Entrevistas: Vicente Francione

DSC05282
Vicente Francione junto a la Directora del Semanario Extra

“Sobrevivimos a los ’90 porque nos adaptamos”. 

 

A pocos días de retirarse de la vida activa, Vicente Francione  realizó un balance de su vida de docencia en donde de los 42 años de actividad, 41 fue como directivo.

 

Pasó las buenas y las malas de la educación y explicó a FM Arco Iris cómo sobrevivió la escuela Técnica Nº 2 a los avatares de las diferentes políticas nacionales.

Contó también sobre sus fuertes, sus debilidades y los próximos desafíos…

Comenzó como profesor de dibujo y al año se convirtió en director, con apenas un año de experiencia. “Fue muy difícil como aprender a los golpes y solo. No teníamos nada. “Los días de semana nos prestaba un bar las mesas y las sillas y los viernes, las teníamos que devolver”, recuerda.

Radicado en San Andrés de Giles en 1983 fue designado director de la Escuela Técnica Nº2 de Nueve de Julio, de donde nunca se fue. Desde entonces superó las malas y las buenas de la educación técnica, de las que atesora innumerables anécdotas y experiencias de vida.

E-I-AI:-  Cómo ve el antes y el después de la Escuela Técnica? Existe el mito de que desde que Ud. está en la Técnica la disciplina es rigurosa…Cuánto de verdad y cuanto de mentira hay?

No, no es así. Las escuelas técnicas siempre funcionaron igual y su disciplina fue siempre la misma.  Yo creo que se debe a que los chicos están todos los días en la escuela…La disciplina ya venía desde hace rato, nosotros la continuamos. A lo mejor cada uno pone su impronta…

Lo que sí creo es que siempre fue buena la disciplina de la escuela técnica y hasta me arriesgo a decir que es la mejor…

La disciplina ahora es distinta, hay que aggiornarse a los tiempos que corren pero sin perder la ética y las buenas prácticas. Es muy difícil, estamos en un momento muy difícil en donde hay riesgo de que se escape todo…

E-I-AI:- Dicen muchos que la disciplina está muy limitada por los chicos, otros sostienen que el mismo sistema a veces no se lo permite a los docentes… ¿Qué opina?

En realidad nosotros no tenemos problemas graves de disciplina pero tampoco la disciplina es lo que era antes. Pero nos estamos aggiornando a lo que viene… Hay miles de cosas para buscar, como la motivación y buscar proyectos distintos, para que la educación no sea demasiado “light”.

E-I_AI:- Ud. dice que la disciplina es en parte porque los chicos están todo el día en la escuela y por el tipo de educación, que los alumnos ven que sirve para la vida concreta, real… ¿Cree que esta cuestión falta en los demás áreas de la educación?

No puedo hablar de los demás. Solo puedo decir que la escuela técnica es distinta, no somos ni mejores ni peores. La comunidad nuestra es distinta. Hoy gracias a Dios, tenemos a todas las clases sociales.

Los chicos están todo el día, participan y hacen proyectos y sienten la pertenencia de la escuela. Creo que eso es lo fundamental.

Sacando los profesores del aula, el 90 y pico por ciento son todos ex alumnos y eso también hace que se trabaje de otra manera, ellos también tiene sentido de pertenencia.

Cuando pensamos que la escuela es solo de la provincia de Buenos Aires y no es de nosotros, estamos muertos. Porque nos sacamos la responsabilidad pero si sentís que algo es tuyo, tomás la responsabilidad como propia.

La escuela se creó porque faltaba mano de obra. Hoy en día muchos de sus ex alumnos son ingenieros, encargados, supervisores, capataces o industriales. Basta con recorrer las empresas como Siwert, Valenti, Yomel…

E-I:- Uds. tienen en ejecución numerosos proyectos como el de semaforización de la ciudad ¿en qué consiste?

Tratamos de desarrollar proyectos que tengan doble efecto: que sirvan a la comunidad y que le sirva a los chicos.

El proyecto se realizó hace muchos años pero lo tomaron recién hace tres. Es para modernizar los semáforos, electrónicamente, como es el que está en la esquina de la escuela. La parte electrónica, las cajas donde van los leds, todo se hizo en la escuela y eso es lo que nos sirve.

En séptimo año nosotros tenemos las Prácticas Profesionalizantes donde hacemos que los chicos puedan ir a empresas a trabajar o dentro de la escuela se puedan hacer prácticas para que apliquen conocimientos que más tarde pueden servirle para su inserción laboral…Es para aplicar el conocimiento teórico directamente a la práctica…

 

E-I- AI:- Uds. también trabajan para el Club de Leones..

Sí, realizamos aparatos de prótesis y órtesis (bastones canadienses, muletas, sillas de rueda, los timbres que se instalaron en el Hogar de Ancianos hace unos años, etcétera) y otros dispositivos para su banco de préstamos o para que él luego los done a las entidades que crea conveniente. EL Club nos donó una máquina plegadora de metal, con lo que fabricamos los aparatos, luego se los entregamos y ellos los distribuyen donde hace falta: en el hospital, en el Asilo de Ancianos, etcétera…

Lo lindo es que los proyectos salen de los chicos…

Este año los chicos crearon una bicicleta con motor para trasladarse con la silla de ruedas y participaron en Mar del Plata en la exposición anual sobre Prácticas Profesionalizantes. El año pasado se llevó el proyecto de Elaboración de Cerveza: llevamos la planta piloto…

Tratamos de integrar los proyectos. Nosotros tenemos dos sectores: la parte de electromecánica y la de alimentos, entonces tratamos de integrar las dos. Por ejemplo con la elaboración de cerveza, por un lado construimos la planta piloto y por el otro producimos la cerveza.

