INFORME 2012 DE LA RED VIAL DEL PARTIDO

Brindaron un detallado informe sobre el mantenimiento de caminos de tierra

En total estarían restaurados entre el 40 y el 50% de los caminos. Calificaron los trabajos como todavía “irregulares”. Estiman para el 2013 realizar 100 kilómetros de alteo de caminos con los respectivos alcantarillados.

Funcionarios municipales brindaron un informe de los trabajos que se realizaron en los caminos rurales durante el 2012 y los previstos a ejecutar en el presente año. “Queremos que la comunidad esté informada sobre esto y que vea que se hizo un esfuerzo muy grande. Las máquinas estuvieron trabajando permanentemente aún en las peores condiciones”, explicó el Jefe de Gabinete, Dr. Marcelo Gago.

DSC01725

Los trabajos se realizaron con tres retroexcavadoras una de ellas adquiridas el año pasado por el municipio por Leasing en un año que calificaron de “atípico” debido a las inclemencias climáticas que azotó el territorio nuevejuliense: sequía entre diciembre de 20011 y enero), lluvias abundantes con las consecuentes inundaciones para pasar nuevamente a otro período de sequía.

Los funcionarios recalcaron que aun en los peores momentos ningún pueblo del partido quedó aislado. Además recordaron que durante noviembre trabajaron junto a la Sociedad rural, donde el partido se dividió en cuarteles, con dos representantes por cada cuartel y acordaron juntos las prioridades en los trabajos. También aclararon que otros trabajos se hicieron cargo los mismos productores en forma particular. Los detalles se centraron sobre las obras realizadas exclusivamente por el municipio.

Proyecciones para el 2013

Respecto a las tareas a realizar al año que viene, Menéndez indicó que “el Intendente mandó a realizar un proyecto en Obras Públicas que abarcará tres años de trabajo. Este año realizaremos 100 kilómetros de alteo de caminos con los respectivos alcantarillados y así sucesivamente, para en tres años terminar los 300 kilómetros que nos ha pedido”.

Trabajos con los productores

En cuanto al trabajo que realizaron con los productores, Menéndez explicó que se priorizaron de acuerdo a las urgencias y al consenso entre los productores rurales. “El camino desde Naón a Quiroga quedó completo, se hicieron trabajos en la zona de El Jabalí. Los caminos internos de La Niña (pasando por La Rosita hacia Quiroga) está con tráfico libre y en buenas condiciones. Otros caminos internos como el que se llama Pajarito y los que juntan a las escuelas tienen todos libres accesos con una transitabilidad regular pero con buen acceso. El Canal Mercante con la traza realizada a la par del curso de agua, tenemos un camino de emergencia, ha sido todo restaurado, relleno y colocamos una defensa de 800 metros cuando el agua llegaba casi al filo del talud de tierra (40 o 50 centímetros). En este momento están reconstruyendo el camino Fantasma hasta el canal.

“Seguramente estaremos cumpliendo no menos del 70% de los caminos que en ese momento acordamos realizar con los productores. Se trata de caminos primarios y secundarios con los accesos a todos los pueblos”.

Y recalcò que en ningún momento, ni en las situaciones más dificules “quedó ningún pueblo aislado”. allí fue donde se puso toda la maquinaria, con perjuicios quizás de la otra zona del Partido que se le restó trabajo, como en Morea, Gerente Cilley. Fueron los que mejor estuvieron en ese momento y ahora estamos cumpliendo con las tareas y así restaurar todos los caminos como es debido”, recalcó Menéndez”.

Y ahora bajaron las aguas

Por otra parte el funcionario explicó que a partir de que comenzaron a bajar las aguas aparecieron todos los daños en los caminos como baches y socavones por lo que ahora están abocados a solucionar esa instancia para luego iniciar “los trabajos de rutina”. “Este trabajo incluye alrededor de 8400 kilómetros de camino que mantiene la municipalidad anualmente”.

 

En cuanto a la reconstrucción total de los caminos viales Menéndez los calificó de “regular” y q en una escala del 1 al 10 estimó que se encuentra entre un 4 y un 5%. “Los claifico como regular porque todavía no hemos podido restaurar los caminos en los socavones y donde ha había mucha cantidad de agua y lugares donde pasaron tránsito pesado. Todo ello hay que restituirlo, reconstruirla para después hacer un trabajo general en todas las calles de tierra del partido”.

