Hacia la tolerancia cero

DSC02006
Lic. María Angélica Merlino

Bolsas plásticas: El municipio avanza en reducir la utilización de bolsitas de plástico en los comercios. Los consumidores deberán re acostumbrarse a adoptar las tradicionales “bolsas de los mandados”. Habrá tolerancia cero para las bolsas de polietileno…

La Directora municipal de Gestión Ambiental, recordó que está vigente la ordenanza que intenta reducir el uso de bolsas no biodegradables tipo “camiseta” en todos los comercios de la ciudad, con el fin de proteger el medio ambiente.

“Queremos recordar la vigencia de la ordenanza que regula la utilización de la bolsa de polietileno y por ello durante el mes de abril estuvimos enviando distintas comunicaciones a los comerciantes para que se interioricen de los alcances de la misma y como deben realizar el cumplimiento, e implementarlo”, señaló la funcionaria.

 

Desde el 1º de febrero no se pueden usar más las bolsas de polietileno. En octubre de 2014 se promulgó desde el Concejo Deliberante una Ordenanza donde se dictó esta normativa y que comenzó a aplicarse el primero de febrero.

La Ordenanza también establece que solamente se pueden utilizar bolsas de material reciclado, las de papel o cartón. Pero como esto implicaba un cambio de conducta y de hábitos en los consumidores, la legislación local establecía también

un tiempo de aplicación progresivo para recuperar la costumbre de volver a utilizar las tradicionales bolsas de los mandados, como hacían nuestros padres y abuelos.

La normativa estableció que durante los primeros 180 días se permitirán hasta dos bolsas por persona por compra, fecha que se vence en agosto. Desde agosto hasta febrero solo se podrá entregar una y a partir de febrero del 2016, quedará totalmente prohibida la entrega de bolsas, excepto para las actividades que por cuestiones de higiene o entrega de alimentos húmedos, como carnes y productos que indefectiblemente las requieren. “A partir de entonces la idea es que empecemos con la costumbre de hacer las compras con una bolsa que llevemos desde casa para lograr la reducción”, aseguró la funcionaria.

También remarcó que ya existen comercios en la ciudad “que utilizan alternativas para los embalajes con propuestas novedosas y otros materiales” y que siempre es “bienvenido y que a lo mejor se le puede dar otro tratamiento”. .

 

 

 

 

Registro para habilitar a los comercios

“Para esos casos la Ordenanza fijó la creación de un registro que funciona en la oficina de Gestión Ambiental, donde cada comerciante que necesite entregar una bolsa de polietileno debe inscribirse. “Cada comercio que necesite indefectiblemente entregar una bolsa, tendrá que acercarse y registrarse en la oficina de urbanismo para que le demos la autorización de pode entregar un tipo de bolsa determinado “, aseguró la funcionaria.

 

Y en los supermercados…

Para los supermercados, en tanto, sí se permite la utilización de bolsas tipo transparentes (bobina) en lo que refiere al expendio de carne, pollo, milanesas, verduras; aunque se recomienda a los vecinos concurrir con bolsas reutilizables o solicitar una caja para evitar el uso de la bolsa de transporte tipo “camiseta”.

 

¿Y con qué sacamos la basura?

En cuanto a cómo los nuevejulienses sacarán los residuos domiciliarios si comienzan a escasear este tipo de bolsitas, la funcionaria indicó que hay diferentes opciones a implementar como por ejemplo utilizar las bolsas tipo transparente (bobina), con cajas o sujetando las botellas plásticas con hilos o cintas como ya lo acostumbrar a hacer algunos ciudadanos. “Otra opción es adquirir bolsas como en las instituciones que las venden como el Taller Protegido”. Y aclaró que “la normativa establece que hay que evitar el uso excesivo de bolsas de transporte, pero no está prohibida la venta de bolsas porque muchos nuevejulienses generan gran cantidad de basura. Si se genera mucho volumen, se puede sacar en las tradicionales bolsas tipo de consorcio, eso no se prohíbe”.

