Entrevistas: Pablo Picotto

DSC04150
Pablo Picotto

“Lo estrenamos acá porque amamos a este público”. Por novena vez, Pablo Picotto se presentó en Nueve de Julio. Lo hizo el viernes de la semana pasada con su nueva comedia en vivo “Mediana Edad” que comparte con Germán García y la que decidió estrenar  aquí, nada menos que en su ciudad natal, quizás a modo de agradecimiento a la calidez del público.

El humorista se presentó por primera vez en el 2013 con motivo del centenario del Club Atlético de 9 de Julio. Desde entonces, el público local lo requiere una y otra vez, a punto tal que ni bien finalizada la obra el viernes ya había una nueva fecha para su retorno: el viernes 7 de agosto.

Las ganas de reír, o la necesidad de hacerlo, dicen algunos que son las causas. Otros, indudablemente no dudan que es su talento.  Pero también lo es el reconocimiento a este hombre, con el que se destierra el mito de que nadie es profeta en su tierra.

Unos minutos antes de la función y en el baño de caballeros, devenido o improvisado por fuerza mayor en camarín, los dos actores concedieron una entrevista al binomio Infonueve- EXTRA.

E-I: ¿Por qué decidieron estrenar la obra en Nueve de Julio?

Pablo Picotto (PP): Porque es un público al que amamos y porque Germán accedió a darme el gustito a que lo hagamos en este lugar que para mí es muy significativo porque soy de acá.

E-I:- Se habla de que el público de Nueve de Julio y en sí del interior es más frío. ¿Qué de verdad hay de ello?

PP: Eso es mentira. Es un mito que se genera en algunos lugares. Hemos vivido experiencias extraordinarias cada vez que venimos e incluso algunas muchas mejores que en Capital. La hemos pasado genial porque siempre la gente nos acompañó y nos apoyó.

E-I:- Entonces es mentira que por esta suerte de proximidad social, la gente se contiene más o se muestra más mesurada a la hora de demostrar sus pasiones…

Por ahí eso sucede, tal vez,  en los espectáculos donde a la gente se le pide que hable de sí misma. Nosotros no hacemos espectáculos donde uno se mete con ella. El público interactúa con nosotros de alguna forma pero no nos metemos. Desde el minuto cero está claro que la única obligación es divertirse y la gente lo percibe y lo disfruta…

E-I:- Por eso quizás la gente los requiere continuamente y ya van nueve veces en estos últimos años que venís acompañado por Germán…

Germán García (GG):- sí, esta es la novena vez que venimos. Hicimos primero Un poco me molesta, un poco no” , que es un unipersonal donde Pablo actúa y yo lo produzco…

PP:- La verdad que es el trabajo de Germán es indispensable detrás y delante de escena. Además de ser el productor , es mi partener , que es una cosa muy compleja de conseguir y de afianzar en la comedia y que además es un tipo con el que me llevo genial arriba del escenario.

GG: Pienso lo mismo de Pablo. Es un cómico extraordinario  del escenario y lo que le pasa a la agente de Nueve de Julio con él, es una cosa pocas veces vista. Lo decimos con toda la humildad del mundo, porque cada vez que venimos, apenas se enteran que hay un show de Pablo, las entradas se agotan inmediatamente, gracias a Dios. Esta vez se agotaron una semana y media antes de venir…

E-I:- Mediana Edad…¿De qué se trata la obra? ¿Qué promete?

