Humor: “The Washington Bost”

(Por Máximo Payne – humormaxpayne@gmail.com)

“Le pedí a san Cayetano que me diera una mano y me deje entrar nuevamente a la política, ya no aguanto más estar así, sin un cargo rentado…. extraño esa sensación de saber que los vecinos me pagan el sueldo, recé y le dije en la cara a San Cayetano que se convirtiera en héroe, como chiquito Romero en el mundial” así comentó, ilusionado de ganar en el 2019, el ex edil Horacio Delgado. “Tal vez algunos sientan el vacío que hay en la vida pública desde que yo no estoy, es hora de volver… como volvió el general después del exilio” manifestaba a los gritos Delgado ante una multitud de alrededor de seis personas que copaban la unidad básica Juan Domingo Perón.

También hubo otros pedidos a San Cayetano en esta, su semana. Por ejemplo, el líder de Unidad Ciudadana, Juan Pablo Parise, aseguró que “San Cayetano es el único que me puede salvar después de los cuadernos K y de la detención de nuestro compañero espiritual guitarrista Amado Boudou, por eso necesito a todos los santos de mi lado para que dentro de dos años no me quede sin trabajo, esto de ser concejal está re-bueno” finalizó entusiasmado el edil mientras tapaba la pantalla de TN con una mano. Cabe aclarar que en los cuadernos mencionados por Parise, se encuentran anotados diferentes empresarios y personajes nuevejulienses, entre los cuales figura el CEO de Semanario Extra, quien hasta el momento no ha emitido descargo ya que, según sus palabras, “la flota Mercedes Benz la heredé de un tío lejano y las mil hectáreas de campo las compré gracias a la alta tasa de los plazos fijos, sino me creen consulten en el municipio, que de plazos fijos saben un montón” finalizó.

Por otra parte, también Parise se solidarizó con el atentado que sufrió la agrupación política “La Cámpora” en nuestra ciudad, ya que algunos malintencionados habrían arrojado cientos de estampitas de San Cayetano hacia el interior del local partidario, provocando el estupor de los camporistas. “Esto es una gran ofensa a todos los militantes, repudiamos este tipo de hechos que lo único que hacen es atentar contra la democracia” aseguraron desde la agrupación en un escueto comunicado de prensa mientras quemaban las estampitas, y agregaron que “No necesitamos ningún santo para conseguir planes sociales…. Y el año que viene vamos a volver, a volver, a volver… vamos a volver” finalizaron con un cántico amenazante.    

Volviendo al tema de San Cayetano, otro que le está rezando de rodillas y en franciscanas desde hace un tiempo es Walter Battistella, quien aseguró que “si me da otra oportunidad de trabajo en la intendencia, le hago un monumento, y si me tengo que gastar 22 millones en ese monumento… me los gasto” habría manifestado el ex edil con muchas ganas de volver al poder en el 2019. También Battistella agradeció a “San Almendro”, el santo que lo protegió durante un extraño robo sufrido en una quinta de su propiedad días atrás.

Otro que estuvo presente en la semana de San Cayetano fue el supersecretario Paolo Barbieri, quien aseguró que “últimamente a este santo lo odio (por San Cayetano), porque estoy laburando como nunca en mi vida, entre la intendencia y la campaña para el 2019 no doy más, le voy a prender una vela a San Descanso” finalizó el funcionario refregándose las ojeras.

Por último, desde el ejecutivo municipal y off the record, aseguraron en tono jocoso que al intendente Mariano Barroso le pusieron de apodo  San Cayetano, porque hace trabajar a todo el mundo pero él no hace nada.