La caja de pandora

tapa638 - copiaTARIFAZO EN EL GAS: A la espera de sorpresas

 Los recientes anuncios oficiales de quitar subsidios a algunos servicios públicos como el gas mantienen expectantes a los consumidores. Desde la Cooperativa Mariano Moreno aseguraron que durante los primeros días de la semana próxima explicarán cómo afectarán a Nueve de Julio.

Mientras se aguardan novedades locales, los consumidores están expectantes a la llegada de las próximas tarifas que sufrirán fuertes incrementos en una época poco oportuna: en los umbrales del invierno.

Desde varios flancos, aseguran que  con la quita de subsidios y los nuevos precios, el gas subiría hasta un 500 por ciento en agosto, casi el doble de lo que en un primer momento anunció el gobierno nacional.

El 27 de marzo los ministros de Planificación, Julio de Vido; y Economía, Axel Kicillof anunciaron el plan de recorte de subsidios al gas y aseguraron que las boletas del servicio experimentarían subas de hasta el 284 por ciento.

Sin embargo diez días después se estimaban que el aumento real que deberán afrontar los usuarios será casi el doble y que en agosto los usuarios residenciales podrían sufrir aumentos hasta del 500% si no ahorraban gas respecto al consumo del año anterior. .

 

A los que ahorran, Dios lo ayuda

A principios de abril el Ejecutivo nacional informaba sobre el nuevo “esquema de uso racional del gas” que le permitirá a los usuarios hogareños atenuar de forma considerable los ajustes: aquellos que ahorren más del 20% en comparación con el bimestre de 2013 no sufrirían la quita de subsidios..

El recorte de los subsidios sería también menor para aquellos que ahorren entre el 5 y el 20% comparando bimestres de 2014 contra igual bimestre del año anterior.

El plan, según el ministro de Economía, Axel Kicillof apuntaba también a “un consumo razonable” y que se premiará a  aquellos usuarios que ahorren energía.

Como contrapunto, quienes no se encuadren en ninguno de esos dos grupos por haber utilizado el mismo nivel de gas que en 2013 o incluso más pasarán a sufrir en agosto un fuerte aumento en la tarifa que, sumado a la quita de los subsidios, representará un aumento de casi el 500 por ciento en la boleta.

Los incrementos alcanzarán en caso de que no hagan un uso “racional” del servicio, a 8 millones de hogares. Y también correrán para todos los usuarios residenciales que ya perdieron o renunciaron a los subsidios estatales.

Quita por etapas

Los incrementos se aplicarán de manera escalonada en tres tramos, en abril, en junio y en agosto, y agosto por lo que se presume que las tarifas más abultadas podrían llegar entre junio y agosto.

De la medida estarán exentos beneficiarios de viviendas sociales, jubilados que cobren la mínima y quienes cobren ayuda por desempleo. También quedarán excluidos de las alzas los usuarios que viven en la Patagonia puesto que son ciudades consideradas gas –dependientes por las bajas temperaturas que padecen.

 

Los objetivos: hogares y comercios

 

El recorte de subsidios está destinado a los hogares y comercios  y están exceptuadas las industrias “a fin de preservar la competitividad”.

En cuanto a esto, muchos advierten que el aumento del gas podría ocasionar un impacto inflacionario y trasladarse en los  bienes y servicios ofrecidos por comerciantes. Aunque de las altas esferas gubernamentales desmintieron que la reducción de subsidios obligue a ajustar los precios.

 

  

¿Qué pasará en Nueve de Julio?

Tras ser consultado telefónicamente por EXTRA, el presidente  del Consejo de Administración de la CEyS, Mariano Moreno, Omar Malondra reconoció que la quita de subsidios tendrá un fuerte impacto en los consumidores por lo que aconsejó “racionalizar” el uso del gas.

También adelantó que entre el lunes y el martes de la próxima semana brindarán detalles para explicar, detalle por detalle, cómo afectará a cada usuario este recorte.