 

Sanciones

Recién en junio del año que viene, no se debería entregar ninguna bolsa y en base a ello se comenzará a realizar un control con los inspectores municipales, visitando cada comercio y verificando el cumplimiento de la normativa que de no hacerlo, fija una serie de sanciones.

“Cuando entre en vigencia se notificará a los comerciantes. Dicha norma, contempla sanciones y hasta clausuras. Pero apelamos a la buena voluntad de la gente para no llegar a realizar infracciones; por eso pedimos la colaboración ya que esto nos beneficia a todos”, finalizó, recomendando que ante cualquier consulta los vecinos pueden acercarse a la Oficina de Gestión Ambiental, en el Palacio Municipal.

 

Optima separación de residuos

 

Por otra parte, la funcionaria informó que cada vez la comunidad responde más a la Separación de Residuos en sus domicilios. Elló habría quedado demostrado en que la Cooperativa de El Lucero, encargada de separar los residuos inorgánicos (papel, plásticos, vidrios, etc) para su posterior venta cada vez recibe mayores volúmenes y en mejores condiciones. “Con el paso del tiempo se va logrando que ese volumen vaya creciendo. En general hay barrios que separan más y en mejores condiciones. Pero lo que se separa llega casi en su totalidad en buenas condiciones por lo que es muy poquito lo que se descarta de la recolección diferenciada. Estamos muy satisfechos porque era algo que no esperábamos pero la cooperativa lo ve en el trabajo diario y esperamos que cada día se siga sumando más cantidad de nuevejulienses”.

Por último recordó que a través de las redes sociales difundirán próximamente los cronogramas de Separación de Residuos según las zonas.

 

 

 

 

 

Volverás….

 

HAY QUE VOLVER A LA BOLSA DE LOS MANDADOS

De a poco comienza a verse una recuperación del hábito de llevar “la bolsa de los mandados”, como la conocimos de chicos aquí como en todas partes, cuando no había supermercados -principales distribuidores- y los almaceneros eran los proveedores de las familias.
En distintas partes del país, se observa una incipiente conciencia sobre el daño ecológico que ocasionan las bolsas de nylon, cuyo uso se busca desalentar. Aunque los plásticos son reciclables, sin embargo son agresivos con el medio ambiente, toda vez que demoran en desaparecer al contacto con la luz y el aire. El problema es que el nylon tarda entre 100 y 400 años en biodegradarse. Y en la Argentina se utilizan más de 2.000 millones de bolsas de este material por año, lo que equivale a 66.000 toneladas.

Una onda legislativa busca obligar a los comercios a reducir la entrega de este tipo de bolsas. En Nueve de Julio, por ejemplo, ya hay la ordenanza está vigente aunque la reducción de la utilización de las bolsitas de plástico será progresivo y también será progresiva – aunque ya se ve cierta tendencia en algunos sectores – la utilización de la tradicional bolsa de mandados de tela o del carrito, lo que implicará todo un cambio de hábitos en los consumidores.

La tradicional bolsa de los mandados, muchas de ellas de distintos materiales (ahora muy común la frizzelina pero antes inclusive las abuelas las tejían al crochet)  cayó en desuso con la llegada de las modernas descartables, pese a que éstas no son resistentes como sus antecesoras y tampoco más cómodas.
La comodidad, en todo caso, reside en el hecho de salir de compras con las manos libres.

Las bolsas que ahora denominamos ecológicas son más caras que las tradicionales, pero son mucho más duraderas y ayudan al planeta porque se sabe que el plástico tarda cientos de años en desintegrarse.
Ahora tenemos en nuestras manos la posibilidad no solo de hablar que hay que cuidar el ambiente en el que vivimos sino de demostrar que estamos a la altura de lo que decimos y de los hechos, cada vez que pasamos por un supermercado.

 

 

 

Los comercios podrán entregar

2 bolsas por compra hasta AGOSTO

1 bolsa hasta FEBRERO del 2016

a partir de febrero del 2016 los consumidores deberán acudir a los comercios con bolsas o carritos…