GG:- Contamos cosas de nosotros, por eso se llama Mediana Edad. En este espectáculo nos ubicamos como “contadores” de lo que nos pasa en este momento particular de nuestras vidas, cerca de los 40, 45 años, que es un momento como una bisagra, más sin tenés hijos, como nos pasa a nosotros, donde la vida te cambia y también e cambian los valores. Tenés otras prioridades y empezás a ver la vida de otra manera. Por eso el subtítulo de la obra es “Dos tipos que surfean la ola de la cotidianeidad”. Es un momento muy particular de nuestras vidas y lo que contamos es lo que nos pasa cotidianamente…

E-I:- …es lo mismo quizás que le está pasando a todos por esa misma etapa de la vida…

GG:.- Totalmente. La identificación es fundamental y pasa todo el tiempo porque lo que nos pasa a nosotros le pasa a cualquiera de lo que está sentado ahí.   Sobre todo hablamos de lo que le pasa al hombre. Obviamente que las mujeres también se sienten identificadas…

PP:- Al ser dos hombres siempre tuvimos mucho cuidado en no caer en posiciones de género, machistas. Si bien la sociedad machista educó a la mujer para quedarse en la casa, eso ha cambiado, también educó al hombre para ser un inútil y para que la mujer le resuelva cosas. Entonces, en el espectáculo también hablamos un poco de eso, desde ese lugar y desde un lugar de mucho respecto y con mucho humor y de lo que nos pasa en este momento de la vida en donde para un tipo grande sos joven y para un joven sos grande. Este intermedio nos llevó a crear Mediana Edad…

E-I:- Un sentimiento que también uno lo siente en todos los aspectos de la vida: sos joven para algunas cosas pero viejo para otras…

PP:- Exactamente, no sabés cuál es tu referencia real, dónde estás ubicado. Ya no vas al boliche pero tampoco encontrás espacios donde estar. Sos joven para sentarte en la plaza y darle de comer a  las palomas o jugar al dominó, pero estás grande para ir al boliche y te sentís un poco raro. Eso nos pasa a la mayoría de las personas que estamos en este momento de la vida…

E-I:- Dicen que hacer reír es más difícil que hacer llorar…

PP:- Hacer reír es un desafío muy interesante. Se puede hacer emocionar a la gente hasta con un golpe bajo, pro hacerla reír, es meterla en un territorio donde se pueda soltar, se sienta tranquila y pueda expresar la risa, que solo se puede hacer cuando uno se siente bien…

GG:- Vos podés reírte de vos mismo y sí lo hacés, también podés transmitirlo con humor.

E-I:- No tomarse la vida como una tragedia, quizás…

GG:- Quizás te pasan cosas trágicas. Pero si te reís de tu propia panza o de que te estás quedando pelado… la gente también se ríe porque se da una identificación plena.

PP:- Nos reímos de las cosas que nos pasan, que son las mismas que le pasa a la gente. Nos reímos de nuestros pesares, que son los generales.

 E-I:-  El actor también sufre altibajos anímicos…¿Cómo enfrentan la profesión?. ¿Cómo salen al escenario a hacer reír cuando quizás el hombre que hay detrás, no la está pasando nada bien?

PP:- Uno ejercita determinada herramientas a lo largo del tiempo, a medida que esto deja de ser una vocación para convertirse con la rutina, en un oficio. En esa medida, hay que salir y hacerlo, independientemente del estado anímico que uno tenga. El médico no se pregunta cómo se siente a la hora de atender a un paciente. Tiene que atender. Un carpintero tiene que hacer igual una mesa y el panadero todos los días tiene que hacer el pan…Nosotros tenemos que salir a hacer reír…

Uno tiene que correrse de su estado anímico momentáneo y meterse en el territorio de la risa  y disfrutarlo. Tenemos la suerte de que desempeñamos una profesión que nos gusta mucho, entonces nuestro mismo trabajo es un cable a tierra, un lugar en donde cuando subís al escenario lo hacés para disfrutar…

E-I:- ¿Cómo es ser comendiante en este momento y en este país? Se abren fácilmente puertas?

GG:- Este momento de la Argentina y sobre todo en Buenos Aires, permite que se abran un montón de puertas y de posibilidades . Buenos Aires se abrió mucho a lo que es el humor, la comedia y el stand up y hay muchísimos lugares en donde poder hacerlo…

E-I:- La comedia en vivo o stand up es un género que adquirió mayor furor a partir de los 2000…¿a qué creen que obedece esto?

