¿Funcionan o no funcionan?

DSC03768CENTRO DE MONITOREO

El viernes se inauguraron las Cámaras de Seguridad del Centro de Monitoreo. Fue con la misma presencia del Ministro provincial de Seguridad, Ricardo Casal que , a su vez, entregó nuevos patrulleros y escrituras (Ver Patrulleros y Escrituras ). Pero a las pocas horas de inauguradas, el concejal del PRO Mariano Barroso denunció que el Centro de Monitoreo estaba cerrado y fuera de funcionamiento.

Las conjeturas comenzaron a sentirse y las especulaciones sobraron: ¿Una nueva inauguración “ficticia” en nuevos períodos pre electorales? ¿O acaso un intrascendente juego político de la oposición?

El dilema, casi shakesperiano rondó en una incógnita las cámaras ¿funcionan o no funcionan?

Ayer jueves, por la mañana el concejal Barroso tras tener una reunión con el secretario de gobierno y el Jefe de Gabinete brindó su punto de vista. “Que esté prendido un televisor no quiere decir que esté en funcionamiento”, fustigó . Mientras que desde el oficialismo desmienten sus aseveraciones y aseguran que actualmente están capacitando al personal y que “las cámaras funcionan las 24 horas pero el monitoreo se está haciendo en distintos tiempos”.

Las posiciones…

 

SECRETARIO DE GOBIERNO; IGNACIO PALACIOS

“Las Cámaras están funcionando desde el viernes”

A rìo revuelto, el secretario de Gobierno, Ignacio Palacios brindó una conferencia de prensa en el mismo Centro de Monitoreo donde desmintió que no estuviesen funcionando. Aseguró que desde el mismo día de la inauguración las cámaras están funcionando aunque reconoció que están capacitando al personal designado para que “vayan aprendiendo”.

¡Las cámaras funcionan las 24 horas pero el monitoreo se está haciendo en distintos tiempos: se está probando cuatro horas, seis horas, dos horas!-admitió.” Y estamos tratando de cumplir toda la noche, fundamentalmente con la Policía que es la que tiene que estar las 24 horas cumplimentando todo lo que es el monitoreo”, despejó así las dudas.

Según Palacios el Centro de Monitoreo está trabajando con ocho de las 12 cámaras totales. “Estamos trabajando con ocho cámaras a full. Se están haciendo las conexiones pertinentes de las otras cuatro o cinco que faltan. Con la visita del ministro, se inauguró la etapa inmediata. Y la empresa Master Sec, la empresa que instaló el sistema de Monitoreo, está haciendo pruebas y las estará terminando en estos días”, se explayó.

“Barroso plantea que ha subido en un determinado momento y que no había nadie. No me consta y no sé como pudo subir porque al centro de monitoreo no puede entrar nadie”, disparó y aseguro que la entrada al centro con la prensa “fue por expresa autorización del intendente, que es el único que la puede dar. Ninguna persona puede entrar al centro de monitoreo salvo el intendente o el subsecretario de seguridad. Lo mismo sucede con las imágenes, sin orden judicial nadie puede acceder a ellas. No puede entrar nadie que no esté afectado al centro de monitoreo”, subrayó.

Este servicio demandará el trabajo de 8 empleados municipales que cubren turnos de ocho horas cada uno , acompañados por un policía designado por la comisaría y que también está las 24 horas a cargo de las cámaras. “En estos primeros días estamos viendo los ángulos, donde marcar, cómo capta la cámara…Estamos en ese trabajo”, agregó.

Además estimó que para el lunes ya estarían operando las 13 cámaras. Están ubicadas estratégicamente en distintos puntos de la ciudad que se consideran puntos “calientes” a la hora de producirse ilícitos.

Las cámaras tienen como función la prevención de delitos. Por ello acompañan en cada turno a los operarios un agente policial que tiene como función , ni bien detectan algo sospechoso “determinará a qué móvil más cercano llamar de inmediato de acuerdo a la ubicación. Y también por supuesto, cubrir algún accidente o incendio, porque las cámaras también están cubriendo esas cosas”.

Cabe recordar que además de prevenir el delito tienen previsto también detectar infracciones de tránsito para posteriormente, imprimir las imágenes y labrar las multas correspondientes tras la identificación de los infractores.

 

 

CONCEJAL DEL PRO, MARIANO BARROSO

“Que esté prendido un televisor no quiere decir que esté en funcionamiento”

“Es una cuestión de semántica y de criterio”, aseguró Barroso que, tras finalizar su trabajo en la Comisión de Presupuesto el lunes a la noche se acercó “a dónde están ubicadas las cámaras de seguridad y encontré que las puertas estaban cerradas y estaba todo totalmente apagado. Me llamó la atención que no estuvieran en funcionamiento”.

