Extra, según pasan los años…

(Por Lic. Carlos Saizar)

Cuando me pidieron que escriba una nota sobre los veinte años de la fundación de Extra lo primero que se me vino a la cabeza tuvo que ver con el inexorable paso del tiempo: “¿ya pasaron veinte años?” me pregunté como si no supiera la respuesta. Y enseguida afloraron los recuerdos de aquellos días, allá por 1999, cuando la idea de editar una revista mensual (ese fue el primer formato) iba cobrandofuerza. “¿Una revista? ¿Y a quién se la vas a vender? La gente ya no lee…” me dijo un amigo con ese “optimismo” que contagia. Es cierto que ya en aquella época se leía menos pero afortunadamente su visión apocalíptica de los medios gráficos no era tan cierta. Hoy, aun en pleno auge de los medios digitales, la palabra impresa sigue teniendo su peso específico.

Junto con Sandra Sueldo, también Licenciada en Comunicación Social, diseñamos formatos, secciones, entrevistas, seleccionamos personajes y visitamos comercios para dar forma a esa edición Número 1 de Extra. Siempre la primera edición es la más difícil porque no hay referencias ni parámetros, se coordinan entrevistas para un medio que todavía no existe y lo más complicado de todo, convencer a los comerciantes de que valía la pena apostar por este ignoto medio.

El contexto del país era muy distinto: el Gobierno de Carlos Menem transitaba sus últimos meses y todavía estaba vigente el 1 a 1: Si, un peso valía un dólar… (mirándolo en perspectiva ahora me parece que hubieran pasado 200 años). En aquella primera edición fueron protagonistas entre otros “Reca” Aita, Laguneros y tuve el orgullo de que mi viejo, Antonio, me acompañe con su columna futbolera.

Luego llegó el Gobierno de De la Rúa, la crisis, los 5 presidentes en una semana, la devaluación, el corralito y otro desafío: reconvertirse para adecuarse a una realidad aún más difícil: llegó el cambio de formato y de la revista mensual se pasó al actual semanario en formato tabloide. Un tiempo alojados en la Incubadora de Empresas (una buena iniciativa de la CEyS para apoyar emprendimientos locales) y más adelante, ya en nuestra propia redacción, llegó el tiempo de pensar en la imprenta propia y a seguir acumulando oficios: periodistas, fotógrafos, diseñadores y ahora también imprenteros, dobladores de diarios y canillitas… porque después de cada jueves a la noche luchando contra la “Cabrenta” (una batalla que solíamos perder contra la imprenta) el viernes a las siete de la mañana había que salir a repartir Extra, con la cara llena de tinta a lo Rambo… Hoy es para recordar con una sonrisa, pero en aquel momento…

El tiempo siguió transcurriendo y al llegar al 2006 mi incorporación a CableVisióny la llegada de Thiago, nuestro hijo, achicó los tiempos y nos obligó a tomar una decisión: allí aparecieron Guillermo Merlino y Silvana Paoltroni para continuar este camino con nuevas energías y seguir dándole vida a Extra durante los siguientes años.

Hoy, con la perspectiva que dan los años, todo cobra otro sentido y deja otras sensaciones. Haber contribuido a generar un medio de comunicación a los 26 años y que el día de hoy continúe más vigente que nunca nos llena de orgullo y también de agradecimiento a todos los que fueron parte de una u otra forma. Veinte años… para algunos tangueros no son nada, para otros pueden pesar como veinte siglos. Como sea, feliz cumpleaños Extra, y por muchos más. ¡Salud!