El delito disminuyó un 50%

BALANCE DEL COMISARIO FERNANDO MARTINEZ
BALANCE DEL COMISARIO FERNANDO MARTINEZ

A cuatro meses de su gestión, el comisario Fernando Martínez realizó un balance y aseguró que disminuyó el delito en más de un 50%.

Martìnez asumió el 22 de agosto pasado.

En todo ese período realizó 21 procedimientos contra drogas ilícitas, 77 procedimientos por la ley de faltas , sacaron de circulación 285 gramos de marihuana, 243 gramos de cocaína y 23 armas de fuego y secuestraron 56 vehículos y 230 motos y cuadriciclos “que son los que perturban la paz últimamente”, reconoció. También aprendieron 93 personas responsables de delitos prevenibles y a 239 por delitos no prevenibles. Además la Policía tramitó 872 expedientes internos generales, 682 sumarios y se tramitaron 288 causas.

Además interceptaron a 9.244 personas en los diferentes procedimientos que realiza la policía periódicamente para controlar los antecedentes y identificaron 6.942 vehículos. Estos datos son los arrojados de todas las acciones llevadas adelante durante los últimos cuatro meses de gestión del Comisario Fernando Martínez. “Todo esto nos da un guarismo de una merma en el delito en el segundo semestre del año del orden del 50% que nos produce una gran satisfacción por eso lo queremos compartir con ustedes”, manifestó Martínez que asumió como Comisario el 22 de agosto pasado.

Actualmente la Policía comunal cuenta con 140 hombres; 75 de ellos se encuentran trabajando en la estación de Nueve de Julio que trabajan en tercios por jornada. En noviembre pasado llegaron siete nuevos móviles que llegaron desde el ministerio de Seguridad provincial y hay siete más que se están blindando y ploteando que también se unirán a la flota actual. En cuanto a la reciente llegada de estos móviles Martínez recalcó la importancia de contar con las herramientas mínimas. “En una emergencia uno tiene que tener un vehículo en aptitud permanente y todos sabemos lo que es tener un vehículo viejo, con desgaste. El solo hecho de tener un vehículo con mucho uso implica siempre roturas que, aunque se pueden reparar, quedan fuera de servicio un, dos o tres días”.

“Siempre un año nuevo implica cambios. De hecho vamos a mejorar la propuesta que hemos tenido con la sociedad en estos primeros cuatro meses de trabajo. Habrán algunos cambios, algunas rotaciones, algunos policías irán a otros destinos…Siempre tendiendo a proveer un buen servicio que es trabajando en pos de la seguridad de la gente”, recalcó.

Oriundo de 25 de mayo, vivió toda su infancia y adolescencia en Nueve de Julio hasta que hizo el Servicio Militar. Estuvo dos años bajo bandera y luego ingresó a la Escuela de Policía. La vida y el destino lo llevaron al conurbano: San Miguel fue uno de sus destinos más complejos y el último de ellos fue Paso del Rey, una localidad entre Moreno y Merlo.

En esos lugares desempeñó sus funciones en resguardo de la seguridad durante más de 29 años.

 

Seguro de poder dominar la situación de Nueve de Julio apenas llegado aseguraba a EXTRA que “la realidad del conurbano era muy distinta a la del interior, la realidad de San Miguel es muy diferente a la de nueve de Julio”. Y lo comparaba ejemplificando que de donde venía robaban 110 autos por mes. “Además en Nueve de Julio hay 50.000 habitantes y en san Miguel 700.000. Tenía en tránsito todos los días 3 millones de personas”. Por eso metía todas las fichas a la prevención del delito. “Lo que sirve es prevenir. Y por esto tenemos que bregar. Por eso tenemos que aunar voluntades: este es el secreto. Hay que aunar voluntades y que los ocho o diez vigilantes que estén en la calle se multipliquen por cientos con los ojos del vecino. El alerta temprano es el alerta del vecino”. enfatizaba a principios de septiembre.

A cuatro meses de su gestión, la actividad policíaca parece haber tomado un fuerte impulso y los resultados lo comprueban. Sin embargo aún quedan muchas cuestiones pendientes sin resolver en una ciudad que no deja de ser un poco más que un pueblo chico. Como dijo Martínez a EXTRA en una entrevista, tal vez el delito pueda seguir disminuyendo aún más porque “cuando el gato camina la laucha se esconde”.