Guardianes de la ecología

7966_588002084573569_713229726_n
Guardianes de la ecología

Titanes que hacen escuela y escuelas que crean titanes.

 

¿Quieres algo?

Entonces ve y haz que pase,

porque la única cosa

que cae del cielo es la lluvia.

Anónimo

 

El grupo surgió desde la escuela por motivación de una docente. A cuatro años de su creación, involucró ya a toda la comunidad y reutiliza materiales.

 

Nació en el año 2010 en la Escuela Media 5 de French, la escuela secundaria “Héroes de Malvinas”. Un grupo de alumnos se le ocurrió formar un club ecológico. La iniciativa surgió a raíz de la materia Introducción a la Física, cuya profesora era y es Claudia Giménez, y en el momento en que estudiaban los diferentes tipos de energía, el cambio climático, el calentamiento global, entre otros temas. “A los chicos se les ocurrió entonces ver qué hacía los vecinos de French con todas estas cuestiones como con los residuos inorgánicos que generaban contaminación como pilas, baterías, la basura…Así surgió y es lo que tenemos hoy: un club ecológico grande formado por alumnos y ex alumnos”, explicó Giménez.

La finalidad fundamental es la erradicación del basural de French. Y a ello se abocan con diferentes actividades y campañas de concientización.

El grupo ya ha participado tres veces en la Feria de Ciencias y ha llegado, durante las dos últimas oportunidades a Chapadmalal y a Mar del Plata. El proyecto específico que les permitió pasar de la etapa local a la regional fue el trabajo conjunto que realiza el grupo junto con la delegación de esa localidad, la escuela y la comunidad con el proyecto denominado “Para tener más limpia mi comunidad”, para ello instalaron en distintos puntos de French estaciones ambientales, que consisten en contenedores para volcar los distintos tipos de residuos inorgánicos (reciclables). Arrancaron con seis de ellos en distintos puntos estratégicos de la localidad y hoy ya cuentan con 11 de ellos.  Pero no son cualquier tipo de contenedores. Están fabricados por ellos mismos a partir de placas prensadas hechas a base de tetra pak (envases de aluminio y cartón).

En ellos los vecinos depositan los residuos reciclables que, una vez por semana, retira un camión de la municipalidad de Nueve de Julio para destinarlos hacia el predio de la Cooperativa El Lucero, un cooperativa de recuperadores que separa, comprime y luego vende a las empresas que reciclan los productos como cartón, papel, plástico y vidrio. “La comunidad de French tiene una participación muy activa en cuanto a la separación en origen. Además, los chicos que conforman Guardianes de la Ecología, realizan permanentemente actividades de concientización como talleres”, aseguró la docente.

Ahora  la escuela comenzó a confeccionar bolsas para los mandados con los sachets de leche, yogurt y crema. El proyecto se presentó el año pasado en el Concejo Deliberante, que otorgó un subsidio con lo que compraron cinco máquinas selladoras de polietileno, una máquina de coser industrial y otra para cerrar bolsas.   También fabrican capas para lluvia, gorros y morrales cuya materia prima son los sachets de leche, yogurt  y crema, también otro tipo de productos que “se les ocurra a los chicos”. Pero el mayor esfuerzo va destinado a la confección de las bolsas. “Esto se debe a que en 2014, entró en vigencia la ordenanza municipal 5.443, que busca terminar con las bolsas camiseta y empezamos este taller para justamente, erradicarlas de French”, agregó Giménez.

Campaña: 15 sachets por una bolsa

Guardianes lanzó recientemente una campaña a través de la página de facebook en donde “canjea” 15 sachets de leche o yogurt, lavados y cortados por una bolsa de mandados. “En nuestra página se da las instrucciones a la comunidad cómo deben lavarlos, cortarlos y cómo acercarlos a la escuela”, agregó la docente.

Ahora van por lo orgánico

Antes de las vacaciones de invierno, el grupo se reunió para intercambiar experiencias con el CEPT Nº 15, la escuela rural ubicada en el paraje El Chajá, que está avanzada y organizada en la fabricación de compost (abono natural) que se fabrica a partir de los residuos orgánicos. En septiembre está prevista una nueva visita de El Chajá a French para dar una charla, esta vez abierta a la comunidad, para explicar cómo se produce este abono natural.

A raíz de este trabajo conjunto, generaron un proyecto en común que se presentó durante la sesión estudiantil este año y que consiste que los dos establecimientos educativos recorran las diferentes escuelas del partido difundiendo su trabajo: la escuela de French, con su intenso trabajo a partir de los residuos inorgánicos y la de El Chajá, con la producción de abono a partir de los residuos orgánicos. “La idea es concientizar en todas las localidades sobre la reutilización de los dos tipos de residuos. Es el único modo de erradicar los basurales no es solo reducir y reutilizar el volumen de los inorgánicos sino también de los orgánicos”, remarcó Giménez.

Hacia el aceite vegetal usado

Uno de los siguientes pasos que tiene previsto el grupo es comenzar a incorporar el circuito para también recolectar en forma diferenciada el aceite vegetal usado. Para eso están realizando reuniones periódicas con el municipio.

 

Mientras tanto, Guardianes de la Ecología, es un ejemplo por antonomasia de cómo la escuela, a través de solo una docente primero, se aggiornó a los tiempos que corren y conjugó educación teórica con la vida real, escuchó las inquietudes de sus alumnos para encauzar una educación que trasciende las aulas y llega a la vida misma, una materia pendiente que parece aún lejana en las mayoría del sistema educativo nacional.

Cuatro años sólo bastaron para que la perseverancia y el acompañamiento desde la escuela, hayan logrado sus “generosos” frutos. “Recolectamos reciclables en forma exponencial. El ante año pasado recolectamos en medio año el doble de lo que habíamos recolectado todo el año anterior. Y, si, en el volumen del basural ya se nota la diferencia, sacamos fotos del basural todos los años. Y la diferencia se nota”, aseguró Giménez, la docente de una escuela que crea titanes para que esos titanes hagan, en la vida real, también escuela.