Entrevistas: Martín Dufou

edit3_mg_3605 (1)
Martín Dufou

“Lo que uno siente es importante que prevalezca”.  (Por Sandra Sueldo (*).) -Decía el compositor estadounidense Leonard Bernstein que “la música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido”. Pues es algo de eso hay, por no decir mucho y más en la música qur inspira al líder de Brancaleone, Martín Dufou quien no para de engendrar buenos espectáculos.

En una noche otoñal, mientras la gente iba transitando por un Nueve de Julio feriado pero no ajeno a lo que estaba por ocurrir en la Esquina de “Arte y Cultura” y tras un trabajo de dos meses de producción, el entrevistado se presentó junto al músico nuevejuliense Fernando Pisano y al fotógrafo Ramiro Martínez en el espectáculo “16 canciones que no nos esperaban”.

Asimismo y en esta nota no sólo hablo de este gran trabajo escénico que desarrolló, sino también  de la gira que su banda planea a principios de junio, del éxito que está teniendo con el nuevo CD “La pena no vale la vida” y también de los diferentes pasos que espera de su música que no para de gustar.

 

Infonueve – Extra: ¿Qué significa “16 canciones que no nos esperaban”?

Martín Dufou: Esta es una mezcla entre el repertorio que hace Fernando (Pisano), el que hago con Brancaleone y algunas canciones que toco, que no son mías, que me gustan y que realizo habitualmente solo. A raíz de eso, formalmente presentamos este dúo “Pisano – Dufou” en la Esquina y con un soporte visual de imágenes que se proyectaron sobre nosotros, generando la esencia del escenario y dado que quedamos integrados a los fondos.

 

I-E: ¿Qué hay de arte y de música en ello?

M.D: Para mí esto es el reencuentro con lo mágico de la música y el arte que me gusta,  porque permite escaparme de lo repetitivo. Cuando tenes una banda de rock, que está formada, que tiene sus discos; salis a tocar y la sensación es alucinante,  pero salirse de la caja y de lo que es normal para uno hace que aparezcan cosas nuevas. En un trabajo colectivo hace que aparezcan y que te sorprendan porque es como escuchar una conversación que te hace pensar diferente. Que te hace tener lo que antes no tenías. Eso es lo más maravilloso de un trabajo colectivo y  se renueva con la frescura de la música.

Justamente lo hablábamos con Fer (Pisano) es que esto como caminar por el barrio de siempre, pero conociendo a un nuevo vecino, ya que aparece algo que no estaba y que te genera ganas de hacer más cosas.

 

I-E: En cuanto al trabajo que genera con Brancaloene y tras la presentación del nuevo material “La pea no vale la vida” ¿Cómo marcha y que puede adelantarnos?

M.D: A fin de mes lanzamos el disco, que será el primero que haremos con distribución nacional. Ahora tenemos un sello,  nunca lo habíamos tenido y para lograr un disco de mayor calidad trabajamos con la Editorial Universal – antes lo hacíamos de manera independiente. También estamos laburando con el productor  Ale Vázquez, que es quien está haciendo trabajos para las bandas más importantes del rock nacional.

Según sabemos ya se está distribuyendo por todas las provincias así que a partir de junio, estará el nuevo disco “La pena no vale la vida” y en todas las disquerías de Argentina. Eso es algo maravilloso porque nunca nos había pasado.

Luego, y a partir del 6 de junio, saldremos de gira a Rosario, a Paraná y a Tucumán con “La perra que los pario” y Simón Basta.  A su vez,  seguiremos recorriendo el país hasta que el 12 de septiembre haremos la presentación formal del disco en Niceto.

 

I-E: Finalmente… ¿Cómo se hace para sacar tantas ideas de la galera?

M.D: Creo que lo que uno saca, no dice o como el beso que uno no da o como la palabra que no le dijiste a alguien mientras estabas ahí es perder oportunidades de sentir, de experimentar, de entristecerse o de vivir. En ese sentido, cuando alguna cosa funciona y te tira tantos indicadores de que hay algo está bueno escucharlo y de hacerlo aunque no sea lo más lógico o adecuado para el momento. Lo que uno siente es importante que prevalezca frente a cualquier otra cosa y, en ese sentido, cuando aparece una canción o en ese caso que apareció este espectáculo la idea siempre es escuchar.

Esto es como el amor, cuando uno deja de hacer cosas nuevas deja de renovarse y con la música pasa lo mismo. Afortunadamente tenemos la bendición de entregarnos plenamente, de poder tocarla y más que haya gente que le guste escucharla.