Hola Alegría… te estábamos necesitando…

DSC09845ARGENTINA EN LA FINAL

Hola Alegría… te estábamos necesitando…

Fue demasiado largo el sufrimiento: no alcanzaron los 120 minutos para ganar y la instancia se definió con los penales. La selección Argentina se impuso 4-2 a Holanda y después de 24 años se metió en la final del Mundial de Fútbol.

 

Ahí sí, el aliento contenido explotó en lágrimas. Un ruido ensordecedor brotó de las gargantas oprimidas durante los 120 minutos que duró el match, prolongados durante los penales.

Después fue un bombazo, y otro, y bocinazos y sirenas que cambiaron el escenario vacío de la ciudad. ¡Vamos Argentina, carajo! ¡Estamos en la final!!! Abrazos emocionados y hasta lágrimas en un festejo cargado de emotividad.

Facebook explotó; Twitter, ni hablar, y la calle se llenó de alegría. Familias completas, grupos de amigos, y otros que no lo son se unificaron en un solo grito que retumbó en la céntrica plaza Belgrano.

¿Qué el fútbol es un escape? Puede ser. ¿Qué es pasión de multitudes? Es posible. Pero también es cierto que los argentinos necesitaban una alegría. Y este 9 de julio, Día de la Independencia, el equipo de Alejandro Sabella se las dio. Lo que venga el próximo domingo, eso será otra historia…

Pero mientras los argentinos vuelcan masivamente su deseo en el campeonato mundial de fútbol, la realidad política y social sigue su curso para re apoderarse de sus destinos apenas se les pase la alegría brasilera.
Con un Vicepresidente imputado judicialmente por presunta vinculación en el salvataje financiero de una empresa privada (Imprenta Ciccone) durante su mandato como Ministro de Economía (2012), Amado Boudou pasa sus peores días esperando el desenlace de su destino, dentro o quien sabe, tal vez fuera del gobierno.

Volviendo al mundial de fútbol, queda claro que a la dirigencia política argentina, sobre todo a la del oficialismo, este juego mundial 2014 les viene como anillo al dedo para sosegar el impacto de los escándalos políticos, económicos y judiciales a los que además en estos días se sumó la imputación al Jefe deGabinete Jorge Capitanich y al histórico presidente de la Asociación del Fútbol argentino, Julio Grondona, actual aliado del gobierno que le otorga fondos públicos millonarios para que el Fútbol no sea privativo de algunas señales sino masivo y democrático en su llegada a todos los televisores argentinos.Que el mundial traiga alegría pero que no nos tape los ojos. Es demasiado lo que tenemos que ver.

Indudablemente… necesitamos una alegría…