La economía y la política o el Búho y la Paloma

(Por Lic. Hugo Enrique Merlo / hugomerlo03@hotmail)

Circulaba en la facultad de Ciencias Económicas de la UBA, en los años de estudio, un cuentito que intentaba reflejar la actividad del economista. No era el único, por ejemplo había una actitud de sorna de nuestros compañeros, por el uso del vocablo del latín ceteris paribus, que en economía se utiliza para indicar el efecto de una variable económica en otra, manteniendo constantes todas las demás variables, obviamente es un ejercicio teórico pero…
En cuestión, nuestro cuento dice así: Había una vez una paloma que tenía lastimada una pata. Consultó a médicos en general, pero nadie le daba una solución satisfactoria, hasta que le recomiendan visitar al Búho que era economista,- ¿Qué? Dijo la paloma ¿qué puede hacer un economista? –Vaya, no pierde nada, y por ahí le da un alivio. Entre reticente e incrédula, la mensajera de la Paz fue a visitar al Búho. Se presentó y describió su calamidad. Después de unos minutos, el Búho subió sus anteojos y con gesto de instruido dijo en voz tenue, – Ud. tiene afectados el 50 % de su capacidad motora, lo que recomiendo es convertirse en un ciempiés y su afección será de solamente el 1 %, en otras palabras el PROBLEMA es que tiene pocas patas. ¿Y como hago para convertirme en un ciempiés? Replicó la mensajera y el búho, dijo -Ese es su problema.
Parece charla entre Economista y el Político, es el político el que tiene que armar la solución, el que debe delimitar los problemas y son problemas prácticos, el tema es la discusión de las políticas para llevarlo a cabo.
Entre la economía y la política puede existir un problema en la determinación de objetivos, la dificultad para distinguir entre lo que los políticos quieren, los fines que se proponen y los medios que tienen.
Hemos visto estos días en nuestra ciudad manifestaciones de vecinos en la plaza Belgrano, reclamando viviendas en un caso y contra el aumento de tarifas en otro caso y esto es un nuevo fenómeno social, que seguramente se consolidará. “Auto convocados del 9” y Kevin Ríos en Ciudad Nueva, seguramente harán nuevas peticiones. Razonablemente, sensato diría, el concejal Barbieri dice que las tarifas no dependen de ellos, y que no se deben crear falsas expectativas, y que solo resta manifestar la inquietud y ver qué pasa. Caso típico de choque entre lo que quisiera y los medios que poseo. En la cuestión de las viviendas, supongo que habrá que llevar el tema a la Provincia o la Nación.
En todo caso hay que ir pensando en soluciones locales, e ir planeando respuestas al nuevo fenómeno, ahí se juntan la economía y la política, de alguna manera esto es pensar en el Desarrollo Local.
Es necesario que además en tiempos económicos difíciles, según nuestro cuento, haya que transformarse en ciempiés, eso quiere decir que aparezcan las inversiones.
Por último, siendo el comportamiento de los agentes económicos en función de expectativas, la economía y la política deben ser previsibles y transparentes.