Hambre de radio

Foto d 2
Daniel López

(Por Joaquín López Calvo). “Me levanto todos los días a las 3 de la mañana hace casi 30 años” y sube la apuesta “a veces más temprano”. Daniel López afirma que está donde siempre soñó: “A los 7 años, viviendo en Naón, un pueblito de la provincia de Buenos Aires, le dije a mi maestra que de grande quería ser locutor y periodista, y acá estoy”.

Las agujas del reloj no extrañan al dial de las 4.00 porque acaban de pasar por allí; López ya está camino a Radio Continental.

Adam Smith no podría haber imaginado un mejor ejemplo de las ventajas humanas del capitalismo. El joven que pasó de la chacra pampeana a conducir en el prime time radial de Buenos Aires con (¿nada más?) que esfuerzo, merecería, por lo menos, una mención en las páginas de la “Teoría de los sentimientos morales”.

“Yo laburo desde el 81, ¿sabes cuántas cosas le pasaron al país en el medio? Te tiene que ir bien independientemente de quien esté en el gobierno” pero el 1981 encontró a López durmiendo en una pensión de Perú al 1100, no todo es color de rosa en la capital para un pibe del interior. A Molina Campos le faltó una pareja que pintar, los padres de López en el partido del 9 de Julio, que no podían pagarle un departamento para que use mientras terminaba sus estudios en el ISER. Los dividendos del campo de 30 hectáreas eran atentamente redireccionados al fondo de inversión del día a día.

A la radio zonal de 9 de julio se le sucederá la trasnoche de la FM de Rivadavia, la colaboración en los programas de Cacho Fontana y Muñoz junto a “un flaquito de Bolívar que pintaba muy bien” y años después iba a conducir un programa de bloopers en Telefe y luego el informativo en Continental, que de una forma u otra, mantiene hace 30 años: “Solo hay otro locutor que está hace más que yo, pero le ofrecieron un retiro” y, aunque al leerlo acusará al periodista de difamador, espera que lo acepte.

“Siempre que me preguntan por la suerte les cuento de lo del 82. Estábamos en guerra con Inglaterra y vino Juan Pablo II, pero el locutor de la presentación se enfermó y me llamaron a mí. El ISER es muy bueno y tiene renombre pero nadie te prepara para hablarle a 2 millones de personas en Palermo”. López usa el mismo tono que cuando habla de “Desayuno Continental” el punto más alto de su carrera, en el que condujo durante siete años en el horario principal de su radio. Después se haría cargo de la gerencia de noticias, y con la llegada de Víctor Hugo Morales a la AM590, se ubicaría como su partenaire: “Hasta el 2014 fui co-conductor de Víctor Hugo y de Nelson Castro, de un extremo al otro, soy el periodista más plural del país” y ríe.

Daniel está sentado en una silla destartalada en el segundo piso de su casa, que, envidiosa de la pileta y el sauna de la planta baja siente que merece un arreglo. A él no le importa, encontró el material para terminar su nota por los 40 años de Bohemian Rapsody para Diariodecultura.com.ar, el sitio web que abrió hace seis años. Me pregunta si tengo hambre, seguro que no tanta.