Futuro incierto

Lo buscamos, lo pedimos y finalmente lo conseguimos. Un mano a mano con el Intendente Mariano Barroso. Temas varios y  un gran interrogante de cara al 2019. 

 

Por  Juan Manuel Jara

 

            Cinco de la tarde de un martes lluvioso y frío. Subimos las escaleras al primer piso del Palacio Municipal y es el propio Intendente Barroso quien nos recibe en la privada de su despacho mientras calienta el agua para el mate que nos acompañará durante la entrevista. No hay nadie más. En la charla explicará el motivo. Es la oportunidad que tenemos para hablar tranquilos con el intendente que no es muy afecto a comunicar pero que en un mano a mano se suelta…bastante.

            SEMANARIO EXTRA: Arranquemos por un hecho que, creo que marcó un punto de inflexión, y fue la marcha que terminó en tu casa. ¿Eso fue un antes y un después?

            MARIANO BARROSO: Si, primero es algo que no se lo deseo a nadie que haga política que tenga una función pública. Uno sabe que es imposible conformar a todo el mundo, que uno comete errores y que muchas de las soluciones no dependen directamente de uno mismo. Y cuando la cosa traspasa el ámbito público uno está preparado, pero la familia no. Imaginate  lo que es para un chico de ocho años ver gente que noconoce en la puerta de su casa insultando a su padre. La verdad que no se lo deseo a nadie, no es grato, uno siempre trata de protegera su familia que es lo más importante. Mi mujer no estaba y por suerte aparecieron dos amigos que me ayudaron. Sé que hay mucha gente que dice que yo no estoy en la calle, y no, estoy acá en mi despacho, trabajando. Tengo audiencias. Y esa no era una audiencia pedida. Fue una marcha de la que nos enteramos por los medios. Una marcha no es el ámbito para hablar, estuve en otras, y la verdad es que es exponerse y escuchar el reclamo. Pero es una situación límite para cualquiera. Y si, el viaje a Estados Unidos vino bien, un viaje que me abrió la cabeza, vimos cosas que  llaman la atención. Por ejemplo, la basura que se levanta una vez por semana y la ciudad es un espejo y nosotros la levantamos seis veces por semana y no la podemos mantener limpia.. O el índice de cobrabilidad,allá no es un problema, todos pagan. Hay cosas buenas y cosas malas, como el sistema de salud que si no lo tenés…

            SE: Esa marcha dejó otra cosa en evidencia. Vos sos el intendente, te jactás de tener un equipo ¿ninguno previó que podía pasar lo que pasó? La sensación es que te dejaron solo.

            MB: Yo me sentí solo. Lo hablé con mi equipo también.

            SE: O sea, la marcha era sobre vivienda, se sabía…¿el funcionario encargado de vivienda, no debió estar allí? No pueden haber llegado hasta tu casa.

            MB: A mí me avisan quevan para mi casa. Para eso ya estaban en la esquina.Pero que hago… ¿le digo a la policía que evite que lleguen hasta mi domicilio? Pero bueno, fue un error, como tenemos tantos. Lo hablé con mi equipo. La verdad es que no nos puede pasar lo que nos pasó, ni a mí, ni a nadie. Fallaron todos los protocolos.

            SE: Falta un año para las elecciones, se dice que dudás en cuanto a ir o no por otro mandato, también que hubo un reto de la Gobernadora Vidal en relación a la paritaria municipal. ¿Tenés presión, del Partido, de la gobernadora, sabiendo que no tienen otro candidato para el año próximo?

            MB: La verdad que estoy muy centrado en estos cuatro años. El rumor está. No le hago caso. Yo sé muy bien hacia dónde vamos y hacia dónde va mi equipo. Yo estoy tratando de romper con ciertos parámetros de lo que es un Municipio y un Intendente. Somos un pueblo muy mesiánico. Vivimos esperando la llegada de un mesías que venga a salvarnos.Por eso son los hitos, peronistas, cristinistas, macristas, vidalistas, alfonsinistas. Esperamos un salvador, un iluminado que nos saque la enfermedad y el remedio, porque al argentino no le gusta la enfermedad pero tampoco el remedio. Somos muy verticalistas. Y yo soy una persona extremadamente antagónica. A mí me encanta lo horizontal, me siento conforme y cómodo. Por eso me reclaman mi falta deaparecer, de sacarme la foto en la obra…no me interesa.

            SE:¿Pero no crees que eso es parte del cargo?

            MB: No, creo que es una cuestión cultural. Te invito a que busques un lugar que diga “Gestión Barroso”…placa, propaganda, algo…

            SE: No, no hay.

