Junín y Chivilcoy: Despidos y cierres de comercios

Los dos centros urbanos con mayor cantidad de habitantes de la cuarta sección, sufren las consecuencias de la crisis que atraviesa el país a nivel nacional. Despidos en empresas y cierres de comercios, son el denominador común de una realidad que golpea al interior.

Junín y Chivilcoy, los dos centros urbanos con mayor cantidad de habitantes de la cuarta sección, sufren las consecuencias de la crisis que atraviesa el país.

Chivilcoy, distrito que comanda Guillermo Britos, viene siendo castigada por el cierre de empresas y comercios. El caso paradigmático fue el de la fábrica de calzados Paquetá, que bajó sus persianas en diciembre pasado dejando a seiscientos trabajadores en la calle.

A PAQUETÄ se le sumó ADECOAGRO, que adquirió hace pocos días la planta de SANCOR de Chivilcoy, la cual cuenta con 170 empleados. Según se informó, se pusieron a disposición 50 retiros voluntarios, quienes cobrarán sus respectivas indemnizaciones. 

En tanto, este martes el diario La Razón informó que la empresa Guala Clousures S.A. habría puesto a disposición varios retiros voluntarios. La empresa, en la actualidad, cuenta con aproximadamente 200 empleados, y habría deslizado la reducción de la jornada laboral con rebaja de salarios.

Consultada al respecto, la concejal de Unidad Ciudadana, Constanza Alonso, expresó que “el principal problema es la desocupación, esto comenzó el año pasado con Paquetá. Se le suma Sancor que se transfirió a ADECOAGRO, ahí fueron 30 retiros voluntarios y ahora se anunciaron otros 50. Y Guala, que es una multinacional, también avanza con retiros voluntarios”.

La edil aclaró a Cuarto Políticp que según el centro activo de Estudio Económico y Social de Chivilcoy, “estamos entre los cinco conglomerados urbanos con más desempleo de todo el país. Esto es una tragedia social lo que estamos viviendo. Con gente que no puede conseguir trabajo. Esto termina afectando a todo el resto del universo económicamente activo de Chivilcoy, porque los comercios no tiene ventas, las tarifas han complicado la cotidiana de todos los días. Los comerciantes no se pueden sostener”.

En Junín la situación es también muy compleja, aunque los despidos no fueron de una o dos empresas grandes, sino que en su mayoría llegaron de empresas medianas, que ya no podían afrontar los costos.

En la última semana, uno de las noticia fue la de Fecovita, que en una primera instancia iba a despedir 16 trabajadores, pero que luego de diversas movilizaciones sólo serán 6 los cesanteados. 

“La situación laboral en Junín es preocupante y angustiante. Ayer nos enteramos que Fecovita despidió seis empleados, de una concesionaria que despidió 10 trabajadore. Las casas de electrodomésticos están despidiendo de dos o tres por trabajadores por mes. Es muy preocupuante y no hay voluntad política de generar trabajo para Junín”, aseguró a este medio la concejal Victoria Muffarotto (Unidad Ciudadana).

Además de los despidos en distintas empresas, se da también el condimento del cierre de comercios, agobiados por los alquileres, tarifazos y bajas ventas.

“Cuando un no identifica el problema, es imposible de solucionar. La gente ve que la solución esta cerca y es política. Tenemos elecciones en agosto y octubre, y la gente va a decidir otro camino”, concluyó Muffarotto, precandidata a intendente de la ciudad.

(Cuarto Politico)