tema de los beneficios o reconocimientos que tienen ganados, después de arduas luchas y transitar una dura campaña de desmalvinización. Y sobre todo, llamar a las cosas por su nombre. No todo es lo mismo, no todos son “héroes”.

                Sergio Brangeri es la voz cantante de grupo de ex combatientes locales, y es quien una vez más se puso al frente de este reclamo, en esta ocasión acompañado por Guillermo Cristóbal, también ex combatiente, marplatense de origen pero nuevejuliense por décadas de arraigo en nuestra ciudad formando tenistas en el Club Atlético.  Para Cristóbal, que en su momento prestó servicios en el Gad 601 artillería antiaérea de Mar del Plata, lo más importante de este 2 de abril es “recordar a los que quedaron, a los que murieron después de la guerra y, además, el hecho de poder reconocer o identificar a algunos de los que están enterrados ahí y que la familia les pueda ir a dar un saludo, ponerle una flor o saber si estaban o no. Es el hecho más importante de este dos de abril”.

                SEMANARIO EXTRA: ¿Quiénes son héroes?

                GUILLERMO CRISTOBAL: Los únicos héroes en este conflicto son los 632 que dejaron la vida en Malvinas y en el fondo del mar. Ellos son los héroes y nosotros, como ex combatientes, siempre nos encargamos de mantener viva la memoria de ellos. Nosotros combatimos, fuimos a una guerra, tuvimos la suerte de volver, y muchos de los que volvieron con secuelas también perdieron su vida y también son héroes. A ellos los recordamos.

                SE: La solicitada es una toma de posición clara, dura. ¿Se cansaron?

                GC: Lo que aclaramos es que nosotros, los ex combatientes, estamos reconocidos desde que se terminó la guerra. Que para serlo tiene que haber habido una situación de combate. Y que cada uno tiene derecho a  pedir lo que sea, a reunirse donde quiera, no tenemos nada en contra de esto. Simplemente que cada cosa lleve su nombre, están los héroes que son los que dejaron la vida por la Patria; los que luchamos por la Patria defendiendo territorio argentino y tuvimos  la suerte de volver. Y después hay agrupaciones de movilizados, como fuimos nosotros, compañeros nuestros  también, parientes en mi caso, que fueron movilizados al sur y no cruzaron a las islas. No tenemos nada en contra de nadie, cada uno puede reunirse y festejar o pedir lo que quiera. Pero no es todo lo mismo. No es lo mismo estar que no estar, combatir que no combatir, robar que no robar…

                SE: ¿A ustedes les molesta la utilización de la palabra héroes de forma genérica?

                SERGIO BRANGERI: Nos molesta la palabra héroes, nos parece una falta de respeto a un montón de cosas, a los que quedaron, a los familiares, a la historia.

                GC: Para mí los únicos héroes han sido los 632 que perdieron la vida en Malvinas. Nosotros estamos caminando por la calle pero los verdaderos héroes son ellos. Nosotros fuimos a una guerra en su momento porque el Estado Nacional decidió recuperar un territorio, volvimos y ya está…no somos héroes. Los héroes son los que quedaron. Y por eso siempre trabajamos como los excombatientes. Las leyes, los beneficios que se lograron en su momento, las lucharon los ex combatientes. Somos ex combatientes y nada más. A veces nos molesta cuando alguien quiere ser lo que no es. No puedo decir que soy médico si me faltan tres materias. ¿Soy “casi médico”?  Hay cosas que son o no son. Al grueso de los ex combatientes es eso lo que nos molesta. La gente que estuvo movilizada si hoy consigue una ley y que la apruebe el Congreso y es mejor que la nuestra, bienvenido para ellos. Pero que presenten su ley. Porque acá es una usurpación de títulos y honores que también está penalizada por la ley. Yo no puedo poner la chapa de médico en la puerta de mi casa si no lo soy.

                SE: ¿Qué papel tiene la política en este hecho?

                SB: Giuliodoro le comunicó al Intendente Barroso que iba a ser un encuentro a la canasta, de acuerdo a lo que nos dijo el intendente, y el viernes pasado sale un decreto de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires firmado por el diputado Silvestre declarando este encuentro “de interés provincial” ..Y la verdad que nos parece una falta de respeto.

                SE: ¿Qué es lo que les molesta?