            MB: No hay y no lo va haber. Si en algo me siento cómodo es en que formé un gran equipo. Ahora, yo a cada uno de mis Secretarios les digo que son intendentes en su área. Yo le doy el norte, hacia donde quiero ir y que ellos me digan lo que necesitan para lograrlo. Por eso viajo tanto, les tengo que dar las herramientas para lograrlo. Y no me interesa cortar una cinta. Hicimos 75 cuadras de pavimento. Creo que inauguramos dos de esas en barrio La Boca. Ninguna inauguración más. ¿Un error? Si, quizás fue un error no mostrarlo más. Pero yo me quedo tranquilo que nos estamos matando para hacerlo. Y si, somos una sociedad que espera ver a su mesías.

            SE: Bueno, pero ustedes son a quienes la gente vota. Ustedes son los que en elecciones van a tocarle la puerta, a presentarse. Y entonces después el vecino dice que van solo en época de elecciones.

            MB: Yo encampaña siempre mostré equipo, no la hice solo. ¿Por qué voy a cambiar ahora que soy intendente? No me quiero llevar los laureles de ningún funcionario, el esfuerzo es compartido. Si fuese solo mío llego hasta ahí nomas. Uno le tiene que dar responsabilidad a sus secretarios, porque para eso cobran.

            SE: ¿Y que le decís al vecino que dice: “ok, ya vino el secretario X veinte veces, yo quiero que venga el intendente”?

            MB: Si…pero…Yo estoy. … ¿sabes cuál es el problema? Que yo no voy con prensa. A mí me dicen: ¿“Por qué no salís de la Municipalidad?”. Yo llego a las 7, firmo los cheques, me reúno con el tesorero para conocer la situación financiera del día y de la semana, y a partir de las ocho empiezo a recibir vecinos hasta la una, dos de la tarde. Me voy a mi casa, estoy con mis hijos, y a las cinco de la tarde me busco una o dos actividades en 9 de Julio o en el interior. Solo. Sin funcionarios, sin secretario, pero sobretodo sin Prensa. Hago eso desde que asumí. A mí me sirve. Hago lo mismo que en la campaña, visito entre cinco o seis domicilios con tema libre. Si no lo mostramos, no existe. Pero yo estoy tranquilo.Dicen también que no recibo a nadie, y la verdad que recibo a todo el mundo. Y muchas veces esa es la queja, que recibo a todo el mundo y entonces ¿cuándo trabajo? Mi familia es quien más lo sufre. Cuando uno tiene la responsabilidad, tiene que estar al cien por ciento en esto. Para mí todos los días son lunes a las 9 de la mañana.

            SE: ¿Y tenés ganas que termine?

            MB: Adoro lo que hago. En su momento veré si mi físico y mi cabeza pueden estar con este ritmo cuatro años más.

            SE: La comunicación no es el fuerte de esta  gestión. Nunca lo fue. Ya lo hemos hablado, no comunican ni lo bueno ni lo malo. La nueva función de Paolo Barbieri es, como pusimos en Extra¿para ser tu paragolpe?      

            MB: Que no somos buenos comunicando lo sé. Y en lo que llevamos de gestión no le podemos encontrar la vuelta. Es más fácil hacer dos cuadras de asfalto que comunicarlo. Mas teniendo en cuenta el presupuesto ínfimo que tenemos para Prensa. Otros Municipios tienen equipos para medios, para manejar las redes…

            SE: Pero acá vos llamás a una conferencia de prensa para explicar o comunicar algo y para eso no hace falta presupuesto.

            MB: Si…es cierto…saber que comunicar, cuando, es nuestro talón de Aquiles y yo lo reconozco. Y el tema de Paolo viene ligado con la que Julia, mi esposa, ya no está en el Municipio. Ella estáen el PRO desde el 2006, todos la conocen y saben cómo trabaja. La verdad que nos cansamos, ella y yo, de que nos pegaran como si ella fuera un “ñoqui”,  y decidimos que dejara de estar. Y hoy lo sufro porque me hacía seguimiento de temas y de áreas. Y como Paolo también venía haciendo ese trabajo part-time porque estaba en el Concejo Deliberante, sentimos que hoy el Concejo estámás maduro…

            SE: y tienen mayoría, dato no menor.

            MB: Si, pero diría que tenemos más experiencia, por eso decidimos que pase a esta tarea y me ayude a gobernar.

            SE:¿Cómo crees que repercute, por ejemplo, el hecho de tener a dos funcionarios, Enrique Merlo y la Jueza de faltas Valinoti, con denuncias penales y no salir a dar una explicación?

            MB: Si tengo que comunicar cada denuncia que hacen al Municipio quedate tranquilo que nos pasamos de comunicación. Hubo denuncias que se filtraron como en los que mencionás, pero no fueron las únicas, y no serán las únicas.Pero si tengo que darle entidad a cada denuncia que se hace, es por eso que las llevo a la Justicia y que sea quien defina. Y ahí están las dos causas. Yo ni me meto.

            SE: ¿Y por qué en el caso que ocurrió con el delegado Oscar Carretero (de Quiroga) se le “sugirió” que se tomase licencia sin haber una denuncia, ni siquiera penal,y a estos funcionarios se los mantuvo en sus cargos?