Mayor gasto de combustible

Por su parte, Marcelo Gago respecto al combustible, destacó que ”esto significa un mayor consumo, obviamente que significa distraer muchos recursos que tiene el municipio para poder hacer frente a esto. “Cuando uno está en una situación de emergencia hay que ser lo más ordenado posible y estar bien planificado para que las cosas no se escapen de las manos. El 2012 fue un año complicado y pese a que el Intendente declaró la emergencia hídrica significó mover una cantidad de recursos para atender la red vial del Partido, especialmente la zona de Ruta 65 hacia Casares que fue la zona más afectada. Como municipio tenemos la obligación de velar no por el interés de un productor, sino que tenemos que tener una mirada integral”.

Por último, el Jefe de Gabinete, adelantó que queda por realizar a mediano plazo “tratar de levantar los caminos, realmente es que la erosión ha hecho que tengamos caminos que parecen una pileta”.

 

 

 

 

Tareas realizadas durante 2012

“Las zonas más afectada desde el sur hacia el norte fue la de Santos Unzué, Corbett y Quiroga. Allí se hicieron trabajos desde Corbett a Neild,, dividiendo el partidos en dos”, explicó el secretario de Obras y Servicio Públicos, Rodolfo Menéndez. Aunque también aclaró que trabajaron con intensidad en las demás zonas “porque las lluvias se sucedían y hubo inconvenientes en todas partes.

Antes que el agua avanzara realizaron también el primer alteo, con maquinaria privada, en el acceso a Corbett y continuaron por 12 de Octubre y en La Niña, trabajos que se realizaron con French “ ya que fue una zona muy afectada con el camino Fantasma que en un principio se pudo transitar y luego se cubrió de agua”.

La zona de La Niña a El Jabalí, una zona donde se concentran numerosas estancias, fue una de las más destruidas debido al asiduo tránsito pesado que la circula. aún hoy continúan con su reconstrucción.

En cuanto a la zona de El Tejar (Naón, El Tejar, Neild y Quiroga) reconstruyeron parte del trayecto. “Pusimos alcantarillados nuevos e hicimos alteos donde fue necesario”, explicó Menéndez.”De El Tejar hacia La Niña tuvimos inconvenientes con alturas de hasta un metro de agua. En la zona Gallo Llorente realizamos alteos y extracción lateral; desde Ruta 65 hacia Fauzón y La Niña por el Camino de La Vía.

“En French instalaron bombas, en Cambaceres y como avanzaba el agua proveniente de Carlos Casares y Bolívar realizamos extracción lateral y donde nos falta incorporar tierra a los caminos. En Bacacay hicimos trabajos importantes, como en 12 de Octubre, Naón y Dennehy, donde todos los caminos internos que estuvieron afectados y que hace pocos días terminamos de reconstituirlos, ya que muchos caminos estaban cubiertos de agua. Por la zona de Naón hasta Dennehy tuvimos inconvenientes en el camino que va hacia la ruta, pero que ahora tenemos buena transitabilidad”, agregó.

En cuanto a la zona de Patricios, uno de las situaciones más críticas fue en uno de sus accesos donde hicieron un kilómetro de alteo. “Allí tenemos la Escuela de El Chajá que estaba dando clases en un establecimiento agrícola, en esta zona de Patricios a Mulcahy tuvimos mucha afectación e incomunicados al igual que de Patricios hacia Morea por el camino de Raimundo Los Galpones. El sector de Gerente Cilley no estaba tan afectada, hasta la Estancia La Negra que ahí sí tuvimos inconvenientes por los caminos cubiertos de agua y donde tenemos que realizar un trabajo de drenaje”:

En cuanto a Dudignac hubieron serios problemas con grandes espejos de agua detrás del pueblo hacia el deslinde de 25 de Mayo por lo que obligó al municipio a trabajar con retroexcavadoras y motoniveladoras.

Los trabajos con las tres retroexcavadoras fueron básicamente de extracción de tierra y de alteo requirieron trabajos intensos y permanentes que obligaron a trabajar por momentos en doble turno hasta las 22 y 24 horas.