 

E-I-AI:- ¿Se comercializa?

No hasta ahora. Pero sería interesante buscar a alguna industria que le interese para que pueda solventar este tipo de proyectos. Esto es una de las deudas pendientes…A partir de allí podrían surgir emprendimientos productivos muy importantes…

 

E-I-AI:- Hace algunos años La Escuela Técnica fue noticia por un bastón electrónico para ciegos..¿Lo siguen construyendo?

Todos los proyectos se realizan de acuerdo a si hay necesidad de una institución, de la municipalidad o de alguna persona en particular.

 

E-I-AI:-En un momento pareció que la educación técnica y por ende muchos oficios habían desaparecido. ¿Cómo fue esa época para la Escuela y cómo lograron subsistir?

Durante los años 90, la Ley Federal de Educación no contempló a las  escuelas técnicas. Después se dieron cuenta que la habían dejado afuera…Nosotros pudimos defendernos durante esa década, pero muchas escuelas se cayeron y no lograron subsistir. Nosotros sobrevivimos porque nos adaptamos.

Cuando vemos mal una cosa hay que protestar pero hay que seguir trabajando. Y nosotros lo hicimos.

En esa época por ejemplo, creamos un taller móvil con el que salíamos a las escuelas de los campos. Con él íbamos con la ordeneadora a algunos tambos y escuelas como El Chajá y a las localidades…Nosotros poníamos el equipo y ellos las vacas. Ordeneábamos, traíamos la aleche a la ciudad y se hacía queso o dulce de leche… Con esas cosas fuimos haciendo que sobreviviera  íbamos a las empresas lácteas ….

A través del taller móvil también reparábamos y hacíamos transferencia de tecnología, dábamos cursos, etcétera… Eso se hizo en la década de los 90, ahí lo hicimos para mostrar que la escuela técnica no estaba muerta. Era cuándo más hacíamos, había mucho más esfuerzo. En cambio muchas otras escuelas técnicas de la provincia, no sé si porque no se supieron defender, pero se cayeron . Hoy, la nuestra, es un ejemplo en la Provincia.

Además tenemos nosotros un secreto: la cooperadora, que es un pilar fundamental y hasta hubo quienes perdieron la vida trabajando para ella.  Hoy la Provincia está aportando muy bien pero hubo épocas que todo el peso de los costos de la escuela caían sobre la cooperadora…Gracias a ella siempre pudimos mantener la escuela (que es fundamental el mantenimiento preventivo), siempre pudimos comprar material didáctico…Todo ello ha sido gracias a la cooperadora, al personal y también a los chicos que si rompen algo, lo arreglan. También la escuela está gracias a la colaboración incondicional de las empresas: cuando vamos a pedir algo, automáticamente nos ayudan.

E-I-AI:- La Escuela produce mano de obra calificada…¿Qué demanda hay de la industria local hoy?

Ahora no hay mucha demanda de las industrias locales por mano de obra calificada. Depende del ritmo del país  y hoy estamos en una etapa de un pequeño amesetamiento. Es el reflejo de lo que pasa en el país.

La Técnica siempre fue el principal proveedor de la industria local pero ahora el 80% de los chicos se va a estudiar. Es bueno pero no queda mucha mano de obra disponible…

Nuestra escuela da la suficiente preparación para seguir trabajando..

E-I-AI:- ¿Cuál cree que hoy es la deuda que tienen las escuelas técnicas?

Lo que digo que falta desde hace tiempo y sigo reclamando es que hoy hay que apuntar a los emprendimientos productivos. Lo vengo diciendo desde hace rato. No se pudo concretar hasta ahora un emprendimiento productivo que salga de la escuela para los chicos y con los chicos.  Aún no ha salido ningún emprendimiento de la escuela que se haya continuado fuera de ella para generar empleo y para que el chico siga trabajando…

Esa es la principal deuda que tenemos hoy y siento que es lo que aún no pude realizar.

E-I- AI:- Se habla de que es una época para fomentar, promover y crear el autoempleo y no para pensar en términos de empleado –patrón…

Exactamente y para eso es necesario promover los emprendimientos productivos. Justamente son para eso. Hace muchos años que no salen empresitas pequeñas en Nueve de Julio. Y la mayoría que salió fue desde la Escuela Técnica pero hoy no es fácil porque también tiene que haber un acompañamiento económico. No es fácil, pero se puede lograr.

 

E-I-AI: A pasado más de la mitad de su vida en la docencia. ¿Qué es lo que siente y en qué ocupará sus días posteriores al retiro?

Estoy muy alegre de retirarme para descansar. Fueron muchos años y estoy muy cansado. Además hay que dar paso a los chicos nuevos.

Han quedado cosas sin hacer pero es momento ya de descansar. ¿A qué me dedicaré? Seguiré trabajando desde mi casa, allí tengo un taller y cosas no me faltarán por hacer.