Estrés emocional: la Copa Mundial puede poner en riesgo el corazón

Durante 90 minutos se viven momentos de tensión y euforia. Recomendaciones para que no perjudique a aquellos que padecen enfermedades cardíacas.

 

*Asesoró el Dr. Sergio Dubner,  electrofisiologo  de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina (MN 45748)

 

Mirar un partido de fútbol puede resultar una experiencia extrema: Tarjeta roja, tiro libre, clasificar a la segunda ronda, definición por penales, disputar la final. Todas situaciones que de vivirse con sumo estrés y antecedentes cardiovasculares pueden llevar al espectador a la guardia médica. Una investigación publicada por la revista The New England Journal of Medicine demostró que en el Mundial de Alemania 2006 se triplicaron las consultas médicas de los hombres y se duplicaron las de las mujeres ante cada partido del equipo local.

Esto se debe a que el estrés emocional que produce mirar un partido de fútbol se asemeja con el que se produce durante una discusión, una jornada laboral complicada o rendir un examen final. Esto es así porque existe una relación muy estrecha entre el estrés y las arritmias. La mayoría de las consultas que se hicieron durante el mundial de 2006 fueron por palpitaciones (el síntoma más común de las arritmias cardíacas) que pueden presentar mayor o menor gravedad y requerir un tratamiento inmediato por lo que es importante prestarle atención a sus signos de alarma: dolor en el pecho, dificultad para respirar o sensación de ahogo.

Las arritmias pueden ser ventriculares (aquellas que se originan en los ventrículos) que son de alto riesgo por lo que requieren un rápido diagnóstico, o supraventriculares como la  fibrilación auricular, probablemente la arritmia más  frecuente que suele presentarse en el momento o incrementar la frecuencia cardíaca en las ya existentes. En ambos casos se requiere la intervención de un médico y deben tratarse.

Adicionalmente, el estrés en conjunto con el aumento de la presión arterial agravan el riesgo de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares. Estos no están relacionados con el resultado final del partido sino con las emociones que se experimentan a lo largo de los 90 minutos de juego.

Recomendaciones para vivir el mundial sin afectar al corazón: [1]

·         Tomarse un descanso fuera del televisor. Durante el entretiempo se puede caminar unos minutos para distraerse.

·         Evitar la clásica picada (snacks, fiambres) con elevados niveles de sales y minerales ya que puede elevar la presión arterial. Optar por picadas más saludables e incluir frutas y verduras.

·         Evitar las bebidas azucaradas y alcohólicas en abundancia debido a que pueden aumentar la presión arterial.

·         No mirar el partido solo, hacerlo acompañado de amigos y familia para estar en un ambiente más relajado.

·         Recordar tomar la medicación correspondiente, en caso de que  haya sido recetado por el médico.