Electro dependientes

Cómo impacta el costo eléctrico en el campo según CRA

 

La entidad señaló que la Nación entrega cada Megavatio/hora a las provincias a un valor de $1170, es decir, a un 53% de su costo real, por lo que está “subvencionando un 47% del costo de generación y distribución”.

 

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) dio a conocer un análisis acerca del impacto de la energía como insumo clave en la producción agropecuaria.

Bajo el título Costo eléctrico, ¿dónde está el tumor? , CRA aseguró que, en mayor o menor medida todos “somos electro-dependientes”, sea para riego, enfriado, bombas para agua de bebida o maquinarias en general.

CÓMO COMENZÓ EL PROBLEMA

Para CRA, es una “necesidad inminente” explicar cómo se llegó a la situación actual, y se refirió a la discusión acerca de las tarifas que “necesitaban actualizarse” y la “dicotomía enorme entre lo cobrado en algunas provincias con respecto a Buenos Aires y también intra-provincialmente entre la Capital y el interior“.

Por eso, propuso como ejemplo al siguiente cuadro de situación actual:

Nación tiene un costo hoy de generación y distribución de $2170 por Megavatio/hora entregado, aproximadamente unos US$ 70, y el Ministerio a cargo de Javier Iguacel tiene el claro objetivo de reducir este a unos US$ 55. Por su lado, la Nación entrega este Megavatio/hora a las provincias a un valor de $1170, es decir, a un 53% de su costo real, o dicho de otra forma, la Nación está subvencionando un 47% del costo de generación y distribución a las provincias.

En este sentido, la entidad perteneciente a la Mesa de Enlace consideró que es “aquí donde parece radicar el principal inconveniente”.

“Durante la gestión del gobierno anterior se mantuvo planchado el precio de generación y distribución hacia las provincias, este fue el puntapié inicial para que las distribuidoras provinciales ejercieran su capacidad de monopolio y empezaran a subir los precios bajo el concepto de excedente del consumidor, sin preocuparse por una mejora en sus procesos o eficiencia”, analizó.

Y aseguró que, de esta manera, se generaban “grandes ingresos para las cajas provinciales y gremiales, donde los sueldos de algunos de sus empleados opacan los de un ministro de la Nación”. “Se fueron convirtiendo en cajas políticas, y la metástasis generalizó la corrupción, la falta de una mirada realmente social en la gestión y una mejora para la sociedad en su conjunto. En algunas provincias esto se manifiesta con incrementos del 201% en el Megavatio/hora por sobre el valor ingresado por la Nación“, sostuvo.

“La corrupción, las ineficiencias, los clientelismos, las cajas oscuras, la falta de eficiencia y de trabajo a conciencia, está generando un sobrecosto a toda la sociedad“, concluyó CRA.