Engrillado final

Renzo Legnoverde y Sergio Giglio

Este domingo se define el campeonato del Turismo Promocional. Los 128 y las cafeteras tendrán su campeón. Cierre a pura emoción para un año con altibajos.

(Por  Juan Manuel Jara)

 

                Quedan pocos días. Los equipos están trabajando a pleno. Es la última cita del 2017. Este fin de semana, el autódromo municipal de 9 de Julio será el escenario de la definición del campeonato de la Clase 2 y de la Clase 3 del Turismo Promocional. Dos categorías que han transitado un año con altibajos, pero no por eso, falto de emoción y colorido.

                Sin dudas que es toda una fiesta la que una vez por mes reúne a pilotos, equipos y público para las competencias que siempre han sido atractivas, más allá de la mayor o menor presencia de autos en pista. La CD del  Automoto  Club Nuevejuliense viene desarrollando una esforzada tarea para mantener y explotar el mayor potencial del autódromo local. Las competencias de los 128 y las cafeteras son las “estrellas”. También se han sumado picadas, visita de Leyendas del TC, la presencia de una fecha de la F4 Nueva Generación, actividades complementarias como el Enduro Park, la dinámica y muestra de autos y maquinarias clásicas. Todo sirve para mantener encendida la llama y el motor de una pasión que supo tener tiempos de gloria.

                Mucha historia en el trazado del autódromo. Basta haber visto la emoción de Juan Manuel Landa cuando días atrás volvió a girar con su Dodge amarillo por el curvón peraltado. O la mirada de Antonio Aventín  perdida en la entrada de la recta rememorando lo que había sido su primera victoria en la legendaria categoría. Historia sobra. Pero claro, hoy es distinto. El sueño es el reasfaltado. La llave que va a permitir más actividad, más categorías. No es fácil. Es plata y voluntad, política más que nada. Pero en eso se está trabajando.

                Mientras, se cierra el año y hay que definir los campeones. Veamos que pasa en la Clase 2, la de los 128. Un 2017 intermitente en cuanto a la cantidad de participantes, que ha conocido mejores temporadas con más de cuarenta autos, pero que hoy  promedia 20/22 por carrera. La mayoría son pilotos locales, pero hay de Bolívar, Junín, Casares, Bragado, Rojas y Roque Pérez.

                Justamente, la lucha por el título estará entre Nahuel Sánchez, el piloto de Bolívar, y el local Renzo Legnoverde, ambos de muy buena temporada. Y el tercero en discordia es Sergio Giglio, de Roque Pérez. Sánchez viene de cuatro carreras impresionantes, con un auto que vuela en pista, y en la última competencia logró llegar al primer lugar del campeonato, desplazando por primera vez a Legnoverde, de buenas actuaciones  pero con una desafortunada performance en la fecha pasada. Entre ellos dos, de no mediar un imprevisto, seguramente estará el campeón de la temporada. Giglio está a la espera del tropezón de los dos de arriba que le permita ser el que se quede con el título.  Un par de ausencias y una rotura de motor conspiraron para que el piloto de Roque Pérez  no tuviera mejor desempeño. Pero aun así, sus cualidades al volante combinadas con un buen auto, lo mantienen ahí expectante, siendo protagonista en cada carrera. Un habitué del podio. Detrás de ellos, sin chances matemáticas, pero sí de subirse al podio están el ascendente y rápido Emanuel Zappa,  y Carlos “Tuta” Verna, todo lo optimista y batallador que el “cansado” motor de su 128  numero 3 le permita.

                Las cafeteras terminan el año a pleno. Una categoría que no había empezado bien. Poca cantidad de pilotos por carrera. Cinco, seis como mucho en las primeras fechas. Pero en las últimas tres se fueron sumando nuevos participantes. En la  pasada, once cafeteras salieron a pista. La mayor presencia de la temporada. Mucho tuvo que ver la localidad de Naón que hoy tiene cuatro representantes. Uno de ellos es Manuel Regueiro, piloto de pocas palabras, pero con chances matemáticas de luchar por el campeonato. Fantini, padre e hijo, se sumaron dos fechas atrás y en la última, debutó Marcelo Alonso, todos ellos oriundos de Naón. Basta ver los boxes de estos pilotos para darse cuenta que casi todo el pueblo los viene a alentar cada vez que salen a pista. Pero lo cierto es que esta temporada  los pilotos del  equipo de José Delgavio fueron los protagonistas indiscutidos. De hecho, Esteban Iraeta y Germán Delgavio son los que este domingo definirán el titulo. Atrás espera Regueiro. Claro que  Osvaldo D’stefano, Ezequiel Rossi y el veloz Ariel Hernandorena también darán batalla para, por lo menos, cerrar el 2017 en el podio.

                Lindo espectáculo para disfrutar un cierre de temporada a pleno, con ruido de motores, colorido y emoción. Bandera a cuadros para el año de los 128 y las cafeteras. Se definen los campeones. Y se baja el telón de dos categorías que siempre quieren más.  

               

 

 

FOTOS GENTILEZA MARIANO BOUFFLET

 

               

 

.