La actividad que quema igual calorías que correr, pero sin sudar

Aunque sea difícil de contabilizar cuánto, pensar cansa y mucho; y quien lo niegue es porque no ha pasado largas jornadas trabajando durante un ordenador, ni ha estado estudiando durante horas o planificando los pormenores de un proyecto importante. Pensar intelectualmente, es equitativo a media hora de elíptica o a una carrera a una velocidad de 8,5 Km/h, incluso a estar una hora completa dándolo todo en una pista de baile. Pues no será igual el nivel de cansancio, entre una actividad y otra, pero quema exactamente las mismas calorías. Entonces ¿Pensar adelgaza? Veamos la respuesta.