EMPRENDEDORES

¿Porque es importante el plan de Negocios?

(Por Lic. Gonzalo Merlo)

La importancia del plan de negocios para todas las empresas, es directamente proporcional al éxito del proyecto

En nuestro país hay muchísimas personas con ganas de emprender y con mucha creatividad, pero  lamentablemente, cuando ponen su negocio en marcha, fracasan estrepitosamente. La razón principal de este fracaso es porque no entendieron, desde el principio, conceptos tan fundamentales como rentabilidad o margen de utilidad, o bien en cuánto tiempo su negocio iba a comenzar a generar beneficios; es decir, no hicieron un Plan de Negocios.

 

¿Qué es un Plan de Negocios?

 

Un plan de negocios es un documento en el cual plasmamos, de manera ordenada, la manera como funcionará nuestro negocio. El objetivo del mismo, el mercado potencial, la competencia que enfrentamos, nuestros valores agregados y los productos o servicios que nuestra empresa aportará.

 

En él también se plasma la inversión inicial y cómo vamos a financiarla, así como la forma como pensamos posicionarnos en nuestro mercado objetivo. Pero quizá lo más importante es que incluye un estimado de las ventas (ingresos de nuestro negocio) y de los gastos (agua, luz, costo de ventas, etc.) que enfrentaremos en los primeros 12 meses, así como las proyecciones a 3 y 5 años. Lo cual a su vez nos permitirá darnos una buena idea de la rentabilidad que tendrá nuestro negocio y de cuánto tiempo tardará en empezar a generar utilidades.

 

Es importante mencionar que un plan de negocios puede contener distinto nivel de detalle. Para una microempresa quizá un documento de dos páginas sea suficiente. Pero para un negocio que dará empleo a otras personas y necesitará obtener financiamiento externo, es necesario elaborar un documento mucho más extenso.

 

¿Por qué es importante hacer un Plan de Negocios?

 

Primero porque nos permite entender desde el principio cuáles serán los gastos y costos a los que nos enfrentaremos. De esta forma, podremos saber cuánto necesitamos vender para llegar al punto de equilibrio (es decir, para lograr no perder, ní ganar…) y para que el negocio comience a dar utilidades.

 

Lanzarnos a poner un negocio sin tener esto bien claro, es como dar un gran salto al vacío, con los ojos vendados.

 

Pero además un plan de negocios es un documento indispensable en caso de requerir financiamiento, ya sea particular (buscar socios que le entren con nosotros) o bien a través de alguna institución financiera. Ninguna persona seria invertiría en un negocio que no tiene un plan de negocios bien hecho, detallado, que demuestre la rentabilidad potencial.

 

¿Cuándo se debería hacer un Plan de Negocios?

Esta herramienta es de gran ayuda y los momentos más importantes donde podemos empezar a usarla son:

 

1) Cuando comenzamos un negocio

Para elaborar un plan de negocios no existe una estructura exacta definida, sino que podemos adoptar la que mejor creamos conveniente de acuerdo a los objetivos que queramos alcanzar con el plan. ¿Quién se oculta detrás del mapa? Un emprendedor, que está buscando fondos para iniciar su aventura, pero antes de ir por el tesoro necesita del Capital para poner en marcha todo su equipo.

 

2) Cuando sos dueño de un negocio establecido y buscas ayuda

Un plan de negocios puede hacer que la empresa pase a la siguiente etapa; políticas como la misión, visón y demás pueden dar un estatus hacia la siguiente etapa, de ésta manera ofrecerás credibilidad a tus clientes a la hora de sus propuestas de negocio ó gestión de clientes.

 

3) Cuando necesitás determinar tus objetivos

Hay muchas cosas que debes incluir cuando escribes tu plan de negocios. Cuando lo hagas, no olvides incluir el tamaño de tu negocio y la razón de su existencia.

Al tener los objetivos claros, sabrás la meta que quieres llegar a pesar de las dificultades, podrás direccionar tu rumbo pero con el mismo fin; de a poco podrás ir escalando con objetivos específicos hasta formalizar tu cometido principal.

 

4) Cuando querés usarlo para llegar a una inversión determinada

Un plan de negocios no puede garantizarte que tendrás todo el dinero que requieres en determinado tiempo, especialmente durante la fase de startup. De algún modo, un plan de negocios  se usa para conseguir fondos que depende en gran medida de la negociación entre las dos partes. La parte del plan en la que describes tus necesidades financieras puedes considerarlas como tu argumento inicial.

 

¿Qué incluye un Plan de Negocios?

 

Un buen plan de negocios debe incluir los siguientes rubros:

 

  • Resumen ejecutivo. Aunque va al principio del plan, esto es lo último que se deberá escribir y además debe hacerse de manera muy cuidadosa, dada su importancia.

 

  • Descripción de la Compañía. ¿Qué es lo que hace, qué diferencia nuestro negocio de la competencia y el mercado objetivo al nos dirigimos?

 

  • Análisis del Mercado. Antes de abrir nuestro negocio, es esencial entender nuestra industria, el mercado y los competidores.

 

  • Organización y Administración de la Empresa. La forma como la empresa será constituida, los socios que tendrá y cuál será su estructura. También se puede incluir un organigrama así como el currículum de los socios y/o de los principales funcionarios que la manejarán.

 

  • Productos y Servicios. ¿Qué es lo que vendemos? ¿De qué forma beneficia a nuestros competidores? Contemos nuestra historia.

 

  • Ventas y Marketing. ¿Cómo pensamos vender nuestro producto o servicio? ¿Cómo pensamos posicionar a nuestra empresa en la mente de nuestros consumidores potenciales? ¿Cuál es nuestra estrategia de ventas?

 

  • Necesidades de Financiamiento. Si nuestra empresa necesita financiamiento externo (ya sea socios, o bien préstamos para empezar) necesitamos incluir toda la información necesaria.

 

  • Proyecciones financieras. Aquí es donde ponemos nuestros gastos iniciales, tanto los fijos (local, luz, agua, etc.) así como el costo de ventas (por ejemplo el costo de los insumos del producto que venderemos o el costo de generar el servicio que ofrecemos). Pero también nuestros ingresos estimados (volumen de ventas, precio unitario e ingreso total) así como la utilidad. Es importante incluir algunas razones financieras principales, tales como margen de utilidad, retorno sobre capital, entre otras.

 

  • Apéndices o documentos anexos, en caso de ser necesarios.