Inquilinos bonaerenses en alerta

La segunda encuesta nacional de inquilinos arrojó datos preocupantes para los bonaerenses que ya destinan el 45,6% de sus ingresos en el pago del alquiler. Pero si se suma expensas, impuestos y servicios el número se eleva a entre un 60 y 70%.

A su vez, si se compara con el relevamiento realizado por la Federación Nacional de Inquilinos en enero, representa un salto de un 4%. En este caso la medición contó con 5 mil participantes que volcaron sus datos.

Los datos por provincia ubican a Córdoba en el primer puesto con 46,7%, seguida de San Juan con 46,2%, provincia de Buenos Aires con 45,6%, Ciudad de Buenos Aires con 44,6% y Santa Fe con 41,9%.

El relevamiento llega mientras en la Legislatura bonaerense la Comisión de Asociaciones, Federaciones y Colegios profesionales, que preside Ricardo Lissalde (FR), se apresta a debatir diferentes iniciativas que buscan aliviar el bolsillo de los inquilinos.  

La idea central de los tres textos en danza es que los gastos que representan la confección del contrato a través de un martillero, compuestos por honorarios, averiguaciones, gestiones, entre otros, queden a cargo del propietario.

La intención es lograr unificar las propuestas en un solo proyecto de ley. Uno de los puntos a debatir es cómo lograr que los propietarios no trasladen esa carga al valor total de los alquileres.

En tanto, en el plano nacional La Ley de Alquileres, que fue aprobada por unanimidad en el Senado, corre riesgo de perder estado parlamentario si no es tratada antes fin de año. Por este motivo la Federación de Inquilinos busca acelerar el tratamiento.

Ese proyecto extiende a tres años la duración mínima de los contratos y establece que los alquileres deben aumentar una vez por año a través de un índice promedio entre inflación y salario.