IOMA sigue con problemas

El bloque de senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana-FpV presentó un pedido de interpelación al titular del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), Pablo Di Liscia, para que informe sobre las causas de las reiteradas suspensiones de las prestaciones de la obra social y que dé cuenta de las medidas adoptadas para resolver esta situación.

El pedido apunta a que Di Liscia informe “in voce” ante la Cámara Alta provincial cuáles son “los motivos del retrasofalta de pago en tiempo y forma a los distintos prestadores de servicios de salud; cuál es el monto total de la deuda de la obra social con prestadores y profesionales, y si tiene previsto un plan de emergencia para paliar el impacto del déficit prestacional para los afiliados al IOMA”, entre otras cuestiones.

En ese sentido, la presidenta del bloque de senadores, Teresa García, estimó una deuda vencida superior a los 1.500 millones y pesos, y señaló: “La crisis en el pago de prestaciones se arrastra desde el año pasado, por lo que los 2.037.000 afiliados de esa obra social comenzaron a ver afectados su derecho a la atención médica, odontológica y psicológica, a las prácticas de laboratorio, a las internaciones y a la obtención de medicamentos”.

Asimismo, la legisladora precisó: “Datos preliminares indican que la deuda vencida superaría los mil quinientos millones de pesos y por eso es imprescindible resolver esta situación para garantizar el derecho de las y los afiliados, y para asegurar además el cobro de los honorarios profesionales por los servicios que ya han prestado”. “Esta situación afecta no sólo a los profesionales de la salud sino también a los trabajadores y demás integrantes del equipo sanitario y a instituciones del sector”, concluyó.

La iniciativa se suma al pedido de informes que el senador Gustavo Traverso había presentado días atrás, dónde solicitaba al Gobierno bonaerense que brinde precisiones sobre la grave crisis por la que está atravesando el IOMA, tras conocerse la suspensión de prestaciones a los afiliados y la falta de pago a profesionales y proveedores que se registra desde el año pasado.