Estreno de película: “No Llores por mí, Inglaterra”

Estuvimos presentes en el avant premiere de “No Llores por mí, Inglaterra”. Los invitados, los testimonios de los protagonistas y todo lo que dejó la noche de estreno de la última locura cinematográfica de Néstor Montalbano.

 

(Por  Juan Manuel Jara)

 

                Noche de martes en el Village Recoleta, en Buenos Aires (me niego a decirle CABA). Hasta allí llegamos invitados por el mismo Néstor Montalbano para ser partícipes del avantpremiere de su “No llores por mí Inglaterra”. Más de 700 invitados que se repartieron en tres de las salas del complejo y disfrutaron de ser privilegiados adelantados en ver esta película, el proyecto que Néstoresperó durante años. Tanto él como Guillermo Hough, ambos autores del guión, sabían que ese día iba a llegar. Y esta semana ese momento llegó. El complejo se vistió para el evento.

                En un corralito estaban los actores y el director a disposición de la prensa.Allí Luciano Cáceressonreía feliz por ser parte de la película, pero sobretodo por haber trabajado con el director nuevejuliense, porque en otra ocasión“Ibaa hacerlo pero no se dió. La pasé muy bien, me divertí mucho, es un gran director, la tiene muy clara. Tiene la habilidad de mantener a todo el equipo de más de cien personas con un nivel de alegría y compromiso como pocas veces lo he vivido. Y después está lo que propone, que es tan particular, tan lúdico, que me invitó a una fiesta, a jugar como cuando era pibe, estar en las invasiones inglesas, andar a caballo, meterme en esta historia entre futbolera y bélica. Estuvo buenísimo”.

                Siempre, en toda película de Montalbano, en el elenco hay un “outsider”, un no-actor, y en este caso fue Matías Martin, quien reconoció que“tuve otros papelones previos, módicos, pero esta vez, si bien son tres o cuatro escenas, realmente tuve letra y eso fue una novedad para mí. Esto no es lo mío,pero estando Néstor y Capussotto, dije que sí. La verdad un placer.Mi hijo es muy fanático de su cine”.

                El actor fetiche de Montalbano no podía quedar afuera de su película más deseada. Diego Capussotto contó que“mi personaje lo ideóNéstor. Al principio no estaba en la historia y me llamó”.

                Entre apuros y cronistas que cansan con idioteces, los actores llevan su buena voluntad a límites insospechados. El protagonista principal, Gonzalo Heredia, acompañado por su esposa la actriz Brenda Gandini y el hijo de ambos lookeado pintorescamente, estaba ansioso por ver la película: “No vi nada, quiero ver que construyó, todo lo que hizo en postproducción,porque es algo que me intriga”.

                Compartimos la película en la sala con Montalbano, los actores y varios nuevejulienses. Un lujo y un privilegio. La función terminó con aplausos sostenidos y saludos interminables.

            El día después del avant premiere lo encontramos tranquilo a Néstor, y con “mucha seguridad de lo que hicimos y másallá del resultado que tenga con la gente, nos gusta la película y brindar por ella”.

                SEMANARIO EXTRA: Una película con el estilo Montalbano, que entretiene con un gran trabajo actoral del elenco, con un Mike Amigorena que se disfruta de principio a fin.

                NESTOR MONTALBANO: Si, me gustó mucho. Hace un trabajo increíble. Cuando  lo ves en pantalla grande se nota el tipo de trabajo que hace.

                SE: Viéndola en una sala ¿le encontraste algún detalle, te sorprendió algo que no habías notado en la sala de edición?

                NM: Uno siempre la quisiera retocar hasta la muerte, uno siempre busca la excelencia. Es una película que le faltaron un par de días más para perfeccionar algunas cosas que tienen que ver más con los efectos que con lo demás, pero con la película en sí no. Ayer fue la primera vez que la pude ver con público, aunque es un público que va predispuesto a pasarla bien. Me mandan mensajes diciendo que se rieron mucho y no sé si es una película para reírse tanto sino para disfrutarla y es graciosa, y viéndola con públicoví momentos en que la gente se ríeen donde yo no me lo esperaba. Esas cosas que te va dando la película. Y ahora si me dan ganas de ir a verla con público en una sala el fin de semana y ahí se ve la verdad. Como entretenimiento no para. Es una película con un despliegue constante de propuestas que van pasando en la historia y la hace entretenida.

                SE: También es muy notable el papel de Gonzalo Heredia.

                NM: Heredia está muy bien, su personaje es difícil, porque  no tiene una gracia propia mas alláde lo que es que está muy reconocible, pero la exposición que tienetodo el tiempo para acompañar la historia era un desafío grande, y tuvimos unas agarradas, un comienzo duro con él, y casi nos cagamos atrompadas el primer día.

                SE: ¿Por?

                NM:Porque me pasé de mambo. Era la escena en la que lleva al indio y lo droga y tenía que entrar en un punto de giro y yo quería que lo hiciese desde un lugar conmovido, que llorara y para llevarlo a ese estado tomé estrategias que generaron exabruptos, que fueron bruscas para un comienzo. Ese primer día en Uruguay terminamos mal, se fue, tomó el barco y tuve que ir a buscarlo yfilmamos todo. Pero desde ahí generamos una amistad. Y allí nos dimos cuenta que todos tenían una gran locura por hacer esta película. Fíjate que Luciano Cáceres, que es un actor protagónico en todo lo que hace, yacá su papel no está tan adelante en la historia y el tipo me persiguió hasta tres días antes de empezar a filmar. Su papel lo iba a hacer un actor que no era conocido, y fue un tipo que me lo pidió por favor. Y es una actorazo, le pone presencia. Fue muy intensa la conexión que se logró y así se hizo la película, ir hacia una locura de hacerla. La escena entre la batalla y el partido final fue un desafío que se resolvió en el montaje. Filmé bien ambas situaciones y lo resolví ahí gracias al buen editor que tuve.

                Contento, disfrutando el momento tan especial para un director que es cuando entrega su trabajo a disposición del público. En un breve discursito previo a la proyección, Néstor aclara que de ahí en más la película ya no le pertenece y es de la gente.

                “No llores por mí, Inglaterra” por supuesto que tiene un plus para los nuevejulienses porque hay algunas caras locales mezcladas en las escenas. Con 85 copias se lanzan al circuito nacional de cines y el 10 de junio se va a proyectar en Tu Cine Móvil en 9 de Julio, quizás, si la agenda se lo permite, con el mismo Montalbano entregando su hijo mas reciente al público de su ciudad.