            MB: Porque con Carretero implicaba una violencia de género y yo, por convicción,  cualquier violencia de género, sexual, laboral, se toma en cuenta la denuncia. El acto administrativo que corresponde es la suspensión temporaria y hay un plazo para evaluar y definir el asunto. Y eso es lo que hicimos. Y se declaró que la denuncia no tenía sustento para seguir avanzando. Es más, le dije a Carretero que haga una denuncia por calumnias e injurias. 

            SE: ¿No ameritaba una suspensión también para los otros funcionarios?

            MB: Te la contesto con este ejemplo: nosotros mantuvimos a Sarnícola (NdR: el empleadomunicipal que robó y se declaró culpable en el proceso) durante el tiempo que duró el proceso pagándole el sueldo, con los aumentos, premios y todo. ¿Por qué no voy a hacer lo mismo con un funcionario?

            SE: Como contador sos bueno para cuidar el mango. Para algunos, como hemos escuchado, por ejemplo del Consejo Escolar y alguna otra entidad, que piden algún billete más para movilidad, estas sentado sobre la caja y es difícil sacarte un peso. ¿Qué decís?

            MB: (risas)…Si hay un lugar del cual puedo esperar algo así no es del Consejo Escolar, porque en el último año le dimos no sécuántos millones para arreglar escuelas y eso es aire para el Consejo Escolar. Al principio de mi gestión trabajé con un Consejo Escolar enel cual de seis creo que éramos mitad y mitad, y laburamos muy bien. Y con este CE que somos cinco de Cambiemos y uno de la oposición,tuve algún tipo de reclamos que no lo he tenido con la anterior gestión. Y la verdad es que estoy preocupado porque me gustaría ya en el mes seis estar más avanzado en los arreglos en las escuelas. Lamentablemente por problemas externos al CE venimos atrasados con eso y yo quiero gastar esa plata en las escuelas en lo que queda del año, y lo vamos a hacer. En la gestión anterior al mes seis ya veníamos con el 40 por ciento de las escuelas arregladas, hoy venimos muy subejecutadas esas partidas. Necesito que el CE arregle esas escuelas. Y si, cuido el mango.El turno de maestranza acá en la oficina lo eliminé porque estoy hasta las dos de la tarde y después voy a hablar con vecinos. A la persona no la eché, fue a otra dependencia donde hacía falta. Y soy un convencido que “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”. Si ahorro un mango en esto va a ayudar en otra cosa. ; La plata espública. Todo lo que compré lo pagué, no me endeudé en nada. Lo único que me endeudé lo pago en mi gestión, que es San Cayetano (polo educativo).

            SE: ¿Que extrañás?

            MB: Hacer los mandados más rápido (risas). Ir al quiosco y al supermercado y no tardar tres horas para comprar dos litros de leche. Extraño muchísimo a mis hijos, estar en casa.

            SE: ¿Puede ser un peso para el año que viene?

            MB: Y..nosé..nosé.

            SE: Con eso que me decís y a modo de sensación personal¿volverías a pasar por la experiencia de ser intendente?

            MB: Si,  es una experiencia extraordinaria. Tremenda responsabilidad también, ver que bien o mal le podés cambiar la calidad de vida a la gente es extraordinario, pero la frustración también es enorme al no poder cambiarle la situación a un vecino.

            SE: ¿Qué te gustaría lograr, que a esta altura no has hecho?

            MB: El tema del relleno sanitario…y el parque industrial, tuvimos dos multinacionales que preguntaron para venir acá… no puede ser que ciudades que tengan un 15, 20 por ciento de industria metalmecánica que tiene 9 de Julio tengan parque industrial y nosotros no. Dos temas importantes para el desarrollo de la ciudad. Y el tema habitacional.

            SE: ¿Por qué no se puede construir una vivienda en 9 de Julio? ¿Qué pasa con los terrenos del ex matadero?

            MB: Ahí Hubo una estafa moral. Cuando el 10 de diciembre de 2015 a las 14 horas cumplido el horario oficial del mandato, el anterior intendente junta a 60 vecinos y les adjudica un terreno sin número de partida, sin número de lote, sin nada, es una estafa moral. Porque además gran parte de ese predio es un bajo que hay que nivelar.No hay pedido de viviendas para 9 de julio ni en provincia ni en nación. Creíamos que íbamos a encontrar un montón de pedidos de vivienda. No había ni uno.

            SE: Se te ve más como administrador que político ¿eso te genera roce con los tuyos que son más políticos?

            MB: Saben que soy muy difícil, y que los problemas de comunicación los genero yo, porque es muy difícil comunicar cuando el intendente te dice no me saqués una foto, no me acompañés. Yo genero muchos problemas. Porque tengo este perfil y prefiero que me recuerden como un buen administrador más que como un buen político.

SE: ¿El futuro de Barroso es Intendente, diputado o contador?

MB: Ojalá que haya más opciones.

SE: ¿Astronauta?

MB: Ojala que haya más opciones.