PP:-  En realidad la comedia siempre estuvo, desde hace cinco mil años que está ahí y nos e irá nunca  porque la gente tiene una enorme necesidad de reírse.

E-I:- No es sólo propio de nuestro tiempo…

PP:- No, es más cuando peores son los tiempos la gente tiene mayor necesidad de reírse…Cuando los momentos son más crudos, la gente tiene más necesidad de cables a tierra de esta clase.

E-I:- …de hacer catarsis…

PP:-  …Y de tomarse un minuto para descargar energías. No me quiero meter en territorio ajeno, pero está comprobado por los científicos que la risa hace bien porque libera endorfinas y feromonas  que genera en el organismo y que nos hace que nos sintamos  bien. Más allá de una necesidad social es una necesidad física real del organismo. Uno necesita reírse para sentirse mejor

E-I:- Ustedes disfrutan realmente cada puesta en escena o lo toman como algo muy estructurado: como que es el trabajo y hay que hacerlo sí so si?

GG:- Lo disfrutamos todo el tiempo, sino haríamos otra cosa. Vivimos la adrenalina todo el tiempo. Obviamente que tenemos el nerviosismo natural que uno siente cuando está por subir al escenario y cuando vas a mostrar lo que estás haciendo, pero elegimos hacer esto. Lejos estamos de eso.  También se disfruta  mucho estar detrás del escenario, haciendo la producción… Obviamente se pasan momentos en que te preguntás por qué  estoy haciendo esto. Pero cuando vas recorriendo todo el camino te das cuenta que vale la pena. Lo que pasa arriba del escenario es magia.

PP:- También es verdad que hay otras profesiones tienen otras seguridades. Si hacemos esto es porque realmente tenemos vocación y porque  lo disfrutamos mucho. Sobre todo porque cada vez que subimos al escenario es un desafío y es un momento para jugar. Cuando somos adultos vamos perdiendo esto de jugar, y el escenario nos da la posibilidad de hacerlo.

GG:- …Es muy importante también lo que le pasa a la gente. El teatro y todo hecho artístico cierra el círculo cuando la gente responde, se ríe y la pasa bien. Para nosotros es la frutilla del postre. Cuando la gente disfruta, sale emocionada y movilizada, el hecho artístico funciona. Hay una señora que está en primera fila y que vino las nueve veces a vernos, llegó antes que nosotros… Con eso sentimos que todo tiene sentido.

 

 

=========FRASES

“Estrenamos la obra en Nueve de Julio porque amamos a este público”

PP

 

“ Pablo es un cómico extraordinario  arriba del escenario y lo que le pasa a la gente de Nueve de Julio con él, es una cosa pocas veces vista”.

Germán

 

“En Mediana Edad somos “contadores” de lo que nos pasa en este momento particular de nuestras vidas, cerca de los 40, 45 años, que es un momento  bisagra de la vida”.

Germán

 

“Ya no vas al boliche pero tampoco encontrás espacios donde estar. Sos joven para sentarte en la plaza y darle de comer a  las palomas o jugar al dominó, pero estás grande para ir al boliche y te sentís un poco raro”.

Pablo

 

Independientemente de nuestro estado anímico, nosotros debemos salir a hacer reír. El médico no se pregunta cómo se siente a la hora de atender a un paciente. Tiene que atender. Un carpintero tiene que hacer igual una mesa y el panadero hacer todos los días el pan…Nosotros tenemos que salir a hacer reír…PP

“Está comprobado por los científicos que la risa hace bien porque libera endorfinas y feromonas  que nos hace sentir bien. Más allá de una necesidad social es una necesidad física real del organismo. Uno necesita reírse para sentirse mejor” Pablo

“Cuando la gente disfruta, sale emocionada y movilizada, el hecho artístico funciona. Hay una señora que está en primera fila y que vino las nueve veces a vernos, llegó antes que nosotros… Con eso ya sentimos que todo tiene sentido”.  Germán