                SB: Ellos pueden reunirse, reclamar lo que quieran. Lo que molesta son los títulos como que se reúnen “180 héroes de Malvinas”, los conozco a todos porque fuí partícipe del Grupo de Artillería 101 y fuimos en tren al sur, un viaje maravilloso donde conocimos cosas que no teníamos en casa como la calefacción, comíamos bastante bien, pero están faltando a la verdad. He leído notas en donde mencionaban que hubo ataques ingleses en el continente, cosa que no es cierta. Que estuvieron 30 años en silencio porque no podían contar nada, no vivieron una guerra y avalado por políticos.

                GC: No queremos grieta. Los derechos de los excombatientes son leyes. En la Cruz Roja están los listados de los prisioneros de guerra, en la Corte  de la Haya están. No hay secreto. No tenemos nada en contra de nadie,  simplemente informar a la sociedad como es el tema, quienes son héroes y quiénes no.

 A los chicos que sepan que acá en 9 de Julio tienen un héroe que es Francísquez, que dio su vida y que es lo que queremos que se recuerde el 2 de abril. No queremos confrontar con nadie. Nos molesta el título. Y a veces la política va y viene…

                SE: ¿Qué reclamo tienen para los políticos?

                SB: En este caso que se han quedado mucho. Que no se podía hacer un encuentro justo un 2 de abril. Tienen otra fecha para hacerlo. Pero dos actos en un 2 de abril y que ellos concurran a los dos actos me parece que no es correcto.

                SE: En enero estuvieron reunidos con el intendente anticipándose a este tema ¿qué les había dicho?

                SB: Que Giuliodoro no quería interferir ni molestar, que era un reencuentro en una quinta y después sale el viernes pasado, como escondido, este decreto firmado por Silvestre.

                SE: ¿Qué les significa el otorgamiento de ese título?

                GC: Desinformación, de alguien que no sabe cómo fueron las cosas. El que firmó el decreto puede ser una gran persona, un gran político, pero por ahí esta desinformado, o se apuró, vaya uno a saber…no tengo nada contra el que lo firmó…a veces se cometen errores…

                SE: ¿No es un poco naif pensar que se firman cosas sin saber?

                GC: En el acto de año pasado el intendente Barroso me preguntó donde yo había prestado servicio y me dijo quien había sido mi jefe. Es una persona informada. Entonces, más que preguntarnos a los ex combatientes, que lean libros ingleses, para que sepan que no fue un pic nic, para que sepan que es un veterano, no tendríamos ni siquiera que estar dando este tipo de explicaciones hoy acá de que es un veterano. Hay gente que sabe de la causa, como el Intendente, pero hay gente que no. Y entonces da lo mismo todo.

                SB: En una charla telefónica con el diputado Vivani le pregunté, ¿“vos firmaste?” y me dijo “si, a las 2 de la mañana nos pasan cinco mil firmas, se me pasó” y yo creo que es muy raro todo lo que pasa acá.

                En un país que vive de los extremos y a su vez del “es todo lo mismo”, Malvinas también cae en esta suerte de “grieta”. Si queremos algún día madurar como sociedad, como país, aprendamos que no todo es lo mismo, que hay cosas que se ganan, algunas con esfuerzo y placer, otras con dolor. Hay cuestiones que nos hacen diferentes y que no se puede ir poniéndose y sacándose títulos con la misma naturalidad como uno se cambia de ropa. Recordemos que en una época, se “regalaban” certificados de veteranos de guerra para “acomodar” gente o cobrar el subsidio. Tiene que ver con el respeto y poner cada cosa en su debido lugar. En este caso, los ex combatientes, los que la parieron en una trinchera en Ganso Verde, los que defendieron con lo que tenían en la pista de Puerto Argentino, los pilotos, infantes de marina o soldados, que vivieron el fragor del combate, que saben lo que es ver morir a un compañero, y que hoy la pueden contar, tienen bien ganados los beneficios y el reconocimiento (tardío y costoso)

De la sociedad. Saben lo que les costó la vuelta, la reinserción. Por eso es entendible que los moleste el querer equiparar a todos. Un error. Por eso, este 2 de abril los excombatientes van a estar en un solo lugar,  en el monumento del soldado Francísquez,  para acompañar a su familia y recordarlo a él y los demás caídos, o sea,  a los Héroes.