Pero allí no terminó todo. Según Barroso, el miércoles luego de la reunión de la Comisión de Legal y Técnica, se dirigió nuevamente al centro de monitoreo pero esta vez acompañado por dos concejales: Alberto Capriroli (FPV) y Loli Apraiz (UCR). En esa oportunidad encontraron la luces y las máquinas prendidas “pero no había nadie. Estaba vacío el lugar”, aclaró.

Entonces, el martes por la mañana llamó al Jefe de Gabinete solicitando una entrevista que recién le fue otorgada para el jueves a mediodía.Barroso asevera que este dilema de que funcione o no funcione el centro obedece a “una cuestión de semántica y de criterio. Porque ellos dicen que están funcionando pero en realidad están prendidas solamente las máquinas y están capacitando al personal. Si bien es un avance notorio, a nuestro entender algo funciona cuando cumple el cometido deseado. En este caso es que haya ya gente capacitada trabajando para prevenir el delito y logrando el máximo funcionamiento y la máxima eficacia en este sistema”, recalcó.

“En realidad las máquinas están prendidas y grabando las 24 horas pero no están los operarios viendo lo que está pasando para informar a la policía, a los bomberos o a la ambulancia de acuerdo a lo que está pasando. Si no hay nadie atrás del monitor, es como tener un televisor prendido y no usarlo”, ejemplificó.

Barroso explicó que según Palacios, “estaban capacitando al personal del 1 y 2 turno y que a partir de la noche del jueves ingresaba el personal del tercer turno”.

“Vemos que este gobierno ha copiado las formas que tiene el gobierno nacional de inaugurar cosas cuando realmente se están instalando. Lamentablemente en este país se inaugura varias veces lo mismo. Y nosotros como dirigentes políticos tenemos que señalar lo que se inauguró y no funciona”, recalcó.

El funcionamiento del Centro de Monitoreo tardó en ponerse en funcionamiento dos años. Habían sido anunciadas la instalación de las primeras cámaras durante la primera semana de octubre de 2011.

Por último Barroso aseguró que está pusieron a disposición del municipio el protocolo que usa la ciudad de Buenos Aires “como para maximizar y aportar lo que se puede con el de acá. Allí está reglamentado cómo el empleado de las cámaras de seguridad tiene que accionar ante la información que captan las cámaras. Si hay un accidente a quién llamar primero, tener un policía permanentemente, qué horario hay que cumplir delante de una pantalla y cuál es el tiempo de descanso teniendo en cuenta que la atención máxima que puede tener un ser humano es de 40 minutos por lo que hay que contemplar los descansos, etcétera”.

Las Cámaras y la privacidad de las personas

“Hay que ser extremadamente cuidadosos con esa información”

El acceso al Centro de Monitoreo está restringido para todas aquellas personas ajenas al servicio. La causa obedece a que de este modo se resguarde la confidencialidad. “El centro de monitoreo debe ser con un acceso restringido. Hay que ser muy discreto con la información que se ve y que interpreta. Hay que ser extremadamente cuidadosos”.

“Este sistema de monitoreo da muy buenos resultados para combatir la inseguridad, la accidentología y las infracciones de tránsito. Pero hay que tener mucho cuidado en este otro aspecto por lo que me imagino que las personas que estén encargadas de realizar esta tarea firmen un convenio de confidencialidad. Porque en realidad, uno está vigilando todo. Y la vida cotidiana continúa bajo esa mirada nueva de las cámaras”, resaltó.

También apuntó por la importancia de preservar la difusión de datos operativos a quienes pueden cometer hechos delictivos.

 

 

Una larga espera

 

La primera semana de octubre de 2011 se instalaba la primer cámara de seguridad de un total de 14. Era en San Martín y 25 de Mayo y se adelantaba por entonces que estarían interconectadas entre sí y controladas por un centro de monitoreo en la Palacio municipal.

Pero después de casi dos años, recién el lunes el ministro Casal envío los últimos fondos que necesitaba el municipio para su puesta en funcionamiento.

Las cámaras tienen por objeto no solo la prevención de delitos sino también controlar las transgresiones de tránsito y alertar a bomberos y ambulancias en caso de ser detectados también accidentes o incendios.

Las cámaras surgieron a raíz de un convenio que firmó el Municipio de 9 de Julio con el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Luego de estas 14, se podría agregar adicionales que se considere conveniente. Estas filmarán durante siete días consecutivos y estarán conectadas, a su vez, a un sistema provincial de seguridad.

Las imágenes están resguardadas bajo el secreto de confidencialidad y solo pueden ser usadas por la justicia y, pasado un tiempo estimado, también pueden ser utilizadas por la prensa.